Connect with us

Actualidad Política

Puntos de partida para la acción liberal en la Argentina

Lo cierto es que hay diferencias metodológicas que nos separan a varios de nosotros, que responden en realidad a diferencias de tipos gnoseológicas,  ontológicas y, en algunos casos, epistemológicas. No pienso, en este escrito, enfocarme en esas diferencias si no, muy por el contrario, partir del presupuesto que todos compartimos la visión de que la filosofía de la libertad, inspirada en los valores del respeto del individuo, la responsabilidad, la solidaridad conforman los puntos fundamentales para disfrutar de los beneficios de una sociedad argentina abierta, rica e inclusiva.

Sobre esta base, me propongo ofrecer algunas observaciones acerca del contexto político-social-histórico en el que nos encontramos y, a mi criterio, los posibles cursos de acción que tenemos. Ante estas propuestas (que son sólo enunciativas y bien pueden aparecer otras), propongo orientar el debate en la próxima reunión del grupo que, reuniéndose por segunda vez, carga con el mandato de dar una respuesta a las pretensiones enunciadas en la reunión fundacional, hacia dar una respuesta política-orgánica a la pulsión liberal en la Argentina.

Quisiera que podamos consensuar una estrategia política y trabajar mancomunadamente para transformar la sociedad argentina. Mi aporte tras muchas horas de reflexión, estudio y autocrítica:

¿Por qué luchamos?

Esta es la pregunta central a la que debemos dar respuesta. Lo evidente y lo fundamental es transformar la realidad argentina. Entendiendo por realidad los esquemas institucionales, los valores, las reglas de juego, en fin, en dos palabras: las relaciones de poder. Tenemos una visión de lo que es deseable y queremos implantarla o tender en esta dirección. Todo aquel que no asuma ese deseo como propio, no es político y no merece un lugar en esta mesa política. De hecho, es funcional al statu quo y será mejor perderlo en la puja política por venir.

Y cómo se transforman las relaciones de poder? Con poder. Qué queremos entonces? Poder. Y acá planteo poder como capacidad transformadora, creadora, de influencia. Sugiero leer a Foucault si la noción de poder les hace ruido. Hay que sacar del oscurantismo de la moralina a estas nociones. Y, les ruego, dispénsenme la aceptación provisoria (en caso que no la compartan) de esta idea para poder elaborar juntos lo que sigue.

Es en este esquema de puja por el poder, donde debemos definir la estrategia que vamos a perseguir. Queremos una revolución (cambio de un paradigma por otro) o una reforma (modificación del paradigma vigente)? Algunos de nosotros venimos trabajando en pos de la revolución, otros en aras de la reforma y algunos somos más indefinidos o mixtos. Es decir, tenemos 2 pulsiones en juego (no creo en las formas puras, reconozco que todos construimos en ambos sentidos, pero hay siempre una pulsión dominante), la reformista o la revolucionaria.

La una y la otra representan dos proyectos muy diferentes y, consecuentemente, demandan estrategias y  hasta marcos teóricos distintos.

¿Por quién luchamos?

En mi visión de las cosas, creo en la democracia republicana por sobre un modelo autárquico. No creo en la sacralidad de los “valores fundamentales”, si no que los entiendo en clave social como conflicto de intereses. Y no creo que tengamos los recursos necesarios para imponer, ni implantar nuestra visión de las cosas. Y, honestamente, no me gusta nada la idea de imponerlo.

Partir de una visión iusnaturalista, sea inspirada en la religión o sea inspirada en “la razón” no da cuenta de las complejidades de la puja política. Sirve, en todo caso, para fundamentar la posición personal ante la propia conciencia pero descreo absolutamente de la eficiencia de operar con un discurso de esta naturaleza. Por la sencilla razón que nos pone en pie de igualdad a cualquier otro apriorismo y hoy luchamos contra un esquema de este tipo, pero que a su vez sabe relativizarnos cuando sus «porque sí» no alcanzan. Y vamos en franca desventaja y no contamos con los recursos para posicionar nuestro discurso y nuestra explicación por sobre la del otro.

Pecamos, creo, de cierto fetichismo de la libertad. Pensamos que tenemos la solución que todos están buscando y que bajamos con la verdad revelada que los impíos necesitan para redimirse ante si mismos y alcanzar así su felicidad. Somos soberbios. Vemos infelicidad donde no la hay o, lo que es peor, pensamos que hay algún bien aún más deseable que ser feliz para las personas. Sobre este tema, reconozco, me abrió los ojos Martín Simonetta y es un tema que, en general, los liberales hemos pasado por alto. La felicidad es el verdadero parámetro de éxito de un paradigma y, por más que nos pese, el populismo con su pan y circo hace un gran trabajo manteniéndola (aunque sabemos que posee dificultades de proyectarse en el tiempo sin violencia o sin dilapidar los recursos de la sociedad). Los problemas que tiene la gente no son los problemas que normalmente vemos. Dejémonos de romper las bolas.

