Connect with us

Actualidad Política

El desafío de Mauricio Macri y el frente Cambiemos

Los resultados de las elecciones del pasado domingo representan, en líneas generales, una buena performance para la oposición. La diferencia de 8 puntos porcentuales y monedas entre el primero, el Frente para la Victoria liderado por Daniel Scioli, y la oposición, liderada por Mauricio Macri, está dentro de los rangos esperados. No hubo grandes sorpresas y es de esperar que tampoco las haya en octubre.

En los últimos años asistimos a un rebrote o resurgimiento de la oposición desde las cenizas. Durante años, le costó mucho hacer pie en elecciones nacionales, especialmente para el cargo de Presidente. Se sabe que los recursos y los dispositivos de poder con que cuenta no son asimilables a aquellos en poder del oficialismo. La pelea es despareja desde el comienzo y su lucha se centra entonces en bloquear el poder de daño del oficialismo e intentar, a través de los limitados medios a disposición, generar suficiente entusiasmo en las diferentes capas de la sociedad que le permitan transformarse en una verdadera alternativa de poder. Esto se logra no solo con la ayuda de recursos materiales, sino también con suficientes recursos humanos dispuestos a movilizar y concientizar a la población sobre la necesidad de un cambio en las políticas nacionales.

La alianza Cambiemos, liderada indiscutiblemente por Mauricio Macri, se presenta como una fuerza que se sitúa en las antípodas del kirchnerismo. El énfasis en los últimas semanas y meses estuvo puesto en cuestionar la manera de gestionar del oficialismo en el nivel nacional. Es que la diferencia central entre un frente y el otro (el Frente para la Victoria y el frente Cambiemos) parecería estar en un modo distinto de concebir la administración del Estado: como consecuencia, las denuncias por corrupción en la Administración Central, las críticas a La Cámpora, los abusos de la autoridad, la falta de diálogo y políticas de largo plazo se convirtieron en “caballitos de batalla” del frente Cambiemos para derrotar al oficialismo. Un supuesto giro en el discurso de Mauricio Macri parecería evidenciar la necesidad de superar el viejo discurso centrado en la antinomia público/privado para pasar a una discusión superadora, que como señalé, viene a colocar en el centro del debate la eficiencia en la administración. Este “cambio” en el discurso significa una gran oportunidad para el país para estabilizarse, institucionalizarse y lograr aquellos consensos de largo plazo que le permitan crecer y desarrollarse. Siempre y cuando quién terminé siendo vencedor sea la oposición.

Decir que el frente Cambiemos hizo una buena elección, no significa negar la posibilidad de identificar errores y corregirlos a tiempo. Los desafíos que el frente tendrá en los próximos meses son varios. En primer lugar, necesitará mantenerse unido. Para ello requerirá mucha prudencia por parte de sus integrantes. Cualquier declaración desmedida y fuera de lugar podría ser aprovechada por el oficialismo para cargar contra lo que ellos llaman “la alianza”, en clara alusión a la Alianza para el Trabajo, la Justicia y la Educación liderada por el ex Presidente Fernando de la Rúa y Carlos “Chacho” Alvarez. Esta última experiencia debería servir de ejemplo a los nuevos líderes de la oposición para no volver a cometer los mismos errores del pasado. Más cerca en el tiempo, el Acuerdo Cívico y Social y el frente UNEN fracasaron, entre otras razones, por falta de mesura y entendimiento entre sus socios.

En segundo lugar,  el frente tendrá que procurar suficiente coherencia y coordinación al interior de sus filas. Las acciones y los discursos de sus integrantes deberían, de ahora en más, potenciarse y no entrar más en contradicción. Para ello, no tendrán otro remedio que reunirse y planificar un discurso y una línea de acción que posibiliten efectos sinergéticos. La unificación de las propuestas y su difusión son un imperativo que no puede demorarse más.

