Connect with us

Actualidad Política

51 años de discontinuidad

El libro ‘’Los que mandan’’ de José Luis de Imaz es una clara muestra de lo que debe ser un análisis sociológico y objetivo, intentando no entrometer juicios críticos si no más bien de describir la realidad argentina en base a la observación de sus hechos.

Su análisis se ubica en la Argentina de 1950, y el mismo es publicado en 1964. Según el autor tres son las causas del problema en Argentina de no haber vuelto nunca a tener una ‘’clase dirigente’’, la cual significaría una unidad de objetivos y valores o normas compartidos por los distintos sectores e instituciones que detentan el poder. Anteriormente las clases dirigentes correctamente llamadas, estaban compuestas por hombres formados con capacidad de cumplir varias acciones en distintos ámbitos del servicio al país (economistas, militares, políticos, historiadores, escritores, etc.), las mismas compartían una formación común, la cual destaca la capacidad de comunicación que entre ellos se desempeñaba. Compartían valores, familias, clubes e instituciones donde formarse mutuamente en un nivel parejo. En cambio luego en el proceso de transición a las nuevas generaciones de dirigentes, es decir los hijos de éstos próceres y nuevos inmigrantes, comienza el problema de la incomunicación, por la cual cada juventud según su status social, los valores que la misma representaba y brindaba una formación, crecieron en su ámbito particular de poder con un pensamiento y mentalidades inquebrantables e imposibles de conciliar con las otras tan distintas. Esto se debió a la falta de clubes o instituciones que contuvieran y relacionaran a estos distintos dirigentes provenientes de tan diversos ámbitos. Del mismo modo, y con relación a la comunicación, como segunda causa se menciona a la educación. Siendo ésta un ámbito donde se pudieran intercambiar ideas y opiniones entre sí contenidos en un espacio de diálogo. Y como tercer causa el autor menciona al Peronismo, en el sentido en que éste instala en la sociedad los valores de lealtad y obsecuencia con el valor máximo, en detrimento de las calidades intelectuales o los valores de las personalidades. Por estas razones considero muy interesante la capacidad de actualidad y contemporaneidad del texto ‘’Los que mandan’’ en la sociedad argentina del siglo XXI.

El autor detalla ciertas características de la sociedad argentina que analiza, las cuales encuentro sorprendentemente similares y aplicables a la realidad política que transitamos actualmente, luego de 51 años de su publicación.

A causa de los grandes cambios que se produjeron en el tránsito de una minoría dirigente aristocrática u oligárquica hacia una mas democráticamente amplia, detalla como la diversificación de orígenes de los diferentes grupos dirigentes influye en su funcionamiento en conjunto, siendo la sociedad la que debe pagar el alto precio por no lograr la dirigencia tener objetivos en común. Menciona ‘’Es decir, si el problema actual de los dirigentes es su radical incomunicación, esta incomunicación es fruto de algo cuyas raíces hay que buscar en el pasado.

Si hoy no hay comunicación, es porque los dirigentes no se conocen…’’Se puede observar el parecido con la actualidad, donde los grandes dirigentes y en medio de un contexto político de elecciones presidenciales, las diferencias sociales y de valores que cada uno de ellos representan son muy marcadas. La polarización en la sociedad misma se produce en base a lo que cada partido o grupo de poder que lo identifica, representa. Se divide la misma ciudadanía bajo iguales reglas o códigos que los referentes o dirigentes proponen. No es una sociedad ni menos aún unos dirigentes que busquen justamente conocerse, dialogar, desarrollar un programa o proceso para el futuro del país donde todos participen. Se juega una batalla en el cual deberá triunfar una sola ideología, irreconciliable con el resto de los ámbitos de poder que no piensen de forma similar. Lo más sorprendente es que la sociedad sea quien aún hoy, luego de tanto tiempo se encuentra en la misma postura y donde su demanda electoral sea alimentada con esa necesidad de diferenciarse simplemente del resto de los opositores, y no basada en la necesidad de tener un concepto de país como objetivo, comprendiendo que una coordinación con el resto de los grupos de poder influyentes es necesaria para cumplirlo.

Por otro lado en cuanto a la calidad de dirigencia política, el autor menciona ‘’Casi todos eran abogados: profesión poco apta para la conducción. La conducción moderna requiere mentes inductivas en lugar de deductivas, la elaboración de un plan a partir de los datos del ser y no extraído de un orden normativo(…)’’. Se podría decir que la descripción del mando necesario en la actualidad, requiere las mismas características, una capacidad inductiva por medio del diálogo con el resto de los dirigentes para lograr un objetivo común para el futuro del país. Es importante volver a centrarse en el ‘’ser’’ y en qué clase de sociedad decidimos ser, para de ese modo ser representados correcta y abarcativamente, y no por inclusión dentro de un concepto de país cerrado en los valores propios de un grupo de representantes de manera subjetiva, dejando fuera otro gran porcentaje del país excluido de ser representado por pensar distinto.

