YPF operará uno de los barcos que hay para procesar y exportar gas licuado

Con la presencia del embajador de Bélgica en la Argentina, Peter Maddens, el presidente de YPF, Miguel Gutiérrez, junto al CEO, Daniel González, presentó al CEO y director ejecutivo de Exmar, Nicolás Saverys, tras la firma a última hora del día anterior del acuerdo para traer una barcaza licuefactora que le permitirá al país, por primera vez en su historia, comenzar a exportar GNL (gas natural licuado) e industrializar el gas argentino, desde el Puerto de Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires.

Destacó Gutiérrez en un encuentro con la prensa que «la llegada de esta barcaza, prevista para febrero, permitirá comercializar el gas de Vaca Muerta a los más de 40 países importadores de GNL. Se trata del primer proyecto flotante de exportación de GNL en América Latina, el tercero en el mundo, que incluirá a Argentina dentro del selecto grupo de países exportadores de GNL».

«Estamos muy entusiasmados con este proyecto, ya que abre nuevos mercados y acelera la monetización de las extensas reservas de gas natural en Argentina. Queremos aportar nuestra experiencia para cooperar con YPF a convertirse en un proveedor de GNL significativo y confiable para la región y el mundo», dijo Nicolás Saverys, CEO de Exmar.

«Con este proyecto podemos agregar valor al recurso extraído de Vaca Muerta, y aprovechar al máximo la compatibilidad estacional con los mercados del hemisferio norte, siendo nuestra ubicación única para dichos centros de demanda», agregó Gutiérrez.

Esta iniciativa, que enfocará exportaciones de GNL a distintos mercados internacionales, incluyendo Asia, Europa y mercados regionales, aspira a acelerar la explotación de las extensas reservas de gas natural, habilitando la llegada de nuevos capitales para explorar y desarrollar aún más los importantes recursos de Vaca Muerta.

«Concretamente, permitirá generar ingresos por más de USD 200 millones por año, en una primera etapa, lo que representa el 10% de las exportaciones totales de combustibles y energía, con unos 2,5 millones de metros cúbicos día, equivalente a 500 mil toneladas/año. Supera las exportaciones de arroz, miel y cueros», dijo el CEO Daniel González.

Actualmente, por cuestiones de estacionalidad el mercado argentino registra excedentes en el verano y faltantes de gas en el invierno, pero con este desarrollo, que se estima comenzará a estar operativo a partir de junio de 2019, aproximadamente, no sólo se sustituirán importaciones, sino que además se generarán exportaciones y mejorará la ecuación de precios, tanto para la plaza doméstica, como para el expansivo mercado internacional.

De ahí que destacara Gutiérrez que «a partir de este acuerdo la Argentina comienza a transitar un camino virtuoso en dónde se observan los beneficios de las inversiones en gas de los últimos años y da impulso a proyectos futuros, destacándose que probablemente el GNL producido se transporte a la Terminal de GNL de Escobar y sea utilizado para sustituir importaciones de dicho producto, siendo esto un impacto positivo para la cuentas nacionales».

Daniel González estimó que la capacidad de procesamiento de la barcaza representará el 5% de la producción actual de YPF, con 2,5 millones de m3, que va permitir que va a permitir que sobre gas en verano y se exporte; y las provincias puedan comenzar a recibir regalías. Se está pensando en un volumen a largo plazo que es de 10 veces lo que puede operar la barcaza.

Detalles del proyecto.

La barcaza, que a su arribo a puerto de Bahía Blanca será bautizada con el nombre TANGO FLNG, es una unidad nueva y flotante con una capacidad de almacenamiento 16.100 m3 GNL y de licuefacción de 2,5 mm3/d de gas natural. Su producción anual es equivalente al consumo de 1 año de un millón de hogares.

Esta unidad flotante es la primera en su tipo en ser desarrollada por Exmar, sumando un valor sin precedentes a la producción de GNL a precio competitivo, y es la tercera en su tipo en el mundo, demandó casi 5 años de construcción, empezó en 2011 y se terminó en 2016, por pedido del gobierno colombiano. Pero la operación no se pudo cerrar por dificultades financieras y eso fue rápidamente advertido por los directivos de YPF y en tiempo récord, unos 5 meses se concretó el acuerdo para operarla en la Argentina con gas argentino.

El contrato de operación se fijó inicialmente en 10 años, con una inversión en tierra para conectar la unidad y movilizar el gas de Vaca Muerta, de aproximadamente USD 20 millones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here