Connect with us

Actualidad Política

El chisme como necesidad de socialización

Soy descendiente de ucranianos y de italianos. Integré, en una época, la comunidad evangélica eslava de Lanús, vulgarmente conocidos como «la rusada». La rusada posee una red de espionaje heredadade la KGB y el arte de lograr que todos sus elementos contribuyan al chisme colectivo. Cuando uno está adentro se siente bastante hinchado las pelotas, porque está todo el tiempo expuesto y la vida privada pasa a ser un tema público. No sólo queda uno expuesto, si no que sobre la vida de uno hay 100 apreciaciones de cristianators que predican las virtudes o pecados de tu andar.

Admito que en la época me rompía soberanamente las pelotas y que me parecía algo propio de una manga de infelices. A medida que fui profundizando mis estudios antropológicos, principalmente en el campo de la etnología, descubrí que el chisme cumple una función social clave: es una expresión de la necesidad de socialización mediada por la falta de contenidos vinculantes originales. Sugiero leer al respecto: «Grooming, gossip, and the evolution of language» de Robin Dunbar.

 

En este marco del chisme como forma de canalizar la necesidad de comunicación de un grupo a fin de mantenerlo cohesionado, honestamente, el chisme pierde su relevancia en relación a su contenido y evidencia la necesidad de socialización o bonding del grupo.

Dunbar maneja lo que se conoce como el «gossip hypothesis», que puede sintetizarse en las siguientes nociones:

«The central argument revolves around four key points: (1) among primates, social group size appears to be limited by the size of the species’ neocortex; (2) the size of human social networks appears to be limited for similar reasons to a value of around 150; (3) the time devoted to social grooming by primates is directly related to group size because it plays a crucial role in bonding groups; and finally, (4) it is suggested that language evolved among humans to replace social grooming because the grooming time required by our large groups made impossible demands on our time. Language, I argue, evolved to fill the gap because it allows us to use the time we have available for social interaction more efficiently.»

«Eventually, even this form of communication (vocalization) would have exhausted its capacity to bond groups. A more efficient mechanism for bonding was needed to allow group size to continue its upward drift. At this point, the vocalizations began to acquire meaning. But the content was largely social: gossip had arrived. This need not have involved any dramatic change, for as the studies by Seyfarth and Cheney have shown, primate vocalizations are already capable of conveying a great deal of social information and commentary. «

Por este motivo trato de abstenerme de chusmear. Supongo que es una cuestión de contenidos. La necesidad principal es la de relacionarse. Si bien uno puede ir refinando la aproximación en función del nivel de información y la formación intelectual del otro, al final del día, nos estamos vinculando y esa es la necesidad fundamental.

Hablar de otros es, en definitiva, la forma más precaria de dar respuesta a la necesidad de relacionarse. Por este motivo, nadie debería ofenderse por un chisme dado que implicaría desconocer que se trata de un acto autorreferencial o endogámico por definición: «Necesitamos amigos y no tenemos una forma mejor de conseguirlos» o dicho de una forma más técnica, es un mecanismo de defensa orientado a cohesionar a un grupo.

Es un tema fascinante cuando se lo aborda desde la óptica antropológica dado que nos permite entender mejor por qué hacemos lo que hacemos. Quizás cuando uno entiende la naturaleza del chisme, tiene la posibilidad de replantearse si quiere o no seguir usando esta función tan primitiva.

En lo personal, prefiero la acción. Que el chisme le quede a quienes no tienen nada mejor que decir o hacer.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad Política

Máximo Kirchner y Alberto Fernández discutieron sobre la PBA

Alberto Fernández y Máximo Kirchner

Alberto Fernández, Máximo Kirchner y los intendentes volvieron a reunirse esta vez en San Antonio de Areco, el distrito que gobierna el ultrakirchnerista Francisco “Paco» Durañona, en un encuentro que solo puede leerse en clave electoral.

Alberto Fernández y Máximo ya se tomaron otras fotos con los jefes comunales en las últimas semanas. El tablero político está en ebullición desde que Cristina Kirchner anunció que compite, pero como candidata a vicepresidenta. En los municipios, la confirmación de la fórmula precipitó algunas jugadas.

Ahora, los intendentes, que también quieren poner a un candidato a gobernador por la provincia de Buenos Aires, están en negociación permanente con Máximo Kirchner y la cúpula del kirchnerismo, que promueven para esa pelea al exministro de Economía Axel Kicillof

Para fuentes de Unidad Ciudadana, el candidato saldrá de tres nombres: Kicillof y los intendentes Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y Verónica Magario (La Matanza). Lo único que podría modificar este escenario, dicen ellos mismos, es un acuerdo con el líder del Frente Renovador, Sergio Massa. “En ese caso, él podría ser el candidato”, admiten cerca de Cristina Kirchner

Hasta ahora, Massa solo dijo que su candidatura a presidente sigue firme y por Alternativa Federal. Pero el FR tiene un congreso en menos de una semana donde resolverá cuál será su estrategia electoral.