Otra de las cuestiones comparables a la sociedad de hoy en día es la cuestión de la calidad de la dirigencia que detenta el poder. Explica el autor, como en aquella época cuando el futuro de la Argentina se veía repleto de riqueza por ser el llamado ‘’granero del mundo’’ se dejaron guiar por esa confianza en el futuro a tal punto que llegó a ser imperceptible e indiferente la calidad o preparación del ejercicio del poder. Ante la ceguera en aquella confianza, no fue fundamental la capacidad de previsión ni la prudencia en el ejercicio del poder ante cualquier complicación o imprevisto. ‘’(…) el futuro era ajeno e independiente al esfuerzo, al sacrificio o a la responsabilidad personal de cada uno de los argentinos.’’ ‘’(…) es cierto que la valía de un hombre o de un grupo se prueba cuando se enfrenta con un obstáculo, aquí toda una sociedad madura se encontró con que ni siquiera había sido preparada para imaginar la posibilidad del obstáculo.’’ Similar a experiencias actuales más cercanas, como podría ser la crisis del 2001 y la incapacidad de acción o idoneidad de los dirigentes políticos en su momento por ejemplo. Es imprescindible comprender que el futuro del país no es ilimitado, ni sus recursos, ni su capacidad de corregir los errores. Hay toda una sociedad que luego debe cargar con la solución de los problemas realizados en una gestión, a lo largo de varias generaciones. Pero es también la sociedad quien debe comprender que tal cual dice el autor, el futuro si depende del esfuerzo, sacrificio o responsabilidad personal de cada uno de los argentinos, tanto al momento de delegar la responsabilidad de gobernar, como así también en aquellos que asumen la misma. Hoy en día cargamos con grandes problemas sociales de atrasos en cuestiones de pobreza y educación, como así también en relación a la economía y la inflación que afecta la capacidad de consumo de la población y cada vez se encuentra mas desvalorizada la capacidad de compra de un sueldo, al no ser suficiente el ingreso con relación al consumo.

En cuanto a los partidos políticos y quienes los conforman, encontramos características de alienación a los mismos, sin capacidad de observar la realidad objetiva y abiertamente receptiva a recibir críticas o puntos de vista distintos, fuera del esquema sostenido por el propio partido. Tal como indica el texto ‘’poco a poco el peronismo identificó la lealtad y la obsecuencia como valores máximos. Las calidades intelectuales, los valores del espíritu y la capacidad investigativa comenzaron a visualizarse como indicadores de una independencia de criterio más que sospechosa. Se modificaron los criterios de selección y concluyó por generalizarse una mentalidad que reputaba poco conveniente el esfuerzo personal, el triunfo por méritos exclusivos y el lucimiento en cualquier campo de la actividad’’ ‘’Así fueran oficialistas u opositores. Y si eran oficialistas, con mayor razón; una propaganda que nos convencía de nuestra suficiencia y que nos presentaba como rectores en todos los órdenes, incluida la investigación nuclear, tendía a alejarnos de los grandes centros de formación mundial a los que realmente hubiéramos debido acudir-‘’ la política pasó al centro, a convertirse en una mera lucha y por ende a bajar los niveles colectivos de exigencia personal. Actualmente es el partido el que moldea las opiniones de sus integrantes y silencia sus voces u opiniones bajo un libreto formado.

‘’ Entendieron la política como exclusión y a sus relaciones, siempre dicotómicas, o amigo o enemigo’’ Esa vivencia de la dirigencia política desde aquellos años, tiene relación directa con la dirigencia actual, ya que representa una característica muy marcada en nuestra sociedad. Se trata en mi opinión de una concepción de la política, un modus operandi de un paradigma antiguo, de un contexto político muy distinto al del siglo XXI, pero que sin embargo se mantiene vigente a la hora de construir el poder y la distribución y organización de la sociedad misma. Es un código común establecido y aceptado el cual debe cambiar. ‘’Así, finalmente la historia argentina pasó a ser una sucesión de discontinuidades (…) solo se han producido varias quiebras con fractura.’’

