México estudia reemplazar el maíz norteamericano por el argentino

Un senador de México presentó una propuesta para que se reduzcan sus compras de maíz a Estados Unidos y las sustituya por completo en un plazo de tres años, en respuesta a la “agresividad” de Donald Trump.

La iniciativa por el reemplazo del maíz fue presentada por el senador Armando Ríos Piter con el objetivo de reducir la dependencia de México de las importaciones de maíz de Estados Unidos y sustituirlas por compras a Brasil y Argentina.

“La propuesta pretende establecer un programa de ‘compras consolidadas’ de maíz del exterior, cuyo objetivo es disminuir las compras de este producto a Estados Unidos en un 60 por ciento el primer año, en 80 por ciento el segundo año y en 100 por ciento en el tercer año”, dice la propuesta.

Para ello, el maíz se declararía un “bien necesario” para la economía mexicana y el Estado sería el encargado de establecer las políticas necesarias para el abastecimiento.

México es el principal destino de las exportaciones de maíz de Estados Unidos. En 2016 las compras de maíz desde ese país superaron los 2.300 millones de dólares.

Los agricultores estadounidenses enviaron 2.400 millones de dólares en maíz a México en 2015, el año más reciente de los datos disponibles. En 1995, un año después de que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte se convirtiera en ley, las exportaciones de maíz a México eran de solo 391 millones de dólares.

Los expertos creen que un cambio en las exportaciones de maíz como el que propone el senador Ríos Piter, del Partido de la Revolución Democrática sería muy costoso para los agricultores de Estados Unidos.

«Si realmente vemos una guerra comercial donde México comienza a comprarle a Brasil… vamos a ver que eso afectará el mercado del maíz y destrozará el resto de la economía agrícola», dijo Darin Newsom, analista senior de DTN, una empresa de gestión agrícola.