Connect with us

Actualidad Política

Boca Juniors y barrabravas: un romance trágico

Los hechos ocurridos en la Bombonera hace pocos días ponen nuevamente en el centro de la tormenta el problema de la convivencia social en la Argentina.

Los incidentes ocurridos el jueves pasado en la  cancha de Boca Juniors no representan un acontecimiento aislado (o cadena de acontecimientos aislados), sino que se inscriben en una lógica que rige en el país desde hace mucho tiempo, en la cual la fuerza, la extorsión y la intimidación prevalecen por sobre las leyes, normas, reglas y el sentido común más inmediato.

Lo que le sucedió a Boca el jueves 14 del corriente le podría haber sucedido a cualquier otro club de primera división. No hay nada en el ADN Boca Juniors que explique por sí mismo la barbarie a la cual todos nosotros asistimos como espectadores. Nada por lo menos que contraste con el accionar de los simpatizantes de otros clubes argentinos. Dicho en otras palabras, lo que le pasó a Boca le podría haber sucedido a cualquier otra entidad o institución, porque hay algo de raíz que está fallando.

Los consecuencia de esto es que, en lugar de poner la lupa sobre el club Boca Juniors, debemos, para entender la falta de civilización y el apego a la violencia, recurrir a un marco más amplio que abarque a la sociedad y los grupos que operan en ella. Este razonamiento nos lleva a considerar a la sociedad considerada en sus partes o como un todo, tomando así distancia de meras particularidades o eventos aislados, o incluso, de aquellas opiniones que han venido delatando el fanatismo por un club de fútbol (River por sobre Boca).

Ciertamente el problema barra brava es muy repudiable, desde el momento en que las autoridades (nacionales, locales y de los clubes) avalan  y, en muchos casos, apoyan activamente su forma de actuar, sus intenciones y sus fines. En muchos casos son funcionales.  Cuando dejan de serlo, la excusa para no hacer nada suele ser “solo no podemos”. Pero hay algo que hay que entender: los dirigentes cuando asumen puestos de mando aceptan implícitamente combatir contra las barras porque no hacerlo significaría violar las normas más básicas. No hay margen para dudar, por lo que no hay excusa para que la barra no sea combatida con el peso de la ley. Si esto no se acepta o no se quiera aceptar, entonces las personas en cuestión tendrían que haber pensado mejor su decisión al momento de postularse como dirigentes para presidir un club. El periodismo y la gente en general parecen, por momentos, olvidar esta premisa básica.

La responsabilidad que recae en las autoridades de los clubes (así como también la AFA) no exime de responsabilidad a las autoridades nacionales y locales, como tampoco la Justicia. Todo lo contrario: ellos deben acompañar y COORDINAR las acciones de los clubes en pos de combatir el fenómeno barra brava. Tienen la tarea más importante por hacer.

Sin embargo, como afirmé anteriormente, decir que la violencia en Argentina es consecuencia directa del fenómeno barra brava, es caer en el reduccionismo. Porque todos vemos, cómo cotidianamente, se violan las normas más básicas delante de nuestra cara sin que a nadie le importe demasiado. Incluyendo la policía que debe aplicar la ley.

En el día a día se producen a escala más pequeña irregularidades varias que atentan contra una sociedad ordenada. En la calle, en el tránsito, en la facultad y en el trabajo. Incluso en los estadios, en los lugares donde no se encuentra la barra brava presente(como ocurrió el jueves pasado en la cancha de Boca al retirarse los jugadores del campo de juego).Entonces, el problema no es solo ni principalmente la barra brava, sino fundamentalmente los grupos que la amparan y la sociedad que la trasciende.

La hipótesis más plausible para entender la violencia en aumento en la Argentina es desde mi punto de vista político-social. El desorden político que experimentó la Argentina durante tanto tiempo (algo aparentemente endémico) terminó repercutiendo fuertemente en los diferentes grupos sociales que la integran. El caos se transmitió de arriba hacia abajo. El razonamiento de los violentos podría ser el siguiente: “si las autoridades que deben velar por los intereses del país no actúan dentro de la ley o simplemente la ignoran, entonces no hay razón para que nosotros la consideremos”.  Y es posible encontrar razones de peso que, aunque no justifiquen el poco apego a la ley, sí lo pueden explicar: La ley ya no cumple con su papel esencial que es hacer converger las expectativas de las personas para producir resultados colectivos (óptimos o sub-óptimos). En lugar de coordinar las acciones, las tiende a disociar: hay quienes observan la ley y hay quienes se ven insuficientemente comprometidos por ella. Aquellos que ven en la ley una obligación, dejan de percibir con claridad las consecuencias negativas de no cumplirla producto de su falta de cumplimiento y a que los mecanismos sancionatorios se diluyen. Los potencias beneficios (como gozar de servicios públicos de calidad) también desaparecen en este contexto.