‘’En efecto, el peronismo, nuevo Rey Midas, convirtió todo lo que tocó en tres materiales distintos: los que lo rechazan todo sin reconocimiento alguno, los que en el peronismo lo admiten todo sin beneficio de inventario, y más alla de las posiciones irreductibles, los pocos que desean ser objetivos’’. Sin mucho que agregar, la sociedad Argentina actual se encuentra exactamente en este estado, completamente polarizada con una ideología o pensamiento dominante con gran capacidad de convencimiento que busca aglutinar opiniones únicamente a favor, o de lo contrario se utiliza nuevamente el concepto amigo o enemigo. Y urgente es su necesidad de transformación y de intentar reconstruir o mediar entre tan antagonistas visiones de un mismo país. ‘’Porque éste es el hecho básico que enmarca una generación. Que es y seguirá siendo vieja en la medida en que no transponga la dicotomía en que vivió. La salida solo puede entreverse a través de una ‘’generación nueva’’. En la que casi todos deben ser nuevos –nuevos por su actitud- y en la que también habrá los viejos nuevos que hayan podido a tiempo asumir e internalizar las experiencias’’. En el contexto electoral en el que vivimos, las opciones son variadas y varias de ellas consideran ésta posición, la cuestión central será si es efectiva y real su capacidad de mantenerse en ese estado y no recaer una vez en el poder (si es que existiese la posibilidad) de repetir una vez mas los errores para lograr finalmente un cambio generacional del modus operandi de la política generalmente aceptado a lo largo de tantos años. ¿Estará la sociedad finalmente, luego de tantas experiencias y años, en el momento histórico donde se encuentre la búsqueda de éste cambio?.

Finalmente el autor termina el capítulo haciendo mención a ‘’una perspectiva para lo inmediato’’. Desarrolla la importancia de una auténtica nueva generación cuando la misma se convierta en reconstructiva ‘’-(…) las nuevas elites estarán formadas por elites reconstructivas; es decir, de los distintos sectores que convergen funcionalmente en la cúspide. (…) deberán ser no solo funcionalmente, sino también ideológicamente reconstructivas y aun históricamente reconstructivas, que será lo más difícil.-’’ Coincido con el autor, a pesar de la diferencia de épocas, que continúa siendo el desafío principal del país el logro de una clase dirigente de este tipo, la cual aún no ha surgido y sigue vacante el lugar para ser ocupado. Pero éste cambio tal cual explica Imaz, no debe ser realizado por un sector social, sino por varios quienes deberán comenzar la reconversión, y este cambio luego obrará sobre el resto como un ‘’efecto de demostración’’ sobre los demás. En el contexto actual, luego de las elecciones presidenciales quedará definido que tipo de país buscamos, y si la alternativa es optar por una visión distinta de la misma, será necesaria la convergencia de todos los sectores interesados en participar en la política del país. Afirma también el autor que ‘’-hay un vacío generacional en los partidos políticos, no existe la generación de recambio-’’ y en cuanto a los partidos políticos dice ‘’-(…) nacen, crecen y mueren con rapidez.’’. Creo que es otro fenómeno que se puede observar en la realidad argentina actual, en la cual partidos políticos nacen y al poco tiempo se rompen, luego se generan uniones, desaparecen, cambian de aliado, de nombre y de ideología, olvidando la importancia que la Constitución Nacional misma les da como representantes del pueblo para detentar por medio de los mismos el poder y participar en la toma de decisiones.

Por último el autor finaliza con optimismo hacia el futuro, haciendo referencia a la crisis como un lugar donde los que han crecido en ella, han madurado y lleva a una toma de conciencia íntima y personal, acercando a los jóvenes, favoreciendo el diálogo, el espíritu crítico y la racionalidad, lo cual considero, debería ser el tipo de interpretación que deberíamos darle las generaciones actuales a la realidad y a la historia argentina, ya que los hechos ocurren en un medio temporal, pero somos quienes vivimos en el presente quienes podemos hacer algo positivo o negativo con la historia y las experiencias pasadas. Lamentablemente luego de más de cincuenta años de su publicación, aún no se ha logrado el resultado deseado si no mas bien, repetir los errores. Y me es inevitable pensar si realmente habrá llegado el momento, si será ésta junto con la generación futura la que realmente transforme y encarne el cambio que todos o muchos buscamos, siempre y cuando signifique un cambio que incluya, que deje de lado los binomios, y con las diferencias incluidas prepare a una verdadera clase dirigente por un futuro de continuidades y con recambios y alternancias entre los gobernantes, pero finalizando con las discontinuidades de nuestra historia que tanto nos ha hecho retroceder y estancarnos. ¿Serán finalmente 51 años suficientes para tomar conciencia? ¿volveremos a generar una clase dirigente como merecemos?

fin-de-ac3b1o

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad Política

Austral: Después de 22 años, comienza el juicio

La tragedia de Austral ocurrió el 10 de octubre de 1997

Un total de 35 funcionarios vinculados al sistema de aviación civil se sentarán este martes en el banquillo de los acusados para responder en un juicio oral y público por el delito de estrago doloso, en relación al accidente del vuelo 2553 de Austral que se estrelló en Fray Bentos, Uruguay, en octubre de 1997 y causó 74 muertes.