No lo hacemos por la gente. Lo lamento, pero no lo hacemos por la gente. Nunca vi a un liberal escuchando (quitando el loable caso de Marcos Hilding Olhsson en San Isidro que merece el mayor de los respetos). Nos hemos vuelto maestros del habla, del monólogo, nos hemos excluido solos de los debates (y los zurdos han hecho lo suyo, pero fundamentalmente es culpa nuestra). Somos como la abuela que anuncia que todos se van a ir al infierno y ese momento no llega; y si llega lo que dijo la abuela importa poco porque estamos en un quilombo y hay que salir. No se trata de tener razón, asumámoslo. Se trata de tener poder para sostener la razón propia.

¿Qué estamos haciendo?

Como sostuve antes, tenemos dos caminos: el revolucionario o el reformista.

Ahora, me animo a decir que el revolucionario es inconducente y una franca pérdida de tiempo. No tenemos los recursos de ningún tipo para llevar adelante un programa de ese tipo y sólo es sostenible con violencia. Lo lamento, pero sus condiciones de posibilidad son similares a las del comunismo, son utopistas. Podemos esperar como un Marx que el capitalismo se supere y se “purifique” o podemos plantear tirar al sistema por la borda y cambiarlo por otro a punta de pistola. Honestamente, ambas estrategias me parece inverosímiles una por mística (esperando a un “hombre nuevo”, iluminado), la otra por ser lisa y llanamente contraria a, al menos, mi visión de la libertad.

Tenemos que dejarnos de joder con visiones ahistóricas de nuestro fracaso o, lo que es peor, negar que hemos fracasado. Porque no es otra cosa, el “programa liberal” fracasó, no supo instalarse o no supo sostenerse. Fracasó por negarse a replantearse sus bases, sus métodos y sus formas. No hemos sido capaces de acompañar a los tiempos y a los cambios y las reglas del juego cambiaron. Ya no podemos pensar la sociedad desde una lógica maniquea, no podemos usar un lenguaje segmentario, no podemos seguir peleados con lo que pasa a nuestro alrededor.

Retomando el mandato que nos fue encomendado, creo que debemos proponer una solución a la demanda de representación política. Y la sensatez en la respuesta depende fundamentalmente de las probabilidades de éxito de la misma, es decir, de su eficacia. Y, si somos responsables frente a nuestros representados, agregaré de su eficiencia (hemos derrochado y derrochamos, muchos no soportamos un análisis de ROI – Return of investment).

¿Qué podemos hacer en Argentina?

Creo que tenemos tres alternativas reformistas para contemplar:

  1. Fundar una fuerza política orientada a ganar elecciones y a amasar poder para transformar la realidad.
  2. Constituirnos como una línea interna en algún partido con peso electoral para crecer dentro de su estructura (personalmente sugiero al PRO, más allá de mis diferencias con Macri y cia.)
  3. Replantear los proyectos existentes, por ejemplo, redefiniendo el objetivo y la dinámica en torno al punto 1.

El resto, mis estimados, es a mi humilde opinión una cruzada quijoteana a mediano o largo plazo (en el mejor de los casos). No obstante, como hermano y socio en la causa los acompañaré en cualquier aventura que intenten. (Y diré, intentemos). Espero puedan receptar de buena gana mi preocupación y ayude a ampliar el debate.

Es momento para repensar en conjunto una estrategia central, lo cual no implica de forma alguna descuidar las iniciativas individuales. Para quienes no entiendan cómo se puede formar parte de un todo más grande sin perder la individualidad, sugiero ver a los Transformers o a los Power Rangers.

Les mando un fraternal abrazo,

Yamil Santoro

PD: el que me tire en los comentarios la mejor combinación de organizaciones liberales que representen a los battlezords de los Power Rangers le doy un premio y una mención especial.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad Política

Alberto Fernández, precandidato a Presidente, CFK a Vice

Cristina Fernández y Alberto Fernández compartieron el Gobierno

Cristina Kirchner sorprendió a todos y anunció este sábado que será candidata a vicepresidente en una fórmula que encabezará Alberto Fernández.

Así, la actual senadora se bajó de la candidatura presidencial y explicó que le ofreció ser candidato al ex jefe de gabinete de Néstor Kirchner. «Le he pedido a Alberto Fernández que encabece la fórmula a presidente que integraremos juntos, él como candidato a presidente y yo como candidata a vice en las PASO».

En el mensaje, recordó que conoce a Alberto Fernández desde hace más de 20 años y reconoce que con el dirigente tuvieron diferencias. «Fue jefe de Gabinete de Néstor (Kirchner) durante toda su presidencia, lo vi junto a él decidir, acordar y buscar la mayor amplitud posible. Fueron tiempos muy difíciles, pero estos que estamos viviendo son dramáticos. Nunca tantos y tantas durmiendo en la calle», sostuvo la senadora nacional.

