Connect with us

Actualidad Política

Mauricio Macri o Daniel Scioli: dos pensamientos con raíces históricas diferentes

La contienda electoral del próximo domingo en Argentina enfrenta dos “modelos” ideológicos diversos. Las diferencias ideológicas entre los dos candidatos con más posibilidades de triunfar existen y son bastante evidentes. Pero estas divergencias no son identificables a partir de los discursos públicos de los candidatos.

Por un lado, podemos encontrar un candidato peronista que exalta los valores que históricamente este partido defendió para el país: entre otros, el nacionalismo, el estatismo y el afán distributivo.

Aún cuando el peronismo de Perón no haya sido original al defender el nacionalismo en contraste con un modelo de desarrollo hacia afuera, se puede afirmar que es este movimiento político quién supo  explotar mejor los supuestos beneficios de seguir una política nacionalista que relega  por definición al extranjero, al inmigrante y a todo aquella persona física o jurídica que quiera apostar de alguna manera por el país sin haber nacido en él. El nacionalismo, a contramano de lo que muchos de sus adversarios piensan, ve en el atributo de nación un criterio de exclusión en sí mismo bueno y deseable, que es coreado y exaltado hasta el cansancio y con el cual miles de argentinos parecen identificarse a priori. Decir que alguien es nacionalista, no es lo mismo a (no es sinónimo de) amar y querer la Argentina; es mucho más que eso porque implica también descalificar a quién no cumple con esa condición.  Reducirlo en su condición, en pocas palabras.

Así, una política nacionalista procura fijar trabas al libre movimiento de personas a lo largo y ancho del país. Busca limitar la inmigración, de múltiples modos, a través  del establecimiento de requisitos para la entrada de inmigrantes a un país, la persecución de personas por su pertenencia a una etnia en particular o la fijación de cuotas que limitan la libre movilidad de los individuos. Los fundamentos de una política de este tipo son múltiples, pero sobresalen algunos como ser la idea de que el extranjero fomenta la vagancia y la rebeldía. Actualmente se alerta por problemas como la delincuencia, el narcotráfico y el terrorismo.  Se suscitan también dudas respecto a la posibilidad del extranjero de insertarse efectivamente en el mercado de trabajo. Pero estos fundamentos vienen usualmente cargados de una retórica nacionalista fuertemente cargada de odio que no es más que la otra cara del miedo. En Europa, una retorica xenófoba se viene imponiendo con bastante éxito en los últimos años, incluso dentro de los mismos gobiernos.

El proteccionismo es uno de los rasgos más visibles del nacionalismo en política económica. Limita la entrada de productos importados a un país a través del establecimiento de aranceles e impuestos a la importación. Encarece como consecuencia el producto importado, permitiendo a la industria nacional competir, en condiciones ventajosas, en el mercado local. Las consecuencias históricas de seguir una política de este tipo son la menor eficiencia de la economía y el aumento del costo de vida.

Además, el peronismo ha hecho gala de un rol activo del Estado dentro de la sociedad. Y no es una mera casualidad que esto haya sido así. El peronismo nació desde arriba, desde el Estado, por lo que su líder fundador, el general Juan Domingo Perón, requirió una retórica y un discurso funcional al mismo que le permitiera retener y conservar el poder por muchos años. No es tampoco una novedad que los militares argentinos veían en el Estado un aparato eficaz (o quizás más que un aparato) capaz de tratar y solucionar los problemas sociales más urgentes que la Argentina atravesaba en pleno siglo XIX y XX (al menos aquellos militares que gobernaron antes de 1976). Eran profundamente optimistas respecto al Estado. Perón fue un gran exponente de esta visión. Sus planes quinquenales para la formación de una industria pesada enteramente nacional, su creencia en el gasto social del Estado como motor del progreso y su idea del Estado como mediador en los conflictos entre capital y trabajo son ejemplos de la trascendencia que el Estado tenía para Perón.

En los últimos años, los gobiernos peronistas de Néstor Kirchner y Cristina Fernández tuvieron, por diferentes circunstancias, metas menos ambiciosas que Perón, pero la idea del Estado como promotor de la industria nacional, del “gasto social” estatal como base del éxito personal y el rol central del Estado en la mediación de los conflictos entre empresarios y trabajadores siguió vigente y se impuso con fuerza en el discurso público.

