Connect with us

Actualidad Política

La opción por los espectadores solución a la violencia del fútbol

Los recientes hechos de violencia en el estadio de Boca Juniors, que pudieron haber ocurrido en cualquier otro del país,  ha puesto una vez más en el tapete el tema de la violencia en el fútbol, las barras bravas y las relaciones entre dirigencia y “deporte”. Todos claman por una solución, aún algunos responsables, pero la complejidad y magnitud del entramado parece hacer inabordable el problema.

En este caso a falta de una tajante espada para resolver el nudo gordiano se debe apelar a la imaginación para desatar puntas clave, soluciones “nuevas” aquí, viejas en otros lados. Distingamos en primer lugar que el “futbol” del que se habla es el espectáculo del futbol y en ese ámbito se produce la violencia que como tal preocupa. En segundo, que la inmediata y principal víctima son los espectadores, los que concurren y los que quisieran concurrir. Más allá de esto giran las complejas relaciones en torno al futbol deporte (salud y educación), futbol profesional (calidad y negocio) y futbol politiks (pan y circo, relaciones comunitarias,…).

La idea entonces sería tirar del nudo por la modificación del ámbito. Pensar que si hay un espectáculo en el estadio, es porque hay un espectador que no puede seguir siendo ignorado y al que a la vez, como vemos en el resto del mundo, ignorarlo no es negocio. Veamos a continuación algunas facetas.

Comodidad : el espectáculo es una instancia relajada de la vida  no se asiste para permanecer parado y/o sometido a la presión de otros cuerpos. Cansancio y tortura son, y favorecen, la violencia. Es central que las localidades cuenten con butacas numeradas distribuidas en sectores con circulación amplia.

Visibilidad  : por definición el espectáculo deportivo consiste en verlo y no ofrece alternativas ciertas a los ciegos . No deja de sorprender entonces que se acepte ser obstaculizado de forma permanente o casi, por banderas u otros objetos cuyas dimensiones se han convertido en objeto de culto y competencia para algunos. Del mismo modo la estructura de gradas ofrece una visión limitada pasible de ser obstruida fácilmente.

Seguridad : la tranquilidad necesaria para el disfrute del espectáculo debería ser la norma.  En primera instancia la seguridad inherente a la aglomeración; la posibilidad de circulación y evacuación sin ser problemas fáciles de resolver arquitectónicamente tampoco pueden ser motivo de perjuicio o intranquilidad del espectador. El ingreso bajo la forma de sardinas genera inevitablemente víctimas fatales (tribuna de Liverpool UK , “puerta 12”) . Por otra parte tampoco es conducente al espectáculo ser desvalijado por descuidistas o tener que asistir con el mínimo de dinero, ropa y accesorios. Una buena circulación es indispensable para el accionar de los encargados de que impere el orden y no se cometan delitos.

Servicios colaterales :  la asistencia al futbol se compone de largas esperas de ingreso y salida, espera del comienzo y  el espectáculo propiamente dicho. La espera es comparable con los 120 minutos “activos”. Ni que decir que deberían estar bien cubiertas las necesidades fisiológicas. En la sociedad de hoy los períodos sin actividad se aprovechan para el merchandising y el consumo de comidas y bebidas. En la sociedad de la información, el espectador está permanentemente notificado de novedades y bombardeado con sugerencias publicitarias cambiantes. Desde pantallas gigantes (repetición de jugadas y algún día video-ref) a buena cobertura 3G y/o Wifi para los smartphones son ineludibles.  Nuestro país tiene gran actividad turística, la “voz del estadio” debería ser bilingüe.  La ida al estadio debería invitar a extenderse al Museo de la institución y su sector de ventas. Restaurants y espacios de reunión podrían adjuntar el espectáculo a reuniones o simposios corporativos.

Audiencia : sin ser excluyente la asistencia al futbol es, hoy y aquí, predominantemente masculina y adulta. La atención a los factores que arriba se señalan incrementaría la presencia femenina lo que a la vez facilitaría que tome significación el futbol femenino tornándose económicamente interesante. Por otra parte un estadio que no sea riesgoso para los niños daría a estos mayor oportunidad para aprender el buen juego (la estrategia posicional que la TV no puede brindar) en la edad más provechosa para su desarrollo deportivo.

La solución a desarrollar entonces pasa por una reforma de los estadios a través de requerimientos que satisfagan la “atención al espectador” que consideramos arriba. Estos cambios pertenecen mayormente al ámbito local e incluso gran parte podría impulsarse  haciendo valer la legislación actual sobre espectáculos públicos. Estos cambios son preventivos, se anticipan al delito y facilitan la acción disuasiva. Promueven un círculo virtuoso de emulación en el que el espectador bien tratado se rehúsa a que otro(s) espectador(es) perturben su fiesta.