En tercer lugar, lo más importante. El frente en su conjunto deberá retener si no todos, al menos una gran parte de los votos logrados en agosto. Si bien el caudal de voto conseguido por los precandidatos a presidente Ernesto Sanz y Elisa Carrió no es muy grande (medido en términos porcentuales), su dispersión en terceros candidatos podría poner seriamente en riesgo las chances de Mauricio Macri de acceder a una segunda vuelta. Es por eso que tanto uno como el otro deberán realizar de ahora en más un esfuerzo superador que compense su magro desempeño en la elección. El objetivo exigirá no solo retener sufragios, sino también sumar nuevos votos de diferentes sectores. Ernesto Sanz tendrá una tarea titánica de aquí en adelante si se comprueba que los votos radicales no lo acompañaron durante la última elección. Se pondrá a prueba su capacidad de unificar al radicalismo y seducir a los adalides de su partido. Y a los propios radicales.

La buena noticia para el frente Cambiemos es que si finalmente la elección de octubre se polariza, las chances de elevar su porcentaje de votos totales respecto a la última elección y acortar la distancia con el primero aumenta sustancialmente. La probabilidad de que todo esto suceda es, desde mi punto de vista, alta.

No obstante,  de nada se puede estar seguro. En línea con lo que algunos periódicos vienen señalando, los votos conseguidos por José Manuel de la Sota en Córdoba representan una buena oportunidad para Daniel Scioli, si bien el primero mantiene desde hace tiempo una posición crítica hacia la Casa Rosada. Y los cordobeses parecen no simpatizar demasiado, en líneas generales, con el gobierno nacional, siendo Scioli parte integrante del mismo. El proceso de mimetización de Scioli para con el kirchnerismo dificultarían aún más la atracción de nuevos votos peronistas, entre los cuales se encuentran también los del propio Sergio Massa.

Las cartas están echadas. Las negociaciones y los acuerdos formales seguirán esperando. El Frente para la Victoria intentará por todos los medios alcanzar y superar el 40% de los votos en la primera ronda de las elecciones en octubre, al tiempo que Cambiemos hará todo lo posible para evitar quedar a 10 puntos de distancia de Daniel Scioli, situación que pudiera poner fin a sus ambiciones de pelear por la presidencia. El escenario más probable es el ballotage. Pero, en última instancia, el resultado dependerá de las acciones y las voluntades individuales de los participantes que se disputan, en esta elección, el control del gobierno y el futuro del país.

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad Política

Procesaron al ex número 2 de Carlos Mac Allister en la Secretaría de Deportes

El juez federal Ariel Lijo dictó el procesamiento de Orlando Moccagatta, quien fue el segundo del secretario de Deportes Carlos  Mac Allister, en una causa en la que se lo investiga por favorecer supuestamente a la empresa Myrtha Pools, que construye piletas de natación.

Se trata de uno de los primeros procesamientos que se dictan desde Comodoro Py para funcionarios que pasaron por la administración de Mauricio Macri. Moccagatta está acusado de negociaciones incompatibles con la función pública y fue embargado en 55 millones de pesos. Por las sospechas en su contra, fue desplazado del Gobierno en noviembre de 2017.

Moccagatta está sospechado de favorecer contrataciones directas a Myrtha Pools por parte de diversos municipios y provincias. La causa se inició tras un informe periodístico en el programa PPT, de Jorge Lanata.

El acusado fue presidente de esa empresa hasta el 30 de noviembre de 2015, antes de que llegara el gobierno de Mauricio Macri. Cuando asumió su cargo como segundo de Deportes, quedó en la mira de la Justicia por haber recomendado las contrataciones directas a Myrtha Pools en provincias y municipios. Ahora, tras una investigación, quedó procesado y embargado, junto a dos personas vinculadas a la empresa, Ricardo Fernández y Hugo Ducasse.

Existen en el legajo elementos de cargo suficientes como para sostener que Orlando Oscar Moccagatta –en su carácter de Subsecretario de Deportes y Alto Rendimiento Deportivo de la Nación- se interesó y direccionó los tres subsidios anteriormente detallados, destinados a la instalación de piscinas olímpicas en diferentes puntos del país, para lograr su pronta concesión y que sean aplicados, exclusivamente, en la instalación de piletas de la marca “Myrtha Pools“, sostuvo el juez.