La elección de Areco también fue un gesto a “Paco” Durañona, que había quedado algo molesto porque lo habían dejado afuera de la foto de Kicillof, Máximo y otros intendentes en Avellaneda.  Hubo asado, charla y foto. Este sábado 25 de mayo se viene el acto en Merlo, donde se mostrará por primera vez el binomio que pretende disputarle a Mauricio Macri la elección presidencial.

En Areco estuvieron, entre otros, Gustavo Menéndez, Ferraresi, Fernando Gray, Juanchi Zabaleta, Martín Insaurralde, Juan Pablo de Jésus y Mario Secco.

Continue Reading

Actualidad Política

Juan Carlos Gemignani renuncia a la Cámara de Casación

Juan Carlos Gemignani

El juez de la Cámara Federal de Casación Penal, Juan Carlos Gemignani, renunció esta mañana a la presidencial de ese tribunal, acorralado por las denuncias de violencia de género y otros escándalos que protagonizó en los últimos tiempos. El magistrado presentó su dimisión luego de que siete de los trece integrantes de la Cámara convocaran a una reunión urgente para analizar hoy su desplazamiento.

Juan Carlos Gemignani había presentado esta semana un descargo por escrito ante el Consejo de la Magistratura, en donde la Comisión de Disciplina lo había citado para que diera explicaciones por haber ordenado la detención de una secretaria por desobedecer una orden suya. En el texto intentó justificarse diciendo que actuó «bajo error». Los argumentos fueron considerados por la mayoría de sus pares como insuficientes e incluso hubo quienes llegaron a plantear que mostraron desconocimiento del Derecho y las circunstancias para ordenar un arresto.

Poco después se conoció la convocatoria a reunión de sus pares de Casación. La resolución que lo convocaba estaba firmada por Angela Ledesma, Ana María Figueroa, Alejandro Slokar, Marino Borinsky, Javier Carbajo, Gustavo Hornos y Guillermo Yacobucci, quienes se autoconvocaron el para estudiar la situación. “El 24 de mayo a las 9 nos reuniremos en acuerdo general a los efectos de tratar la continuidad en el cargo del presidente del cuerpo y su consecuencia”, expresaba el texto de la convocatoria.

Tras esta decisión, Carlos Mahiques se convirtió en el nuevo presidente de la Casación.

Gemignani fue denunciado por un escándalo ocurrido en julio de 2016, cuando ordenó detener a una secretaria. Por ese hecho, fue convocado a dar explicaciones por el Consejo de la Magistratura. No se presentó personalmente, se limitó a dar explicaciones a través de un escrito.

Aunque fue sobreseído penalmente, Juan Carlos Gemignani está acusado de «falta de consideración y el respeto debido a otros magistrados, funcionarios y empleados judiciales», «actos ofensivos al decoro de la función judicial», «negligencia en el cumplimiento sus deberes, así como de las obligaciones establecidas en el Reglamento para la Justicia Nacional» y «violencia de género«.

Continue Reading

Actualidad Política

Reino Unido: Renunció Theresa May

Theresa May anuncia su dimisión

Theresa May anunció hoy que abandona el cargo de primera ministra del Reino Unido luego de que su gestión de tres años fracasara en todos sus intentos de lograr un acuerdo para que el Parlamento vote el Brexit.

Como anticipó la prensa británica, la primera mujer en ocupar el cargo de primera ministra desde Margaret Tatcher dejará el 10 de Downing Street el próximo 7 de junio, para que su Partido Conservador pueda elegir a un nuevo líder. La funcionaria saliente espera que su sucesor logre el apoyo suficiente para cumplir el mandato de abandonar la Unión Europea, tras el referendum del 23 de junio de 2016.

«Creo que era correcto perseverar incluso cuando las posibilidades de fracasar parecían altas, pero ahora me parece claro que en el interés del país es mejor que un nuevo primer ministro lidere ese esfuerzo», afirmó en una declaración ante la prensa visiblemente emocionada

Tras la decisión, May seguirá en su cargo mientras el Partido Conservador elige a un sucesor, algo que podría prolongarse por hasta ocho semanas. De acuerdo a distintos relevamientos, el favorito para tomar el cargo sería el exalcalde de Londres, Boris Johnson, a quien el Partido ve con la capacidad, carisma y popularidad necesarios para enfrentar la situación.