La opción por los espectadores es onerosa en un principio pero redituable en el futuro cercano. Las medidas que la posibilitan ya han sido probadas en el mundo: separación del futbol (estadio y equipos) de la gestión de los clubes manteniendo la propiedad de las franquicias para darlas en gestión a grupos inversores nacionales o extranjeros (más de la mitad de la liga inglesa  y buena parte de otras ligas europeas está en manos extra comunitarias). Esas inversiones darían oxigeno también para revitalizar deportivamente los planteles del campeonato local. Desde el punto de vista del espectador aprovecharía promover bonos de empleadores y promociones comerciales para mantener la accesibilidad, a la vez que la asistencia sería mayor.

Ningún imposible solo un poco de imaginación y valor para un cambio imprescindible, que ir a ver futbol sea una alegría.

Leer mas sobre violencia en el futbol

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad Política

Garavano le respondió a Elisa Carrió

El ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, le respondió a la diputada y fundadora de la coalición de gobierno, Elisa Carrió, quien lo trató de “imbécil”. “Estoy acostumbrado. Son estilos diferentes, a ella le ha dado resultado ese estilo y yo la respeto”, aseguró el funcionario.

“No tengo trato con imbéciles, por lo general me preservo. Este chico no tiene la más pálida idea de la dimensión de las causas que trata. No digo que sea malo, pero ser imbécil también es un error. Digo imbécil como lo dice la Real Academia, es decir, falto de inteligencia”, había sentenciado la legisladora en un reportaje donde plasmó sus diferencias irreconciliables con el ministro.

Como primera reacción Garavano consideró que “cada uno se tiene que hacer cargo de lo que dice” y que a pesar de todo, “ella ha hecho aportes muy valiosos en materia de lucha contra la corrupción, en materia de construcción política en apoyo al presidente (Mauricio) Macri. No es mi estilo. Es uno de los costos que uno ha tenido que pagar por incorporarse a la política pero vale la pena. En las redes sociales me dicen cosas peores. No soy malo, algo bueno tendré”.

Más allá del agravio, Garavano aseguró que “la alianza está muy sólida” y recordó que con Carrió “hay una agenda de trabajo en materia electoral y en materia institucional común”.

La opinión de Garavano sobre el caso Ramos Padilla

El ministro de Justicia también defendió el pedido de destitución del juez federal Alejo Ramos Padilla y negó que la presentación ante el Consejo de la Magistratura sea un ataque contra el magistrado. “Quizás políticamente lo mejor hubiera sido no hacer nada, pero jurídicamente lo que correspondía es lo que se hizo”, enfatizó.

La solicitud incluye tres cuestiones a evaluar, según explicó Garavano:

  • Los recursos: “El juez tramitó a través de un funcionario de tercera jerarquía sumar a su equipo integrantes del programa Verdad y Justicia de forma totalmente inadecuada porque el mismo está dirigido a procesos de lesa humanidad. El titular de programa le contestó que no podía y ramos Padilla en el Congreso atacó al ministerio de Justicia por no prestarle colaboración, cuando en realidad los programas que le deberían prestar colaboración son los de protección de testigos y el programa de asistencia a las víctimas”.
  • Las formas: “Hizo un show mediático ante una comisión del Congreso que no era la competente para intervenir. Violando lo que fija el Código Procesal Penal que dice que los procesos son privados”.
  • El rol del fiscal: “La Corte ya tiene dicho que los procesos penales deben ser investigados por los fiscales y el juez es el que fija las garantías. Eso no es lo que está sucediendo en este proceso y no es lo que está haciendo el juez”.

Al ser consultado sobre si el gobierno se siente perjudicado por la investigación y por eso se impulsó la presentación ante el Consejo de la Magistratura, Garavano respondió: “Es plausible, la realidad es que el gobierno está totalmente alejado de este caso. Pero lo que si vemos es un ánimo por parte del juez de involucrar al gobierno en este proceso”.

El ministro reiteró que desconocía quién era D’Alessio y que se enteró de la existencia de este hombre a raíz de las causa y los medios. “Pareciera ser un hombre ligado a ese mundo que es lo que este gobierno quiere dejar atrás al menos en la relación con la justicia. La investigación debería ser llevada adelante con absoluta transparencia y sin intervención políticas. Lamentablemente eso hoy no está garantizado por el juez”, añadió.