Según señaló, ello se hizo “con la finalidad de beneficiar con la adjudicación de aquellas contrataciones a la sociedad “Project & Management Pools S.A.”, única distribuidora en el país de las piscinas “Myrtha Pools”; conformada por los socios Fernández y Ducasse y que él mismo había fundado en el año 2013 y sido su presidente hasta su arribo a la función pública, señaló el juez.

Según afirmó, “el precio de de venta de las acciones de la empresa acordado entre Moccagatta y Ducasse, así como también las demás circunstancias del caso anteriormente acreditadas, me llevan a presumir fundadamente que el primero de ellos siguió siendo el dueño de la compañía luego de su asunción como funcionario público. Ello, sin perjuicio de que las pruebas recabadas no permitan afirmar que efectivamente haya percibido parte de sus ganancias, producto de las negociaciones aquí investigadas”.

“Como se advierte, el objeto de estos actuados se circunscribió en establecer cómo Moccagatta –desde su función pública- se interesó en los subsidios detallados en miras de beneficiar a la firma “Project & Management Pools S.A.” con la adjudicación de las contrataciones investigadas y, en particular, a sus accionistas –Fernández y Ducasse- quienes obtuvieran un rédito económico producto de aquellas negociaciones. Asimismo, que esta hipótesis ha sido debidamente acreditada”, agregó Lijo al firmar los procesamientos.

Continue Reading

Actualidad Política

Gerardo Zamora quiso sacar US$ 32 millones en efectivo

El gobierno de Santiago del Estero intentó sacar 31.900.000 dólares en efectivo por una ventanilla del Banco Hipotecario, pero se encontró con el impedimento de la Justicia que evitó el sospechoso cobro por parte de apoderados de la gobernación de Gerardo Zamora.

Ante la extraña solicitud, desde el banco pidieron explicaciones y desde Santiago del Estero señalaron que se trataba de una emergencia y que el dinero era necesario para afrontar, entre otras obligaciones, el pago de salarios.

Lo que llamó aún más la atención del banco, ya que los sueldos no se pagan en dólares ni en efectivo. Al mismo tiempo la entidad bancaria le informó a la provincia que el retiro de casi 32 millones de dólares en efectivo tendría un costo adicional de 400.000 dólares. Y que ese gasto se evitaba si la operación se hacía en forma electrónica. Así y todo los apoderados insistieron en hacer el retiro en efectivo.

Al mismo tiempo y ante la negativa del Banco Hipotecario, el gobierno de Santiago del Estero inició una acción judicial ante un juzgado de aquella provincia, donde una jueza civil y comercial autorizó la extracción y le dio un plazo de tres días al banco para que la hiciera efectiva.

A la acción judicial iniciada en la provincia se sucedió la intervención de altos funcionarios santiagueños que insistieron ante las autoridades bancarias para que fuera autorizado el retiro de dinero en efectivo.

Debido a que la operación era sospechosa, intervino la Unidad de Información Financiera (UIF) el organismo del Estado que previene el lavado de dinero. Esa oficina pidió la intervención de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) que depende de la Procuración General de la Nación.

La PROCELAC pidió una medida cautelar para suspender el retiro debido a lo sospechosa de la situación. La semana pasada la jueza federal María Servini de Cubrini dispuso una medida cautelar que frenó por diez días hábiles el pago de esa considerable cifra. La provincia deberá explicar de manera razonable el por qué de tamaña extracción.

En 2017 hubo una modificación de la UIF a las normas que regulan las operaciones en los bancos. Cuando se detecta una operación inusual de algún organismo público, además de justificar el origen de los fondos hay que explicar el destino del dinero. Debido a lo extraña de la operación que intentó Santiago del Estero el banco alertó a la UIF.

Esto surgió a partir de un caso emblemático: los retiros de grandes sumas de dinero que hacía la agrupación de Milagro Sala en Jujuy. Pero además de avisar a la UIF el banco le pidió explicaciones a los apoderados de la provincia que habían ido a retirar la plata. Les solicitaron el acta administrativa preguntando para qué eran esos fondos y quién había tomado esa decisión. La primera respuesta fue que la iban a usar para pagar sueldos y gastos corrientes de la provincia. Desde el banco preguntaron para qué necesitaban dólares y por qué retiraban un monto fuera de lo habitual.