El peronismo, en tercer lugar, cree profundamente en la idea de mejorar la redistribución del ingreso en favor de la clase trabajadora, o dicho en otras palabras, en mejorar la participación de los trabajadores en la renta nacional. Este deseo se ha expresado de múltiples formas, no siempre a favor de que los trabajadores ganen más o estén mejor. El peronismo, alzando la bandera de la industria nacional, no ha dudado en extraer y transferir sistemáticamente recursos en forma compulsiva desde los sectores productivos (el agro principalmente) hacia la industria, sin percatarse de que esta última requería para un desarrollo más armónico y duradero un campo fuerte y pujante. En muchos casos, los gobernantes peronistas han hostigado y difamado públicamente a la clase empresaria a través de múltiples medios y formas con el objetivo de recibir el beneplácito de los trabajadores asalariados. Con expresiones peyorativas como”gorila” u oligarca se pretendía denunciar aquello que los empresarios habían conseguido durante los años en los que gobernaron. Ninguna voluntad de justicia se alzó contra estos sectores,  ya que al discurso público en forma de denuncia no lo acompañó ninguna voluntad de investigar o impulsar una investigación que revelara corrupción o enriquecimiento ilícito. En muchos casos, el propio gobierno fue cómplice y socio de los negocios turbios entre privados. Muy frecuentemente los gobiernos en Argentina intentaron ganarse el apoyo del electorado a través de discursos demagógicos que directamente desacreditaban el afán de ganancia de los empresarios como si el sólo hecho de ganar plata fuera inmoral.

Un breve repaso por las ideas que el peronismo históricamente ha defendido, es una buena manera de clarificar las ideas antagónicas. Brevemente sobresalen las ideas cosmopolitas, la meritocracia, la igualdad de oportunidades iniciales y un Estado limitado en sus funciones pero eficiente que permita un libre desarrollo de las personas en el marco de un Estado de Derecho.  Estas ideas se ajustan más o menos bien al ideario del liberalismo.

En las elecciones del domingo, considero que se enfrentan dos modelos de país diferentes. Ninguna de las propuestas con más chances de ganar (según las encuestas) se amolda perfectamente a las dos cosmovisiones o doctrinas en el estado puro que describí arriba.

La propuesta encarnada por Daniel Scioli se amolda bastante bien, creo, al ideario peronista, sin compartir el nacionalismo más extremo. A su vez, se hace ver como un candidato conciliador o pacificador.

Mientras que aquella visión representada por el candidato del Pro, Mauricio Macri, sintoniza con una visión que, sin ser liberal, es más republicana y cosmopolita que la defendida por el candidato del Frente para la Victoria. Dos modelos de país enfrentados. Dos opciones diferentes, una de las cuales el ciudadano deberá elegir.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad Política

Gerardo Zamora quiso sacar US$ 32 millones en efectivo

El gobierno de Santiago del Estero intentó sacar 31.900.000 dólares en efectivo por una ventanilla del Banco Hipotecario, pero se encontró con el impedimento de la Justicia que evitó el sospechoso cobro por parte de apoderados de la gobernación de Gerardo Zamora.

Ante la extraña solicitud, desde el banco pidieron explicaciones y desde Santiago del Estero señalaron que se trataba de una emergencia y que el dinero era necesario para afrontar, entre otras obligaciones, el pago de salarios.

Lo que llamó aún más la atención del banco, ya que los sueldos no se pagan en dólares ni en efectivo. Al mismo tiempo la entidad bancaria le informó a la provincia que el retiro de casi 32 millones de dólares en efectivo tendría un costo adicional de 400.000 dólares. Y que ese gasto se evitaba si la operación se hacía en forma electrónica. Así y todo los apoderados insistieron en hacer el retiro en efectivo.

Al mismo tiempo y ante la negativa del Banco Hipotecario, el gobierno de Santiago del Estero inició una acción judicial ante un juzgado de aquella provincia, donde una jueza civil y comercial autorizó la extracción y le dio un plazo de tres días al banco para que la hiciera efectiva.

A la acción judicial iniciada en la provincia se sucedió la intervención de altos funcionarios santiagueños que insistieron ante las autoridades bancarias para que fuera autorizado el retiro de dinero en efectivo.

