Connect with us

Nota de Opinión

25 de Mayo, otra mirada sobre la patria

Los fines de semana, sea en el atardecer del sábado o durante el domingo, tenemos el intento sincero de acercarnos al Templo a orar.  Participar de la Misa es tradición, no por ser una mera costumbre, no por ritualismo vacío, sino porque lo reconocemos como característica nodal de nuestra identidad.

Nos sabemos herederos de una comunidad.  La comunidad judía podía reunirse en las sinagogas a leer la Torá y a recordar los anuncios proféticos.  Mas en la cúspide de su culto no recordaban al Dios Omnipotente que había creado al mundo de la nada, sino al Dios Bueno que los había guiado a la liberación de la esclavitud en manos de los egipcios.  De eso se trata su Pascua.

Nosotros, los cristianos, nos reunimos alrededor del Altar para hacer memoria de un Dios que asume la naturaleza humana.  Memoria de un Dios que se excede de cualquier idea noble de justicia y llega a nosotros para alcanzarnos su perdón.  ¡Esa es nuestra Pascua!

Memoria, identidad, sentido de la vida, motivo de esperanza ¿Es así como leemos la fecha patria que hoy nos convoca?

Puedo entender que en la niñez realicemos lo que nuestro desarrollo psicológico y cognitivo nos permita, pero el reducir la fecha a pintarle la cara con corcho quemado a los niños para que puedan simular venta de empanadas a ancianos desdentados, no es un buen augurio.

Y si el revisionismo histórico se pavonea en el debate climatológico de esa jornada y en la presencia o no de paraguas en la Plaza de Mayo, entonces estamos en serios problemas.

Con honestidad intelectual y sinceridad de intención debemos sentarnos a leer, conversar y debatir sobre aquellas jornadas, en las que el habitante de estas tierras se animó a reclamar su derecho a ser reconocido como sujeto libre.

Aquella comunidad quiso poner el término Patria, no como una mera alusión geográfica, sino como identidad.

Los mercaderes políticos, los egoístas sedientos de poder no tardaron en aparecer.  Tenemos los libros de historia plagados de esta información de decadencia moral, en la que Dios quiera no encontremos a ninguno de nuestros ancestros; y si así fuera, que tengamos la grandeza de pedir perdón en su nombre.

Partidos políticos clientelistas, próceres de cotillón, vendepatrias que han intentado vendernos una ideología foránea mientras nos condenaban a ser país empobrecido, simple vendedor de materias primas.

Pues es hora de decirle al mundo que nuestro país es y quiere ser muy grande.  ¡Queremos y podemos ser más que un mero país agropecuario!  ¡No somos un simple vendedor de carne y de trigo!  ¡Somos mucho más que asadores planetarios!

Quienes creemos en el Dios de la Vida vamos a tomarnos la Resurrección con todo el peso que este término tiene.  Vamos a resucitar a una palabra que ha sido bastardeada, pisoteada, incluso tomada como insulto: resucitaremos a la palabra Revolución.

Y cuando le devolvamos al término su verdadero y profundo significado, recién entonces podremos resucitar al espíritu de la Revolución.

Vamos a terminar con los proyectos vinculados a la “Cultura de la muerte”.  Vamos a recordarnos que estamos llamados a construir el Reino.  Tomaremos nuestros recursos, todos ellos, hasta los que parecen insignificantes, y los pondremos en las manos de aquellos que puedan conducirnos en la edificación de un país más noble.  Un país donde cada día podamos encontrar a un número mayor de argentinos que puedan darse el lujo de preguntarse si la vida tiene o no sentido, y que puedan habitar estructuras donde puedan encontrar respuestas plenificantes.

Vamos a resucitar la Revolución, para entender que los mundiales de fútbol son simples pasatiempos.

Resucitaremos ese espíritu de Revolución de 1810, para terminar esa conversación estilo “cocktail diplomático”, en la que entre sonrisas y simulacros de respeto se habla de todo para no hablar de nada.  Intentaremos restaurar la verdadera participación ciudadana, en la que cada uno de nosotros podrá portar la celeste y blanca, y con la efusividad y el entusiasmo del abrazo de gol, podamos felicitarnos como comunidad (si es que realmente lo somos) por los logros compartidos en esta noble epopeya: la de llevar la verdadera libertad a cada argentino sin que el color, la pronunciación de algunas consonantes, credo o capital económico y financiero sean motivos de discriminación.