El resultado es que la sociedad se divide, la confianza se retrae y la posibilidad de construcción social se resiente. No hay salida para este estado, salvo que <alguien o algo> pueda revertir esta situación, que logre a unir a las partes y refuerce su interacción.

Concluyo que una salida de este estado general en que nos encontramos requiere, como condición necesaria pero no suficiente, nuevos líderes políticos con nuevos valores que fomenten la educación, la cultura y remarquen la importancia de la convivencia social en la Argentina. A lo que le agregaría una fuerte decisión política y voluntad para actuar.

El trabajo será largo, pero si empezamos hoy mismo,  la satisfacción de haber hecho algo nos ahorrará, creo,  el pesimismo, la apatía y el desánimo que suelen acompañar acontecimientos como el jueves pasado, en los que la anomia, la violencia, el caos y la falta de sentido común parecen socavar nuestro sueños de ver una Argentina con reglas claras, de pie y esperanzada. En pocas palabras, una Argentina con futuro.

 

¿Queres Leer más sobre violencia en el futbol?

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad Política

Buenos Aires Design continuará abierto hasta concretar la concesión

Finalmente, el Buenos Aires Design no cerrará sus puertas este domingo. El Gobierno porteño llegó a un acuerdo con la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC) y con la Cámara de Empresarios Madereros y Afines (CEMA) para que los 50 locales que todavía siguen en actividad puedan continuar funcionando con un “permiso precario de uso”.

Según estaba previsto, este domingo el shopping de Recoleta cerraría tras el fin de la concesión del predio administrado por la empresa IRSA (la misma del Alto Palermo, el Abasto y el DOT) desde 1997.

El vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, quien estuvo a cargo de las negociaciones, explicó que la Dirección de Concesiones “está trabajando en un acuerdo que permita una transición ordenada hasta la llegada de la nueva empresa concesionaria”.

Y agregó: “Queremos asegurar la continuidad laboral de las familias que dependen del funcionamiento del Bs As Design“.

A partir del nuevo acuerdo con la Ciudad, AHRCC y CEMA se harán cargo de la administración del predio para mantener los locales abiertos y preservar las fuentes de trabajo. El permiso precario vencerá en noviembre del año que viene. Durante estos meses no pagarán ningún tipo de canon  pero tampoco podrán cobrar alquileres a los locatarios. Además, no estarán habilitados para buscar nuevos inquilinos para los comercios vacíos.

La idea es que durante estos meses todos los comercios se vayan relocalizando en forma ordenada. Por su parte, los locatarios deberán pagar servicios, expensas, seguridad y otros gastos.

Como todos estos cambios demorarán algunos días, también se acordó que IRSA continúe con las administración durante 18 días más.

Si bien durante los últimos meses la mayoría de los locales ya habían abandonado el predio, todavía quedan unos 50 negocios que emplean en forma directa a 700 trabajadores. De hecho, fueron los mismo empleados del shopping, a través de un comunicado, quienes habían solicitado que se otorgara a los actuales locatarios un permiso transitorio de uso, o una tenencia precaria, para luego proceder a la “inmediata devolución de los locales en cuanto así lo requieran los tiempos del nuevo proyecto”. Incluso realizaron este miércoles un corte parcial en la esquina de las avenidas Pueyrredón y Libertador como forma de protesta.

El Buenos Aires Design fue inaugurado en 1992 por el Grupo Pérez Companc como el primer shopping de la ciudad destinado a la venta de muebles y productos de diseño y decoración, en la estratégica esquina de las avenidas Pueyrredón y Libertador, a metros de Plaza Francia y el cementerio de la Recoleta. El predio pasó a manos de IRSA cinco años después como parte de un paquete de activos que también incluía el shopping Alto Palermo, el Hotel Intercontinental y una torre de oficinas.

En octubre, la Legislatura porteña aprobó en primera lectura un proyecto de ley que impulsa una nueva concesión por 20 años con un nuevo mecanismo de actualización de canon. Esta ley autoriza al Poder Ejecutivo a concesionar el uso y explotación del lugar por 15 años, con la posibilidad de extender el plazo por única vez por cinco años más.

Se deberá hacer a través de una licitación pública y el nuevo canon mensual se destinará al Instituto de la Vivienda (IVC) para la construcción de viviendas sociales. En la actualidad, el predio paga apenas $400.000 mensuales.

No obstante, estiman que el proceso de redacción de los pliegos y la  licitación podría demorar hasta un año.