Debido a que la operación era sospechosa, intervino la Unidad de Información Financiera (UIF) el organismo del Estado que previene el lavado de dinero. Esa oficina pidió la intervención de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) que depende de la Procuración General de la Nación.

La PROCELAC pidió una medida cautelar para suspender el retiro debido a lo sospechosa de la situación. La semana pasada la jueza federal María Servini de Cubrini dispuso una medida cautelar que frenó por diez días hábiles el pago de esa considerable cifra. La provincia deberá explicar de manera razonable el por qué de tamaña extracción.

En 2017 hubo una modificación de la UIF a las normas que regulan las operaciones en los bancos. Cuando se detecta una operación inusual de algún organismo público, además de justificar el origen de los fondos hay que explicar el destino del dinero. Debido a lo extraña de la operación que intentó Santiago del Estero el banco alertó a la UIF.

Esto surgió a partir de un caso emblemático: los retiros de grandes sumas de dinero que hacía la agrupación de Milagro Sala en Jujuy. Pero además de avisar a la UIF el banco le pidió explicaciones a los apoderados de la provincia que habían ido a retirar la plata. Les solicitaron el acta administrativa preguntando para qué eran esos fondos y quién había tomado esa decisión. La primera respuesta fue que la iban a usar para pagar sueldos y gastos corrientes de la provincia. Desde el banco preguntaron para qué necesitaban dólares y por qué retiraban un monto fuera de lo habitual.

La segunda respuesta de los funcionarios del gobierno de Gerardo Zamora fue que lo hacían para proteger los recursos de la provincia frente a la crisis generada por el gobierno Nacional.

Hay una norma de la provincia de Santiago del Estero que establece que esos pagos no pueden realizarse ni en efectivo ni en dólares, sino solamente con transferencia bancaria.

Mientras está en vigencia la cautelar dictada por Servini se inició una etapa de conciliación entre la provincia y el banco para resolver la situación. Por el momento, el retiro del dinero en efectivo por ventanilla quedó suspendido.

En tanto, otro caso similar pero de un monto menor está a cargo del juez federal Sebastián Ramos. A fines de octubre la provincia de Santiago del Estero intentó retirar dos millones de dólares en efectivo y por ventanilla de la sucursal del Banco Nación de la capital provincial.

El banco sólo tenía la mitad del dinero, que fue entregada. Antes de la segunda entrega se dio una intervención similar a la sucedida en intento de retiro de casi 32 millones de dólares y Ramos paró el retiro por el millón de dólares pendiente.

Los investigadores no descartan que haya habido en los últimos tiempos más operaciones similares que serán judicializadas a la brevedad. En tanto se trata de investigar para qué se iban a utilizar los fondos públicos de la provincia gobernada por Zamora.

Continue Reading

Actualidad Política

Aerolíneas Argentinas: gremios anunciaron paro de 24 horas para el lunes

Los gremios agrupados en Sindicatos Aeronáuticos Unidos anunciaron hoy un paro de 24 horas para el próximo lunes. La medida de fuerza tendrá lugar luego de que Aerolíneas Argentinas suspendiera a 376 empleados que participaron de una asamblea de 11 horas el pasado 8 de noviembre, lo que provocó la suspensión de 258 vuelos.

En la previa, a través de una carta, los sindicatos aeronáuticos APTA, APA, UPSA, UALA y APLA habían adelantado la realización de un plan de lucha debido al “incumplimiento por parte de la Empresa del pago de la cláusula compensatoria inflacionaria (cláusula gatillo) correspondiente al mes de septiembre, como así también el estancamiento evidenciado en la negociación salarial del Grupo AR/AU para el período 2018/19″.

“Hemos resuelto convocar a un paro total de actividades para el lunes 26. Es un primer paso, luego se harán otras medidas, movilizaciones, marchas. En este caso afecta exclusivamente a Aerolíneas y Austral porque es un tema salarial, por incumplimiento del acta firmada el año pasado“, indicó el secretario general de la Unión del Personal Superior y Profesional de Empresas Aerocomerciales (UPSA), Rubén Fernández.