Sin duda somos débiles, y corremos el riesgo de que nuestro entusiasmo se convierta en la dictadura hegemónica del poderoso de turno.  Abramos nuestros brazos hacia el Padre y pidamos que derrame su Gracia sobre nosotros, para que estas nuevas victorias que vislumbramos en el horizonte no se bañen de revanchismo ni vanaglorias, sino que sean la de seres humanos sedientos de Dios, que comprenden la vida como donación de sí mismos, que entienden que el poder es un servicio, porque no hay amor más grande que dar la vida por los amigos.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nota de Opinión

Por un Guinness WORLD Records ™ en el Obelisco

Todos alguna vez quisimos tener en nuestras bibliotecas ese libro. Grande, con imágenes fantásticas de gente realizando las proezas más grandes e increíbles de la historia. Que nuestro nombre o nuestras acciones queden escritas en un libro nos hace inmortales. La posibilidad de que dentro de 50 años una persona agarre ese libro o versiones nuevas con un récord no quebrado, hace que sigamos siendo recordados por muchos años junto con todas las historias y mitos alrededor de este récord. Obviamente el libro al que hago referencia en su edición de 2018 contiene lo que en suportada llaman a los “Superhéroes de la vida real” y es eso justamente lo que tiene en su interior. Personas realizando proezas desde el punto de vista físico, mental, estratégico y cuestiones propias de la naturaleza humana. A su vez no sólo son personas solas, sino que en algunos de sus récords participan grupos de personas que con esfuerzo y dedicación inmortalizan sus nombres en este libro.

Pocos récords tienen impronta argentina hasta ahora. El último que ingresó a uno de estos libros se alcanzó el domingo 29 de Enero de 2017 en el pueblo de Villa Epecuén donde en la laguna flotaron 1941 personas al mismo tiempo tomadas de la mano.

En 2016 en la apertura de uno de los programas más vistos de la argentina se quebró otro récord – “El show de tango realizado a mayor altura del suelo”, éste fue llevado a cabo por la bailarina Mora Godoy a 65 metros de altura y colgando de un Drone realizado para tal fin.

En 2015 conseguimos “El dueto cantado a mayor distancia” cuándo los 12.120 Kilómetros separaron a Andrés Evans de su duetista en Cardiff. El mismo año en la provincia de San Juan realizamos la Proyección de mapping más grande del mundo cubriendo una superficie aproximada de 13 canchas de fútbol.

Por 2009 logramos la mayor maratón de bandas de la historia de la humanidad, entre el primero y el 7 de Junio. Fueron unas 160 horas, 35 minutos y 439 bandas tocando sin parar en Berazategui.

Desde 2005 Messi tiene el récord de “mayor cantidad de goles en la UEFA Champions League jugando para el mismo equipo” (Barcelona) – Actualmente activo. Siguiendo con el Fútbol, Ángel Di María fue el jugador de futbol por el que se “pagó la mayor venta combinada a nivel mundial” desde 2007 y hasta 2015 fue transferido 4 veces por un total de 197.53 millones de dólares. Sumados a otros 2 récords del deporte, donde el Turismo Carretera es el “Campeonato automovilístico más antiguo” iniciado en 1937 y Roberto Fuglini también tiene un espacio ostentando el récord de “mayor colección de pelotas de fútbol” (861).

Emilio Scotto aparece también ostentando el récord del “viaje en motocicleta más largo del mundo” habiendo recorrido 735.000 kilómetros entre 1985 y 1995 atravesando 214 países. Antonio Abertondo “cruzó ida y vuelta el Canal de la Mancha a nado por primera vez” en 43 horas y 10 minutos en los que sólo descansó 4 minutos.

Fuimos también en 1974 y luego del deceso del entonces presidente Juan Domingo Perón, nos convertimos en “el primer país del mundo con una mujer ocupando el cargo de Presidente de la Nación”, para quienes no recuerdan la historia – María Estela Martínez es de quién estoy hablando.

Por último, pero no menos importante también conseguimos generar el “mosaico de caramelos más grande del mundo con 300.000 caramelos cubriendo una superficie de 146.50 metros cuadrados. También el “mosaico de monedas más largo del mundo” con 110.400 monedas cubriendo 69 metros cuadrados. La hormiga argentina tiene “la supercolonia más grande registrada en todo el mundo” y contamos con “el pájaro con el órgano reproductor más grande” cuyo miembro puede medir 42.5 centímetros, el pato zambullidor argentino.

Y en este 2018, tenemos la suerte de poder participar para volver a escribir una página más en el Libro de los Guinness WORLD Records ™. La Asociación de Propietarios de Pizzerías y Casas de Empanadas (APPYCE) se propuso romper 2 récords al mismo tiempo, “Mayor número de pizzas en 12 horas (por un equipo)” y “mayor número de empanadas servidas en 8 horas” todo a Beneficio de la Fundación Leandro Olmos y ASDRA Asociación Síndrome de Down de la República Argentina en Diagonal Norte y el Obelisco el Domingo 11 de Noviembre hasta las 20 horas. La fundación y la asociación serán las encargadas de entregar las pizzas y las empanadas a cambio de un bono contribución de aproximadamente $100.- por pizza o por docena de empanadas, asique vas a poder comer barato y muy rico ayudando a estas 2 organizaciones.

