Connect with us

Nota de Opinión

¿Es Hamás una organización fundamentalista?

A razón del presente conflicto en la franja de Gaza, y como ha venido sucediendo cada vez que aparecen en los tabloides menciones a los grupos islámicos del momento, algunos analistas y comentaristas se preocupan – por lo menos en teoría – de tomar una visión desapasionada de la contienda, y catalogar, en este caso a Hamas, con etiquetas que por sí solas no le presten justificaciones a una parte u la otra. Veámoslo con un ejemplo. Si usted emplea la palabra “resistencia” para adscribir a los militantes en cuestión, usted está repitiendo un discurso marcadamente propalestino. En oposición, si para hablar de lo mismo usted prefiere hablar de “fundamentalistas” o “terroristas”, se concederá hoy por hoy que está siendo tendencioso en favor de la versión israelí.

Para salvar este problema, desde hace por lo menos dos décadas se utiliza extensivamente el concepto neutro de islamismo o islam político para describir a los grupos beligerantes, que como Hamas, lanzan campañas y proyectos políticos sobre una poderosa labia religiosa con la cual amasan legitimidad. Reconocidos autores en la materia como los franceses Olivier Roy y Gilles Kepel desarrollan que en muchos aspectos el fenómeno contemporáneo del islamismo se constituyó sobre las bases y los fracasos de los nacionalismos árabes convencionales, sobre todo los de orientación socialista. A pesar del populismo de Nasser en Egipto, la industrialización en Argelia bajo Boumediene, o la retórica religiosa de los Assad en Siria, lo cierto es que los partidos fuertes y seculares no han podido saldar muchas de las deudas pendientes de una modernización acelerada, como garantizar el pleno empleo, apalear las diferencias sociales entre el campo y la ciudad, y desde ya, poner freno a la corrupción o abrir las puertas del juego político a fuerzas contrincantes.

A partir de estas consideraciones, toda una rama de especialistas, entre ellos Azzam Tamimi, John Esposito y John Voll, entienden al islamismo como una respuesta autóctona natural a los acontecimientos y desafíos de la modernidad. Para simplificar y sin ir más lejos, para ellos el islamismo es a Oriente Medio lo que el indigenismo es a América Latina. Se trata de movimientos que apelan a la sociedad a cuidar más estrechamente los vínculos y tradiciones que la unen con los tiempos previos a la colonización europea. En este sentido, estos autores generalmente resaltan que el llamado religioso de estos grupos es algo más incidental que ideológico propiamente constituido. Sostienen de este modo que grupos como Hamas no se creen literalmente todo lo que dicen las fuentes que sus clérigosenarbolan, al menos no necesariamente, y que en cambio utilizan al islam porque refleja una actitud más sincera con los orígenes o costumbres locales. En otras palabras, el islamismo se ocuparía en el fondo de las mismas necesidades terrenales que las plataformas mayormente secularizadas.

Existe amplia evidencia que da sustento a esta visión, especialmente si se considera que las ramificaciones de los hermanos musulmanes, y Hamas no es la excepción, comenzaron en sus orígenes como organizaciones de beneficencia, y que gracias a esta, y no al islam per se, lograron eventualmente masificarse.

Usted verá que hoy en día muchos medios de comunicación hacen eco de esta línea argumentativa en sus informes y columnas. Para muchos occidentales, los argumentos de las bancas que sostienen que la religión es un elemento de peso en la ideología de tales grupos caen como exagerados, y hasta veces como xenófobos o discriminatorios. Pues claro, tan está uno acostumbrado a vivir en sociedades donde existe separación institucionalizada, consensuada, legitimada entre Estado y religión, que uno podría presumir que el resto del mundo opera con las mismas normativas de aparente sentido común. Esto ha dado lugar a que hablar de “fundamentalismo” o “extremismo” religioso se haya vuelto para muchos sectores algo políticamente incorrecto dado que escondería prejuicios hacia la fe musulmana. Sin embargo, dejando de lado la teoría, la realidad es que la religión sí importa, y que de hecho ocupa un lugar predominante que no debe ser subestimado solamente porque su papel en Occidente se haya visto minimizado.

Yihadismo violento pero “moderno”

Eventos recientes como las atrocidades cometidas por los milicianos del Estado Islámico (de Irak y el Levante), o EIIL (por sus siglas castellanas), han puesto de manifiesto – aunque a criterio personal no con la suficiente atención que el asunto se merece – la atracción que la religión ejecuta en las mentes de los individuos, y cómo facilita o puede conducir a la articulación de una ideología totalitaria. El quid de la cuestión estriba, en que mientras el devenir histórico de las sociedades europeas condujo a la separación entre regnum y sacerdotium, al analizar la historia del mundo islámico uno caerá en la conclusión de que semejante separación nunca fue perseguida ni instruida hasta llegada la tutela de las potencias coloniales desde el siglo XIX en adelante. Por ello resulta a veces incomprensible para el occidental promedio sopesar el peso verídico del islam en si solo en las sociedades musulmanas. Gracias a esta falta de información – o mejor dicho – gracias a la falta de interés por estudiar los particularismos históricos de cada región, sectores relacionados con la izquierda frecuentemente tildan tal postura como un absurdo. Si usted presupone que todos los seres humanos se comportan en base a las mismas preferencias, valores, y al mismo uso de la razón, entonces evidentemente cosas como “el choque de civilizaciones” de Samuel Huntington suenan a delirio neoconservador.