En diálogo con los medios, el delegado de los trabajadores aeronáuticos criticó al Gobierno y consideró que busca hacer “desaparecer” a la línea aérea de bandera. “La están achicando, la están vendiendo mal”, afirmó, y agregó: “Con los sueldos de octubre se tendría que haber aplicado la cláusula gatillo por inflación, y no la aplicó, entonces que no nos quieran hacer responsables de no dialogar cuando hay algo firmado y homologado y la empresa no lo cumple”.

Los trabajadores del sector aéreo señalaron, además, que el paro podría extenderse a raíz de las suspensiones instrumentadas por Aerolíneas Argentinas, que se conocieron hoy, a raíz de la mencionada asamblea realizada el 8 de noviembre que dejó varados a más de 30 mil pasajeros y provocó la cancelación de 258 vuelos.

La empresa estatal resolvió suspender a 376 empleados por entre 10 y 15 días, según confirmaron fuentes de Aerolíneas Argentinas, y las áreas donde hubo más sanciones fueron Tráfico y Contact Center (las dos de atención al público), al tiempo que quienes trabajan en el sector de Tripulantes de a Bordo no participaron de la asamblea, por lo que no fueron sancionados.

La decisión fue comunicada en las últimas horas vía telegrama a los afectados, y las sanciones más extensas son para aquellos empleados que dejaron de hacer su trabajo durante la medida de fuerza. Además, la empresa les descontará las horas no trabajadas a quienes participaron de la asamblea.

Continue Reading

Actualidad Política

Desafuero de Cristina Kirchner: no hubo quórum y se levantó la sesión

El oficialismo fracasó hoy en su intento de tratar el pedido de desafuero de la senadora Cristina Kirchner, al no poder reunir el quórum necesario para sesionar, de 37 legisladores presentes.

La sesión había sido citada para las 16:00 y siendo las 16:30, sólo había 26 presentes en el recinto, por lo que el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, levantó la sesión y abrió las expresiones en minoría.

Al recinto bajaron únicamente la bancada de Cambiemos y dos senadores del Interbloque Parlamentario Federal (Carlos Reutemann y Lucila Crexell) mientras que el Bloque Justicialista y el Frente para la Victoria no concurrieron.

La intención de Cambiemos era tratar el pedido de desafuero que envió el juez federal Claudio Bonadio en diciembre pasado en el marco de la causa que acusa a la ex presidente de presunto encubrimiento del atentado a la AMIA a través de la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán.

El único que habló en el recinto luego de levantada la sesión fue Pinedo, quien expresó que con este intento Cambiemos cumple con su “obligación” dado que el plazo para tratar el pedido de Bonadio comenzó a regir “el primero de marzo” y desde esa fecha “se cumplen 180 días” este martes, límite para tratar el tema.

El senador oficialista indicó que con este intento, Cambiemos busca demostrar que “no hay espíritu corporativo para el no tratamiento de los temas” y agregó: “Tampoco hay lo que se ha dicho acerca de una persecución política o jurídica, lo que hay es una investigación judicial en marca. Fuimos cuidadosos en que sea eso lo que está en discusión”.

“De ninguna manera pensamos que puede haber ningún tipo de impunidad corporativa”, finalizó el presidente provisional del Senado.

Esta iniciativa de Cambiemos se dio en medio de una discusión entre el oficialismo y parte del Bloque Justicialista y el resto de la oposición sobre la conveniencia o no de convocar a una sesión ordinaria para tratar algunos proyectos pendientes (que sería la última antes del cierre del año parlamentario el 29 de noviembre).

Y es que el kirchnerismo y una porción significativa del Bloque Justicialista que preside Miguel Pichetto quieren tratar en la primera oportunidad que se presente un proyecto para derogar el decreto del presidente Mauricio Macri que eliminó el Fondo Federal Solidario.

El también llamado “Fondo Sojero” era una caja de más de $50 mil millones que se coparticipaba entre todas las provincias y municipios y que en los últimos días fue el caballito de batalla sobre el que se subió un grupo de senadores para llevar adelante una rebelión interna en la bancada peronista.

Es por esa razón que la posibilidad de que el tema se trate no sólo inquieta a Cambiemos, sino que reabre una fuerte discusión interna en el bloque que encabeza Pichetto, donde hay varias fisuras internas.

Continue Reading

Politicos.com.ar © 2018