La instancia oral llega más de veinte años después de la primera investigación judicial, a cargo del entonces juez federal de primera instancia, Jorge Ballestero. El debate comenzará a partir de las 10 en el Tribunal Oral Federal (TOF) 5 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Para la instrucción del juicio, el juez tomó un informe en base a las pericias de la Junta de Investigación de Accidentes de Uruguay.

Ese texto señaló que “equivocaciones en la toma de decisiones de la tripulación llevaron a la aeronave a volar fuera de sus límites, perdiendo velocidad en medio de una furiosa tormenta, con dificultades de comunicación con (el aeropuerto internacional de) Ezeiza y sin haberse percatado de que estaba ya en territorio uruguayo”.

La Justicia investigó entonces la participación de funcionarios de la Dirección Nacional de Aeronavegabilidad, un organismo bajo el control de la Fuerza Aérea, y también de los responsables del vuelo de la empresa Austral.

En 2004, Ballestero sobreseyó a todos los imputados por falta de mérito pero la medida fue apelada y la Sala I de la Cámara Federal revocó la decisión y ordenó al mismo magistrado profundizar la investigación.

Dos años después, el juez federal procesó a los mismos que había sobreseído al considerar que estaba probado el “estrago doloso”, ya que los funcionarios y técnicos estaban al tanto de los déficits de instrumental de la aeronave y aún así consintieron que volara.

Las defensas apelaron pero la Sala I confirmó el procesamiento de todos los imputados y se inició el proceso de elevación a juicio.

En 2013 la causa quedó radicada en el Tribunal Oral Federal 5, que en ese momento y aún hoy tramitaba la megacausa “Esma”, vinculada a delitos de lesa humanidad durante la dictadura.

Como una de sus medidas procesales, el TOF ordenó que se instrumente una nueva pericia completa sobre el accidente, que culminó en 2017.

Con esas evidencias, se iniciará este martes en los tribunales de Comodoro Py la primera audiencia del juicio a los involucrados directos en una de los mayores accidentes aéreos de la aviación civil argentina

Continue Reading

Actualidad Política

La AFIP denunció a Marcelo D’Alessio

La AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos) denunció al detenido espía-falso abogado Marcelo D’Alessio por supuestas compensaciones apócrifas de IVA e Impuesto a las Ganancias, a raíz de una investigación iniciada en una agencia del organismo recaudador. Según confirmaron fuentes del organismo, la denuncia quedó a cargo del juez en lo penal ecónomico Rafael Caputo, quien tiene su despacho en los tribunales de avenida de los Inmigrantes 1900, en el barrio porteño de Retiro.

La denuncia se presentó a raíz de una investigación interna hecha en la AFIP en la que D’Alessio está inscripto y se detectaron “compensaciones apócrifas” en los dos impuestos desde 2014 hasta 2018 por un monto de diez millones de pesos. El fiscal que quedó a cargo es Jorge Dhal Rocha.

D’Alessio está detenido con prisión preventiva en dos causas penales, una se tramita en el juzgado de Ramos Padilla y la otra en el de Luis Rodríguez. Una de estas causas tramita en la justicia federal de Dolores, a cargo del juez Alejo Ramos Padilla, quien lo acusó de integrar una asociación ilícita dedicada a obtener información de causas judiciales de manera ilegal para luego extorsionar .

En esta causa está citado para mañana a declaración indagatoria el fiscal federal Carlos Stornelli, en torno a supuestas maniobras extorsivas denunciadas en la causa por los cuadernos de la corrupción.

La otra causa con procesamiento confirmado.  La Cámara Federal ratificó el pasado jueves 21 de marzo el procesamiento con prisión preventiva de D’Alessio por tentativa de extorsión al ex despachante de aduana Gabriel Traficante, confirmaron fuentes judiciales. La medida fue dictada por la Sala II de la Cámara, que encomendó al juez federal Luis Rodríguez acelerar la producción de medidas de prueba para que la causa pueda ser elevada a juicio oral y público.