Es indudable que Hamas no es el EIIL, o que tampoco es lo mismo que Al-Qaeda. En cierto modo Hamas se distingue porque, por ejemplo, si bien no quita lo conservador, les permite a las mujeres involucrarse con la gestión de distintas tareas dentro del movimiento. Así de importante, el grupo participa de la escena política palestina como un partido político consolidado, y en su momento presentó candidatos a elecciones. Significa que reconoce mediante su participación en él, la existencia de un sistema político creado por el hombre cuya soberanía no descansa enteramente (de facto) en Dios. Esto explica porque grupos como Al-Qaeda, Al-Shabaab o Boko Haram se abstengan de todo tipo de involucramiento en los canales políticos formales. Por ello, es preferible utilizar “fundamentalismo”, o “neofundamentalismo” – según O. Roy – para describir el accionar de organizaciones que siguen este último tipo de comportamiento, y que se inspiran en efecto en un tipo de interpretación rotundamente estática y lineal de la fe; doctrina que en árabe se conoce como taqlid o “imitación”. Ahora bien, acordar que Hamas no es fundamentalista no implica dejar de reconocer que es un grupo terrorista, dado que en la práctica sus operaciones contra la población israelí se condicen con el valor del término. Defender y catalogar a Hamas como “resistencia” no es otra cosa que hacer apología del delito, y Hamas tiene muchos en su haber. Para ponerlo más claro, usted podría señalar correctamente que el grupo judío Neturei Karta que se opone al sionismo es fundamentalista, en tanto no participa formalmente de la política y aboga por regresar a las bases rígidas de la religión. Pero no utiliza la violencia, y si la utilizara, sería plausible hablar de sus activistas como terroristas. Hamás, lejos ya de formar una mera organización de beneficencia, tiene toda una estructura partidaria moderna y además cuenta con un brazo armado. En otras palabras, se puede ser fundamentalista y no necesariamente ser terrorista, no obstante ambos términos pueden a veces coincidir sin desmerito de uno o del otro.

Hamás podría ser lo que Christian Shuck llama “yihadismo-modernismo”, en función de que persigue una agenda violenta (guerra santa), pero que en contraste con otras agrupaciones como EIIL o Al-Qaeda, basa sus operaciones en una escala localizada antes que globalizada, forzando a sus militantes a ocuparse de enemigos inmediatos. Por otro lado, al desenvolverse un contexto confinado, de tomarse como válida esta definición, sus activistas están mayor influenciados y a su vez motivados para participar de la política y consolidar una estructura organizacional, con un entramado burocrático extenso, a los efectos de mejorar su posición social y popularidad.

Si bien podría no ser correcto hablar de fundamentalismo para hacer referencia a Hamas, y más aun considerando la inherente controversia que suscita el término, bajo ningún aspecto esto le resta importancia al papel que mantiene la religión en la ideología del grupo. Existe vasta evidencia que apunta a que tales enemigos inmediatos no son los israelíes, pero sino aquellos musulmanes sospechados de trasgredir con un determinado nivel de purismo islámico. Resulta lamentable como muchos periodistas – que a la luz de los hechos recientes pretenden presentar a sus audiencias con un retrato objetivo de la agrupación – se olvidan de describir el comportamiento que sus activistas adoptaron tras expulsar a punta de cañón a las fuerzas del tradicional Al-Fatah en junio de 2007. En aquella oportunidad, envalentonados por su victoria legislativa un año atrás, y la retirada unilateral de Israel de Gaza en 2005, los islamistas cometieron todo tipo de ejecuciones extrajudiciales a opositores políticos, a veces lanzándolos desde las terrazas de los edificios. No por poco algunos comentaristas hablan de “la talibanización de Gaza”, dado que además de perseguir a los rivales, Hamas ha impuesto coto a la libertad religiosa que otrora existiera en el territorio. Han clausurado bares, cines, teatros, vedado ciertas prendas de vestir a las mujeres, y modificado las curriculares estudiantiles para que prioricen una enseñanza religiosa en virtud de las creencias del grupo.

