¡Liberen las drogas! (de venta libre)

Las corporaciones suelen causar estragos cuando los gobiernos ceden ante sus presiones. En el caso argentino esto resulta evidente al analizar las consecuencias de la ley 26.567 que legisla acerca de los medicamentos de venta libre establece que » La preparación de recetas, la dispensa de drogas, medicamentos, incluidos los denominados de venta libre y de especialidades farmacéuticas, cualquiera sea su condición de expendio, sólo podrán ser efectuadas en todo el territorio de la Nación, en farmacias habilitadas.»

La postura paternalista de los gobiernos lejos está, en muchos casos, de hacerle un favor al ciudadano y beneficia a corporaciones.

¿A quién beneficia que una aspirina sólo pueda ser vendida en una farmacia habilitada? A nadie, salvo al farmacéutico, usted lo termina pagando probablemente más caro o tiene que viajar más para poder acceder a lo que necesita. La excusa de velar por la seguridad o por el asesoramiento es insensata dado que habitualmente nadie le da a uno demasiadas explicaciones cuando compra un analgésico de «venta libre». Por ende es falsa la protección en este sentido, si uno quisiera más información va a buscar a un vendedor más informado o calificado o, mejor todavía, consulta en internet. En cuanto a la adulteración de medicamentos este delito que puede acarrear consecuencias civiles y penales graves lejos está de poder ser una práctica extendida y susceptible de ser sostenida en el tiempo. Salvo que sostengamos que los kiosqueros son psicópatas veo inviable justificarlo por esta vía.

Así que mientras Argentina asume una de las peores prácticas en relación a los medicamentos «de venta libre» cabe analizar el camino que han tomado otros países. Por caso cito a EEUU donde la FDA (Food and Drugs Administration) tiene competencia sobre la materia, la distinción entre drogas de venta libre o de venta sobre el mostrador (OTC – Over The Counter drugs) fue efectivizada mediante la Durham-Humphrey Amendment. Las drogas que no son peligrosas dado que el paciente puede:

  • Autodiagnosticarse
  • Autosuministrarse
  • Autoadministrarse

Cualquier droga que califique como GRASE (Generally Recognized As Safe and Effective) puede calificar para ser vendida como OTC. ¿Por qué? porque consideran que las personas no son estúpidas y suicidas entonces no tiene sentido limitar la venta a lugares que, en términos reales, no ofrecen mayores garantías para este tipo de drogas de uso habitual.

Otra estupidez es limitar la venta de golosinas en farmacias, es la contracara de nuestra absurda legislación en torno a los medicamentos de supuesta «venta libre».

Liberen las drogas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here