Por esta razón y para que todos podamos tener una página más escrita en este libro, te pedimos que vengas y participes de un evento único en la historia e irrepetible. Esperando que estés a la altura de las proezas más grandes de la humanidad.

Continue Reading

Actualidad Política

Escasas soluciones para un delito que va en aumento

Nuevamente, y ya convertido en un delito instalado en la sociedad, el robo de celulares volvió a transformarse en noticia. Esta vez no dejando al azar ningún movimiento de los delincuentes: robo, violencia, instalación del miedo, agresión.

Si presumían que gracias a las nuevas políticas del gobierno, y particularmente a la disposición del Ministerio de Seguridad de bloquear los teléfonos con líneas anónimas, sin identificación–más conocidos como celulares con tarjeta-, bajaría el delito del robo de celulares, se equivocaban. Y para no perder la costumbre: con una campaña masiva que ponía en un falso jaque a usuarios de celulares sin registrar. Se suponía que sólo con un registro de las líneas y sus dueños, el robo iba a mermar. Los hechos demuestran una vez más, que es insuficiente.

Ahora bien, ¿qué sucede cuando las compañías de celulares reciben denuncias por robos? Sencillo: las empresas bloquean la línea, por lo tanto, esta queda en suspenso hasta que el usuario posea otro equipo y la recupere. Mientras tanto, el aparato robado, en mano del circuito delictivo, inmediatamente ingresa a la reventa. Se transforma en un “nuevo” equipo en las vidrieras de las cuevas que no logran cerrar. Y mucho hemos visto de los operativos contra las cuevas, pero seguimos siendo espectadores y protagonistas de estos amargos sucesos.

El código IMEI, un número único que permite que los celulares sean identificados por su usuario y la respectiva compañía telefónica, sirve para estos casos. Un bloqueo de la línea no garantiza un bloqueo del aparato. Un bloqueo del IMEI sí lo hace.

Por esta razón, las campañas parche o las cortinas de humo para intentar reducir o erradicar este común flagelo que azota a la sociedad, no sirven. Una herramienta infalible para detenerlo es cortar de raíz el circuito del crimen: inutilizar de manera permanente el celular, frenaría el robo.

Se atacan presuntamente varios frentes sin mucho resultado, prueba de ello es el nuevo robo masivo ocurrido hace pocas horas en un restaurante del barrio de Palermo en la Ciudad de Buenos Aires. En el hecho fueron asaltados veinte comensales, por tres delincuentes, se llevaron dinero, joyas, y los celulares. Pero antes de escapar del lugar, vaciaron la caja del local gastronómico.

He presentando un proyecto de ley –denominado Alerta-, que tiene como bases la experiencia de Ecuador, Colombia y Perú, donde el registro de los IMEI vinculados al titular de la línea ha producido una baja importante en los robos. Celular robado, celular bloqueado. Propongo el bloqueo inmediato de todos los celulares cuyo registros identifiquen que sus IMEI han sido clonados. A simple vista, depende de un sencillo mecanismo técnico, pero ¿por qué no se implementa? ¿Cuáles son las razones por las cuales habiendo soluciones posibles, aún se siguen robando aparatos?

Todo indica que los costos para reinstalar una línea, habiendo eliminado el clon, es demasiado alto para las empresas de telefonía celular; concluyo que la seguridad y la vida de los argentinos está muy por debajo de los intereses de estas grandes corporaciones.

Continue Reading

Actualidad Política

Universidades Nacionales financian a Malena Pichot y amigos

Ya que en estos días se ha vuelto mainstream, estaría bueno decir que Rechimuzzi, junto con la bandita de Futurock (Bimbo, Pichot, etc.) no han dejado Universidad Pública sin aspirarle fondos.

La Universidad Nacional de Tres de Febrero les bancó la mini-serie “Tarde Baby”. Más datos aquí

Con la Universidad Nacional Arturo Jauretche hicieron el “De nuestro lado”, definido como un “collage audiovisual” Fue anunciado aquí

“Caja de Herramientas” es el ciclo televisivo que realizaron para la Universidad Nacional de José C. Paz y la Universidad Nacional de General Sarmiento. Lo pueden chequear acá

Estos son los mismos que después lloran “ajuste en las Universidades Nacionales”.

Yo necesito que alguien me explique de donde sale que estas tienen que ser polos audiovisuales (cualquiera que ahonde un poco más podrá ver que hay miles de ejemplos más con “artistas” afines).

De más está decir que es IMPOSIBLE chequear cuando cuanto $$$ costaron estos “productos” atento a que las Universidades Nacionales incumplen sistemáticamente las normas de acceso a la información pública.

Fuente: @Recomondos

Continue Reading

Politicos.com.ar © 2018