El mensaje, de casi 13 minutos, titulado «En la Semana de Mayo, reflexiones y decisiones. Sinceramente Cristina», comienza diciendo: «Hoy sábado 18 comienza la Semana de Mayo y el próximo 25 se cumplen 16 años del día en que Néstor asumió como presidente de un país devastado».

«Quiero dirigirme a mi compatriotas para compartir reflexiones y decisiones», inicia la ex presidenta el mensaje grabado, en el que destaca que «nunca me desvelaron los cargos políticos ni fueron mi principal motivación».

«Después de haber sido dos veces presidenta de este país, la expectativa o ambición personal están subordinadas al interés general», indicó la senadora de Unidad Ciudadana, antes de dar a conocer su decisión de presentarse como candidata a vicepresidente.

«El mundo es distinto y el país también», enfatizó Cristina Kirchner, quien planteó dar «nuevas respuesta a los nuevos desafíos».

La candidatura de Cristina Kirchner llega a días del inicio del primer juicio oral contra la expresidenta por la supuesta corrupción en la obra pública de Santa Cruz. El caso había despertado una fuerte polémica por una medida de la Corte Suprema que generó incertidumbre sobre la postergación del juicio, que finalmente se confirmó para este martes 21 de mayo.

Ante la decisión de CFK de postularse a vicepresidenta, otro de los candidatos a presidente dentro del kirchnerismo, Agustín Rossi, decidió bajar su candidatura presidencial para acompañar a la fórmula Fernández-Kirchner.

Sobre el sorpresivo anuncio, el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, aseguró: «No me corresponde analizarlo, yo no voy a opinar del tema, lo que importa es que en octubre podamos oponer a este gobierno un camino de salida, no seguir hablando de la grieta».

Continue Reading

Actualidad Política

Violencia de género: conferencia y disertación

Jornada sobre violencia de género

Con la finalidad de poner de manifiesto la necesidad de concientizar sobre la Violencia de Género de empoderamiento y de capacitación, así como de asesoría especializada que precisan las féminas que optan por dar vida a sus proyectos profesionales, que muchas veces son también, los personales, la Asociación de Profesionales y Representantes de Emprendedores y Empresarios Afines se complace en invitarte al desayuno sobre la Violencia a la Mujer.

Fecha del evento: 18/05/2019.

Horario: 10 a 12 AM.

Lugar: Confitería The Rozz (Avenida Medrano 152 CABA).

Auspicia: Taller Legal, APREEA y Emprender

Temario

10:00 hs – Bienvenida a cargo del Dr. Chiesa Juan Pablo10:05 h – Disertación a cargo de Camila Carnes y Estefanía Bembi (Especialistas en violencia de la Mujer)
Violencia Familiar Ley 24.417
Violencia contra las mujeres. Tipos de Violencia
Ciclos de Violencia o espiral. (fase de agresión, de tensión y de reconciliación)
1050 h – Charla con Milagros Sanchez sobre la visibilizacion de la problemática y la deconstrucción cultural
1120 h – Charla con el Dr. Juan Pablo Chiesa sobre violencia en el ámbito del Trabajo “mobbing” o acoso laboral. El techo de Cristal “un castigo inadmisible”
1145 h – Consultas, preguntas, dudas.
12:00 h – Fin del evento.

Durante el evento, se abordaron diversas temáticas a desarrollar durante el año; entre ellas, la contención psicológica, estrés, violencia y acoso laboral, el empoderamiento de y para las emprendedoras, autoestima y trabajo en equipo, mitos en torno al techo de cristal, entre otros.

Protección integral para una vida sin violencia y sin discriminación.

Se entregara material e información en papel sobre la temática y material importante para que lleven a sus casas.

Te pedimos que confirmes tu asistencia completando el formulario de inscripción o bien mándanos tu nombre y apellido al (WhatsApp) 115 980 3777. (Consumición mínima $100 incluye desayuno). ¡Entrada GRATIS!

Continue Reading

Actualidad Política

Ciudadanos Libres y la puja con el GCBA

Un fallo de primera instancia de la Justicia en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires, ordenó al gobierno de Rodríguez Larreta a identificar públicamente, quienes son los docentes de escuelas de CABA sumariados en los últimos cinco años, indicando el establecimiento en el que se desempeñan.

La Ciudad, se había negado a brindar dicha información, ante el pedido efectuado por la ONG Ciudadanos Libres, que preside el abogado José Magioncalda, quien es, además, dirigente de la coalición Republicanos que lidera Darío Lopérfido.

El letrado festejó el fallo en su cuenta de twitter, sosteniendo que “Donde @horaciorlarreta y la mafia sindical docente quieren oscuridad, nosotros ponemos transparencia”.
La sentencia aún no se encuentra firme y podría ser apelada.
Ver texto completo

Continue Reading

Politicos.com.ar © 2018