En la causa que instruye Rodríguez a D’Alessio, se le atribuye haber exigido “abultadas sumas” de dinero a Traficante, vecino suyo cuando vivía en el country Saint Thomas, en el conurbano bonaerense, para favorecerlo en la megacausa sobre el multimillonario contrabando conocida como “La mafia de los contenedores”. El ex despachante de aduana, quien actúa como querellante en el caso contra D’Alessio, aparecía implicado en la causa sobre contrabando, que tramita en el fuero penal económico.

Para que su ofrecimiento apareciera como verosímil, D’Alessio le habría dicho a Traficante que ejercía funciones en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), tener conexiones con magistrados y periodistas, y exhibido fotografías sobre operativos judiciales.

El tribunal de segunda instancia volvió a llamar la atención sobre tiempo transcurrido desde que en 2016 se formalizó la denuncia hasta que, en las últimas semanas, se reactivó la instrucción. “Hubo medidas de prueba que no fueron ordenadas oportunamente, pero eso no implica la invalidez de la incorporación de elementos, cuyo modo de obtención no fue cuestionada ni presenta motivos que den pie a excluirlos de la instrucción”, consignó la resolución firmada por los camaristas Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia.

Los camaristas concluyeron que en el sumario existe “base probatoria bastante” para el procesamiento, y que “tampoco constituye óbice a los fines de la imputación, que no se cuente en el expediente con pruebas objetivas que avalen el nivel de acceso a información, ni el tipo de influencia que, en sus mensajes y comunicaciones, decía tener D´Alessio con relación a las autoridades judiciales de ese caso o ante periodistas”. Irurzun y Bruglia afirmaron que “aun cuando éste (D’Alessio) haya obrado con engaño, lo cierto es que la maniobra se dirigió a afectar la voluntad del destinatario por el temor, por la exigencia que compele a hacer lo que no se quiere, en procura de un beneficio económico”.

Entre las medidas de prueba que los jueces encomendaron al juez para profundizar la pesquisa, figuran escuchar las versiones de tres testigos que, según la denuncia, habían tomado conocimiento de los hechos y un peritaje de voz a los audios reservados en la causa.

Continue Reading

Actualidad Política

Lucas Córdoba, Concejal de Cambiemos, agredido

Un grupo de militantes de Cambiemos, junto al concejal Lucas Córdoba, denunciaron ser atacados este sábado por cinco hombres mientras realizaban un timbreo en el barrio La Loma, ubicado en Laferrere, provincia de Buenos Aires.

Según confirmaron las fuentes policiales, cinco hombres descendieron de un Chevrolet Corsa gris increpando a los jóvenes que realizaban los habituales contactos con los vecinos.

Los detenidos son: Pablo Ubeira (38), Daniel Centurión (32), Sergio Navarro (41), Gabriel Carrasco (42) y Gastón Jiménez (29). El concejal Córdoba fue quien resultó más agredido. Los golpes ocurrieron con una barra de hierro. La Policía bonaerense llegó rápidamente al lugar y aprehendió a los agresores.

Según los testigos, fueron “obligados” a retirarse bajo el grito “no se puede caminar por acá con esas remeras”. Córdoba fue golpeado en su espalda y entre el grupo de agredidos había hombres y mujeres, quienes se refugiaron en una vivienda y desde allí llamaron al 911.

Los agresores permanecerán detenidos en la Comisaría Distrital Este Primera al menos hasta el lunes. Allí se espera la intervención de la Unidad Fiscal N°2, que dispuso actuaciones por amenazas agravadas, lesiones y resistencia a la autoridad.

Lucas Córdoba tiene 28 años y, además de ser concejal es el presidente de Jóvenes PRO de La Matanza y vicepresidente 2do de Jóvenes PRO de la provincia de Buenos Aires.

A raíz de lo sucedido, el ministro de Educación Alejandro Finochiaro se expresó en su cuenta de Twitter: “El cambio camina por toda La Matanza. Cambiemos no ha impuesto el cambio, Cambiemos es el vehículo para el cambio que decidió la gente, gente que vive en el partido y quiere otra forma de vida. Y eso es imparable. Repudio absolutamente esta cobarde agresión”.

Desde el bloque de diputados provinciales de Cambiemos expresaron su repudio y preocupación ante la agresión y señalaron que “la intolerancia es algo que siempre hemos repudiado y hoy nuevamente tenemos que levantar nuestra voz para defender la democracia, el respeto ante la disidencia y la tolerancia”

Continue Reading

Politicos.com.ar © 2018