En suma, Hamas no será fundamentalista, mas no por ello su accionar y sus ideas dejan de constituir un fatalismo destructor que los mismos palestinos deben desarraigar si quieren progresar y alcanzar la paz.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nota de Opinión

Por un Guinness WORLD Records ™ en el Obelisco

Todos alguna vez quisimos tener en nuestras bibliotecas ese libro. Grande, con imágenes fantásticas de gente realizando las proezas más grandes e increíbles de la historia. Que nuestro nombre o nuestras acciones queden escritas en un libro nos hace inmortales. La posibilidad de que dentro de 50 años una persona agarre ese libro o versiones nuevas con un récord no quebrado, hace que sigamos siendo recordados por muchos años junto con todas las historias y mitos alrededor de este récord. Obviamente el libro al que hago referencia en su edición de 2018 contiene lo que en suportada llaman a los “Superhéroes de la vida real” y es eso justamente lo que tiene en su interior. Personas realizando proezas desde el punto de vista físico, mental, estratégico y cuestiones propias de la naturaleza humana. A su vez no sólo son personas solas, sino que en algunos de sus récords participan grupos de personas que con esfuerzo y dedicación inmortalizan sus nombres en este libro.

Pocos récords tienen impronta argentina hasta ahora. El último que ingresó a uno de estos libros se alcanzó el domingo 29 de Enero de 2017 en el pueblo de Villa Epecuén donde en la laguna flotaron 1941 personas al mismo tiempo tomadas de la mano.

En 2016 en la apertura de uno de los programas más vistos de la argentina se quebró otro récord – “El show de tango realizado a mayor altura del suelo”, éste fue llevado a cabo por la bailarina Mora Godoy a 65 metros de altura y colgando de un Drone realizado para tal fin.

En 2015 conseguimos “El dueto cantado a mayor distancia” cuándo los 12.120 Kilómetros separaron a Andrés Evans de su duetista en Cardiff. El mismo año en la provincia de San Juan realizamos la Proyección de mapping más grande del mundo cubriendo una superficie aproximada de 13 canchas de fútbol.

Por 2009 logramos la mayor maratón de bandas de la historia de la humanidad, entre el primero y el 7 de Junio. Fueron unas 160 horas, 35 minutos y 439 bandas tocando sin parar en Berazategui.

Desde 2005 Messi tiene el récord de “mayor cantidad de goles en la UEFA Champions League jugando para el mismo equipo” (Barcelona) – Actualmente activo. Siguiendo con el Fútbol, Ángel Di María fue el jugador de futbol por el que se “pagó la mayor venta combinada a nivel mundial” desde 2007 y hasta 2015 fue transferido 4 veces por un total de 197.53 millones de dólares. Sumados a otros 2 récords del deporte, donde el Turismo Carretera es el “Campeonato automovilístico más antiguo” iniciado en 1937 y Roberto Fuglini también tiene un espacio ostentando el récord de “mayor colección de pelotas de fútbol” (861).

Emilio Scotto aparece también ostentando el récord del “viaje en motocicleta más largo del mundo” habiendo recorrido 735.000 kilómetros entre 1985 y 1995 atravesando 214 países. Antonio Abertondo “cruzó ida y vuelta el Canal de la Mancha a nado por primera vez” en 43 horas y 10 minutos en los que sólo descansó 4 minutos.

Fuimos también en 1974 y luego del deceso del entonces presidente Juan Domingo Perón, nos convertimos en “el primer país del mundo con una mujer ocupando el cargo de Presidente de la Nación”, para quienes no recuerdan la historia – María Estela Martínez es de quién estoy hablando.

Por último, pero no menos importante también conseguimos generar el “mosaico de caramelos más grande del mundo con 300.000 caramelos cubriendo una superficie de 146.50 metros cuadrados. También el “mosaico de monedas más largo del mundo” con 110.400 monedas cubriendo 69 metros cuadrados. La hormiga argentina tiene “la supercolonia más grande registrada en todo el mundo” y contamos con “el pájaro con el órgano reproductor más grande” cuyo miembro puede medir 42.5 centímetros, el pato zambullidor argentino.

Y en este 2018, tenemos la suerte de poder participar para volver a escribir una página más en el Libro de los Guinness WORLD Records ™. La Asociación de Propietarios de Pizzerías y Casas de Empanadas (APPYCE) se propuso romper 2 récords al mismo tiempo, “Mayor número de pizzas en 12 horas (por un equipo)” y “mayor número de empanadas servidas en 8 horas” todo a Beneficio de la Fundación Leandro Olmos y ASDRA Asociación Síndrome de Down de la República Argentina en Diagonal Norte y el Obelisco el Domingo 11 de Noviembre hasta las 20 horas. La fundación y la asociación serán las encargadas de entregar las pizzas y las empanadas a cambio de un bono contribución de aproximadamente $100.- por pizza o por docena de empanadas, asique vas a poder comer barato y muy rico ayudando a estas 2 organizaciones.