La segunda respuesta de los funcionarios del gobierno de Gerardo Zamora fue que lo hacían para proteger los recursos de la provincia frente a la crisis generada por el gobierno Nacional.

Hay una norma de la provincia de Santiago del Estero que establece que esos pagos no pueden realizarse ni en efectivo ni en dólares, sino solamente con transferencia bancaria.

Mientras está en vigencia la cautelar dictada por Servini se inició una etapa de conciliación entre la provincia y el banco para resolver la situación. Por el momento, el retiro del dinero en efectivo por ventanilla quedó suspendido.

En tanto, otro caso similar pero de un monto menor está a cargo del juez federal Sebastián Ramos. A fines de octubre la provincia de Santiago del Estero intentó retirar dos millones de dólares en efectivo y por ventanilla de la sucursal del Banco Nación de la capital provincial.

El banco sólo tenía la mitad del dinero, que fue entregada. Antes de la segunda entrega se dio una intervención similar a la sucedida en intento de retiro de casi 32 millones de dólares y Ramos paró el retiro por el millón de dólares pendiente.

Los investigadores no descartan que haya habido en los últimos tiempos más operaciones similares que serán judicializadas a la brevedad. En tanto se trata de investigar para qué se iban a utilizar los fondos públicos de la provincia gobernada por Zamora.

Continue Reading

Actualidad Política

Aerolíneas Argentinas: gremios anunciaron paro de 24 horas para el lunes

Los gremios agrupados en Sindicatos Aeronáuticos Unidos anunciaron hoy un paro de 24 horas para el próximo lunes. La medida de fuerza tendrá lugar luego de que Aerolíneas Argentinas suspendiera a 376 empleados que participaron de una asamblea de 11 horas el pasado 8 de noviembre, lo que provocó la suspensión de 258 vuelos.

En la previa, a través de una carta, los sindicatos aeronáuticos APTA, APA, UPSA, UALA y APLA habían adelantado la realización de un plan de lucha debido al “incumplimiento por parte de la Empresa del pago de la cláusula compensatoria inflacionaria (cláusula gatillo) correspondiente al mes de septiembre, como así también el estancamiento evidenciado en la negociación salarial del Grupo AR/AU para el período 2018/19″.

“Hemos resuelto convocar a un paro total de actividades para el lunes 26. Es un primer paso, luego se harán otras medidas, movilizaciones, marchas. En este caso afecta exclusivamente a Aerolíneas y Austral porque es un tema salarial, por incumplimiento del acta firmada el año pasado“, indicó el secretario general de la Unión del Personal Superior y Profesional de Empresas Aerocomerciales (UPSA), Rubén Fernández.

En diálogo con los medios, el delegado de los trabajadores aeronáuticos criticó al Gobierno y consideró que busca hacer “desaparecer” a la línea aérea de bandera. “La están achicando, la están vendiendo mal”, afirmó, y agregó: “Con los sueldos de octubre se tendría que haber aplicado la cláusula gatillo por inflación, y no la aplicó, entonces que no nos quieran hacer responsables de no dialogar cuando hay algo firmado y homologado y la empresa no lo cumple”.

Los trabajadores del sector aéreo señalaron, además, que el paro podría extenderse a raíz de las suspensiones instrumentadas por Aerolíneas Argentinas, que se conocieron hoy, a raíz de la mencionada asamblea realizada el 8 de noviembre que dejó varados a más de 30 mil pasajeros y provocó la cancelación de 258 vuelos.

La empresa estatal resolvió suspender a 376 empleados por entre 10 y 15 días, según confirmaron fuentes de Aerolíneas Argentinas, y las áreas donde hubo más sanciones fueron Tráfico y Contact Center (las dos de atención al público), al tiempo que quienes trabajan en el sector de Tripulantes de a Bordo no participaron de la asamblea, por lo que no fueron sancionados.

La decisión fue comunicada en las últimas horas vía telegrama a los afectados, y las sanciones más extensas son para aquellos empleados que dejaron de hacer su trabajo durante la medida de fuerza. Además, la empresa les descontará las horas no trabajadas a quienes participaron de la asamblea.

Continue Reading

Politicos.com.ar © 2018