Finalmente, el ministro cuestionó la forma en que se elige el juez. “Es extraño por la competencia, la forma en que se publicita esto y cómo se difunde. Uno puede encontrar muchos puntos de coincidencia con las causas que hemos nombrado. Incluso el fiscal de la causa se ha manifestado opuesto a la investigación y ha dicho que el juez es incompetente. Ojalá me equivoque y no sea un armado político pero existe una fuerte sospecha”, concluyó.

Continue Reading

Actualidad Política

Conferencia de la ONU: Macri abre el evento

La Conferencia de la ONU se desarrollará en el Centro de Convenciones

En medio de un operativo de seguridad similar al del G20 aunque a una escala menor, el presidente Mauricio Macri abrirá a las 10 la II Conferencia de la ONU, en la Ciudad de Buenos Aires. Si bien el clima se tensionó en los últimos días con la reproducción de todo tipo de versiones sobre los dos ciudadanos de origen iraní que ingresaron al país con documentos adulterados, desde el Ministerio de Seguridad negaron que se haya escalado en el nivel de alerta más allá de los previsto para una cumbre de esta magnitud.

Localizado en el Centro de Exposiciones y Convenciones, junto a la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, el operativo de seguridad también involucra a las cuatro fuerzas federales. En esta ocasión, no obstante, solo se movilizó a los destacamentos en la Ciudad y alrededores en comparación con los 20 mil hombres desplazados el año pasado para el G20 en Costa Salguero y los anillos concéntricos.

“El nivel de alerta es menor y los mandatarios que vienen no tienen la conflictividad del G20. Además, esta es una reunión bajo el paraguas de las Naciones Unidas”, aseguró un alto funcionario de la cartera a PERFIL. De hecho, el territorio físico en el que se desarrolla el evento, el CEC, pasó a formar parte de lo que se conoce como Blue Zone, o Zona Azul, bajo la jurisdicción del Sistema de las Naciones Unidas. Allí flamea, desde el lunes, la bandera celeste del organismo. Pese a ello, la vigilancia dentro del recinto también reposa en las fuerzas locales, sin importar que el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, con rango presidencial, se traslade con su propio jefe de seguridad.

Como ocurrió en la Cumbre de Líderes, también en torno a la Conferencia Sur-Sur se cerrará el espacio aéreo si bien con un radio mucho más estrecho. En consecuencia, no habrá vuelos afectados más allá de tener que desviarse unos metros de su ruta habitual. Los drones estarán prohibidos y las fuerzas de seguridad los derribarán con inhibidores ante la menor señal de alerta si un dispositivo no autorizado irrumpe en la Blue Zone.

Todos los que ingresen a la Conferencia de la ONU deberán pasar por escaneos y, por último, no habrá calles cortadas. Salvo algún eventual traslado de las delegaciones, cuya logística se articuló con las embajadas, en la cartera que comanda Patricia Bullrich confían en que el tráfico no debería sufrir mayores complicaciones. Toda la acción la seguirán desde el Centro de Monitoreo instalado en el ministerio.

Continue Reading

Actualidad Política

Lucas Llach entra por Gómez Centurión al Banco Nación

Lucas Llach es un economista rosarino

En los próximos días, el economista Lucas Llach pasará a ocupar el cargo de vicepresidente del Banco Nación. Lo hará en reemplazo de Juan José Gómez Centurión, que dejó la vicepresidencia del banco a comienzos de marzo. Centurión había asumido ese cargo en diciembre de 2017, luego de haber estado un año y medio al frente de la Aduana.

De esta forma, Llach volverá a sumarse al gobierno de Mauricio Macri, tras su paso por el Banco Central, donde fue el número dos durante la gestión de Federico Sturzenegger. Desde ese rol fue impulsor de la digitalización de los servicios bancarios y la incorporación de nuevos medios de pago al sistema financiero.

Para el anuncio oficial, se espera que sea publicada la designación a través de una Resolución del Ministerio de Hacienda en el Boletín Oficial. Una vez cumplido ese paso, Llach se incorporará a la cúpula del Banco Nación, que hoy preside Javier Antonio González Fraga.

Lucas Llach es economista especializado en historia económica. Obtuvo su doctorado en Historia en la Universidad de Harvard, y su licenciatura y estudios de posgrado en economía en la Universidad Torcuato Di Tella. Su principal área de investigación es la historia económica argentina, tema que siguió en diversos libros y artículos.

Antes de ingresar a la gestión pública, fue compañero de fórmula presidencial de Ernesto Sanz durante las PASO de 2015. Activo tuitero, es frecuente que comparta sus opiniones sobre economía en la red social, donde tiene intercambios tanto con seguidores como con críticos.

Continue Reading

Politicos.com.ar © 2018