La Primera Ministra del Reino Unido se aferró intensamente al poder, a pesar de sufrir repetidos contratiempos en su proyecto político incluida una apuesta electoral que salió mal y tres derrotas parlamentarias humillantes por el acuerdo de distanciamiento que pasó dos años negociando con la Unión Europea.

En su último intento para lograr su plan del Brexit, May había sumado la posibilidad de que hubiera un segundo referéndum y mantener con la Unión Europea de forma temporal una unión aduanera, pero incluso sus funcionarios más fieles se negaron a acompañarla en la propuesta, y se vio en soledad.

«Siempre lamentaré no haber sido capaz de sacar adelante el Brexit», aseguró May. «Mi sucesor deberá lograr en el Parlamento el consenso que yo no he alcanzado, pero para ello todas las partes deberán estar dispuestas a comprometerse».

Posibles sucesores en el Reino Unido

  • Boris Johnson

El ex alcalde de Londres confirmó el jueves que sería candidato al cargo de primer ministro y, según las casas de apuestas británicas, es el gran favorito.

Carismático, popular y políticamente hábil, «Bojo», de 54 años, fue uno de los artífices de la victoria del Brexit en el referéndum de 2016.

Nombrado ministro de Relaciones Exteriores inmediatamente después por May, criticó de manera constante su estrategia en la negociación con Bruselas y acabó dimitiendo en julio para convertirse en uno de sus más feroces rivales.

Es popular entre las bases conservadoras pero menos entre sus colegas diputados, que le reprochan algunas meteduras de pata y un cierto diletantismo.

  • Andrea Leadsom

Hasta hace poco ministra encargada de las Relaciones con el Parlamento, Leadsom, de 56 años, había anunciado el miércoles su dimisión asestando un duro golpe a May que aparentemente contribuyó a su propia decisión de dejar el cargo.

Firme defensora del Brexit, Leadsom había sido finalista en la carrera de 2016 para reemplazar a David Cameron que llevó a May al poder.

Admiradora de Margaret Thatcher, trabajó tres décadas en la City, el corazón financiero de Londres. Empezó a forjarse un nombre durante la campaña del referéndum, cuando era secretaria de Estado de Energía, defendiendo con pasión la salida de la UE sin perder la calma ni la sonrisa.

Podría surgir como la candidata de consenso.

  • Michael Gove

Ministro de Medio Ambiente y enemigo jurado de los plásticos desechables, este euroescéptico de 51 años, es uno de los más férreos defensores del Brexit en el seno del gobierno de May.

Pero a la hora de entrar en la carrera por el liderazgo, podría costarle cara su poco ventajosa reputación de traidor de sus amigos políticos: mano derecha de Boris Johnson durante la campaña del referéndum, le retiró su apoyo cuando este pugnaba por la jefatura del gobierno para presentar su propia candidatura antes de ser eliminado.

Podría ser elegido gracias a la flexibilidad de sus posiciones.

  • Jeremy Hunt

El ministro de Relaciones Exteriores, Jeremy Hunt, de 52 años, defendió permanecer en la UE en 2016, antes de cambiar de opinión decepcionado por la actitud «arrogante» de Bruselas en las negociaciones.

Este ex empresario que habla fluidamente japonés se ha forjado una reputación de persona que no teme a los retos, tras haber presidido durante seis años el destino de un Servicio Nacional de Salud (NHS) enfrentado a una profunda crisis.

  • Dominic Raab

Ardiente defensor de la salida de la UE, este aficionado al karate y al boxeo, de 45 años, antiguo abogado especializado en derecho internacional, fue brevemente ministro para el Brexit entre julio y noviembre de 2018.

Euroescéptico convencido, dimitió por su desacuerdo con el texto negociado por May con la UE, que considera «malo para nuestra economía y nuestra democracia».

Es una de las figuras de la nueva guardia conservadora.

  • Sajid Javid

Ex banquero de negocios e hijo de un conductor de autobús paquistaní, el ministro del Interior Sajid Javid, de 49 años, es la cara de un Reino Unido moderno y multicultural.

Nombrado en abril de 2018 ministro del Interior, se ha ganado el respeto por su manejo de un escándalo sobre el trato a los hijos de los inmigrantes caribeños conocido como la generación Windrush.

Es partidario del thatcherismo y del libre comercio, pero a pesar de haber sido euroescéptico se pronunció contra el Brexit en el referéndum de 2016.

  • Amber Rudd

Elegida diputada en 2010 tras una carrera en las finanzas y el periodismo económico, acompañó a May en su ascenso al poder, un apoyo que le dio frutos: primero la cartera de Interior y después la de Trabajo.

Con una reputación de trabajadora y eficaz, Amber Rudd, de 55 años, podría verse perjudicada por su reputación de proeuropea.

Continue Reading

Politicos.com.ar © 2018