Por esta razón y para que todos podamos tener una página más escrita en este libro, te pedimos que vengas y participes de un evento único en la historia e irrepetible. Esperando que estés a la altura de las proezas más grandes de la humanidad.

Continue Reading

Actualidad Política

Escasas soluciones para un delito que va en aumento

Nuevamente, y ya convertido en un delito instalado en la sociedad, el robo de celulares volvió a transformarse en noticia. Esta vez no dejando al azar ningún movimiento de los delincuentes: robo, violencia, instalación del miedo, agresión.

Si presumían que gracias a las nuevas políticas del gobierno, y particularmente a la disposición del Ministerio de Seguridad de bloquear los teléfonos con líneas anónimas, sin identificación–más conocidos como celulares con tarjeta-, bajaría el delito del robo de celulares, se equivocaban. Y para no perder la costumbre: con una campaña masiva que ponía en un falso jaque a usuarios de celulares sin registrar. Se suponía que sólo con un registro de las líneas y sus dueños, el robo iba a mermar. Los hechos demuestran una vez más, que es insuficiente.

Ahora bien, ¿qué sucede cuando las compañías de celulares reciben denuncias por robos? Sencillo: las empresas bloquean la línea, por lo tanto, esta queda en suspenso hasta que el usuario posea otro equipo y la recupere. Mientras tanto, el aparato robado, en mano del circuito delictivo, inmediatamente ingresa a la reventa. Se transforma en un “nuevo” equipo en las vidrieras de las cuevas que no logran cerrar. Y mucho hemos visto de los operativos contra las cuevas, pero seguimos siendo espectadores y protagonistas de estos amargos sucesos.

El código IMEI, un número único que permite que los celulares sean identificados por su usuario y la respectiva compañía telefónica, sirve para estos casos. Un bloqueo de la línea no garantiza un bloqueo del aparato. Un bloqueo del IMEI sí lo hace.

Por esta razón, las campañas parche o las cortinas de humo para intentar reducir o erradicar este común flagelo que azota a la sociedad, no sirven. Una herramienta infalible para detenerlo es cortar de raíz el circuito del crimen: inutilizar de manera permanente el celular, frenaría el robo.

Se atacan presuntamente varios frentes sin mucho resultado, prueba de ello es el nuevo robo masivo ocurrido hace pocas horas en un restaurante del barrio de Palermo en la Ciudad de Buenos Aires. En el hecho fueron asaltados veinte comensales, por tres delincuentes, se llevaron dinero, joyas, y los celulares. Pero antes de escapar del lugar, vaciaron la caja del local gastronómico.

He presentando un proyecto de ley –denominado Alerta-, que tiene como bases la experiencia de Ecuador, Colombia y Perú, donde el registro de los IMEI vinculados al titular de la línea ha producido una baja importante en los robos. Celular robado, celular bloqueado. Propongo el bloqueo inmediato de todos los celulares cuyo registros identifiquen que sus IMEI han sido clonados. A simple vista, depende de un sencillo mecanismo técnico, pero ¿por qué no se implementa? ¿Cuáles son las razones por las cuales habiendo soluciones posibles, aún se siguen robando aparatos?

Todo indica que los costos para reinstalar una línea, habiendo eliminado el clon, es demasiado alto para las empresas de telefonía celular; concluyo que la seguridad y la vida de los argentinos está muy por debajo de los intereses de estas grandes corporaciones.

Continue Reading

Actualidad Política

Universidades Nacionales financian a Malena Pichot y amigos

Ya que en estos días se ha vuelto mainstream, estaría bueno decir que Rechimuzzi, junto con la bandita de Futurock (Bimbo, Pichot, etc.) no han dejado Universidad Pública sin aspirarle fondos.

La Universidad Nacional de Tres de Febrero les bancó la mini-serie “Tarde Baby”. Más datos aquí

Con la Universidad Nacional Arturo Jauretche hicieron el “De nuestro lado”, definido como un “collage audiovisual” Fue anunciado aquí

“Caja de Herramientas” es el ciclo televisivo que realizaron para la Universidad Nacional de José C. Paz y la Universidad Nacional de General Sarmiento. Lo pueden chequear acá

Estos son los mismos que después lloran “ajuste en las Universidades Nacionales”.

Yo necesito que alguien me explique de donde sale que estas tienen que ser polos audiovisuales (cualquiera que ahonde un poco más podrá ver que hay miles de ejemplos más con “artistas” afines).

De más está decir que es IMPOSIBLE chequear cuando cuanto $$$ costaron estos “productos” atento a que las Universidades Nacionales incumplen sistemáticamente las normas de acceso a la información pública.

Fuente: @Recomondos

Continue Reading

Politicos.com.ar © 2018