Continue Reading

Actualidad Política

Londres bajó el riesgo de alerta en Argentina y elogió la organización del G20

En un cambio de status de sus reglas a viajeros que vengan a la Argentina, el Reino Unido bajó su alerta de riesgo de ataques terroristas en la Argentina.

La semana pasada, la publicación del llamado Travel Advice, que se elabora en Londres, esa alerta se había subido en comparación con años anteriores y pasó a decir lo siguiente: “Es muy probable que los terroristas traten de llevar a cabo ataques en Argentina. Los ataques pueden ser indiscriminados, inclusive en lugares frecuentados por expatriados y viajeros extranjeros”. Ahora, en la publicación, se dice ya que es “probable” y ya no “muy probable”, un gesto que evidentemente es fruto de la conversación entre servicios de inteligencia internacionales.

En esa oportunidad, el Gobierno argentino se molestó con la publicación, con el cambio de status con la frase del “muy probable” en los días previos al G20 en Buenos Aires (30 de noviembre al 1 de diciembre próximos), al que asistirá la primer ministro Theresa May.

La ministra de Seguridad Patricia Bullrich incluso lo rechazó y dio marcha atrás. Pero los ataques violentos de anarquistas, y las detenciones de sospechosos de vínculos y militancia extremista, dieron razones a los servicios británicos que muestran tener penetración de primer nivel en Buenos Aires. Sin embargo nadie lo oficializará.

Por su parte, el embajador Mark Kent, manifestó sobre la opinión del gobierno británico por la organización y la seguridad en el G20: “Tenemos mucha expectativa por la cumbre del G20 en Buenos Aires y creemos que la Argentina está manejando la seguridad de la cumbre de manera muy profesional. Celebramos que exista mayor cooperación bilateral en materia seguridad entre el Reino Unido y la Argentina, tal como fue establecido en el memorando de entendimiento firmado en mayo.”

Una fuente consultada en el Foreign Office dijo este viernes: “Tal como dijimos la semana pasada, , siempre mantenemos todas nuestras recomendaciones para viajeros (travel advice) bajo una constante revisión y por eso realizamos actualizaciones periódicas con el fin de garantizar que provean una evaluación actualizada de riesgos y otras cuestiones que puedan afectar a ciudadanos británicos”.”

Continue Reading

Actualidad Política

El extraño cruce de opiniones entre Tinelli y Patricia Bullrich

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, respondió las críticas del conductor televisivo Marcelo Tinelli, quien en redes sociales había planteado sus reparos sobre una sugerencia de la funcionaria para que los porteños dejen la ciudad durante el G20.

Díganle a Tinelli que si va al 13 no va a tener problemas“, replicó Bullrich. No obstante, aclaró que la “Ciudad va a estar muy incómoda” durante la semana en la que se realizará la cumbre que convoca a los líderes del mundo.

Van a haber muchas zonas de restricción, la 9 de Julio, la zona de los hoteles, va a estar tomada por las fuerzas de seguridad. Esto ha pasado en todos los G20, así que no estamos haciendo nada que no se haya hecho en otras partes del mundo, por eso decimos que toda persona que pueda irse de la Ciudad va a estar más tranquila“, reiteró.

Anoche, en un programa de TV Bullrich recomendó que los porteños dejen la Ciudad de Buenos Aires. Tinelli le envió un mensaje a la ministra: “¿Te parece que le diga a la gente del Trece que ese día no hago el programa?”.

Si bien el martes se informarán los detalles, el operativo de seguridad para la cumbre del G20 incluye cortes de calles, anillos especiales de contención, aeropuertos cerrados y otras medidas que complicarán las actividades habituales de los ciudadanos. Por esa razón, la administración nacional dispuso que el viernes 30 de noviembre sea feriado. Las empresas privadas tienen libertad de acción, pero el centro estará casi intransitable

La raíz de la “pelea” entre Tinelli y Patricia Bullrich

El conductor del “Bailando” salió al cruce de las declaraciones de la Ministra de Seguridad, quien recomendó que por el G20 los porteños deberían abandonar la Ciudad.

Estas palabras de la ministra causaron estupor ya que más de uno las consideró alarmistas y otro grupo se quejó de que, aunque quisiera, tampoco dispone de los recursos para poder financiarse un fin de semana fuera de la ciudad.

Entre los indignados apareció Marcelo Tinelli, quien disparó vía Twitter: “Una divina, Pato. Me tengo que quedar a laburar. ¿Te parece que le diga a la gente de El Trece que esos días no hago el programa? ¿O desde dónde puedo hacerlo? ¿Gran Buenos Aires? ¿El interior? Decime, porfa”.

Cabe recordar, que el conductor del “Bailando” tuvo un acercamiento a la política y no descartó la posibilidad de postularse en un futuro como presidente

Continue Reading

Politicos.com.ar © 2018