AMLO quiere bajar sueldos de jueces de la Corte Suprema mexicana


El nuevo presidente de MéxicoAndrés Manuel López Obrador​ (AMLO), dijo que los salarios de los jueces de la Corte Suprema son una «injusticia» después de que éstos rechazaran el intento de su partido de recortarlos.

AMLO criticó lo que dijo que era un ingreso mensual de 600.000 pesos mexicanos (US$29.731). Si bien esa cifra podría ser algo exagerada ya que incluye algunos beneficios como seguros, un cálculo más conservador estima su pago anual antes de impuestos en alrededor de US$269.000. Esto equivale aproximadamente al salario de US$267.000 del presidente del Tribunal Supremo de Estados Unidos, John Roberts, y supera los US$255.300 de los ocho jueces asociados.

El PBI per cápita de México es de menos de US$9.000 al año, una sexta parte del de Estados Unidos, y, por lo general, los trabajadores de México ganan una ínfima parte que los empleados en el mismo trabajo en Estados Unidos, en parte porque el coste de vida en México es mucho menor. Los salarios más bajos de México en el sector automotriz, por ejemplo, fueron un punto clave en las negociaciones de este año para revisar el Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte de 1994.

La tasa de pobreza de México continúa cerca de los niveles de principios de la década del 90, aproximadamente la mitad de la población, e incluye a una clase permanente de desempleados. La defensa de los pobres por parte de AMLO fue uno de los factores que condujeron a su aplastante victoria en julio.

En un comunicado, la Corte Suprema rechazó la afirmación de AMLO de que sus miembros ganen 600.000 pesos al mes.

La obsesión de AMLO va más allá de la remuneración de los 11 miembros de la Corte Suprema. Tiene previsto recortar su propio salario después de impuestos a 108.000 pesos al mes y limitar el de los funcionarios públicos con mayores ingresos al mismo nivel. También quiere aumentar los salarios para aquellos en niveles más bajos. Se espera que dichos cambios estén incluidos en la propuesta de presupuesto que debe enviar al Congreso antes del domingo.

El Congreso de México, donde la coalición de AMLO tiene mayoría, aprobó en septiembre una ley que limita los salarios públicos. La Corte Suprema ha dictaminado este mes que la ley viola la Constitución y no se puede aplicar a la Corte, ni a organismos autónomos como el banco central y el instituto electoral, generando críticas de algunos miembros del partido de AMLO.

Antecedente: AMLO y el Presidente de la Corte Suprema

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, está ejecutando su iniciativa de reducción de gastos y cumpliendo las promesas de su campaña.

Su próximo objetivo son los magistrados de la Suprema Corte de Justicia que, según él, perciben una remuneración muy alta.

Después del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el presidente de la Suprema Corte de Justicia de México es tal vez el funcionario público mejor remunerado del mundo, dijo AMLO el martes por la mañana en su conferencia de prensa diaria. Los magistrados de primera instancia ganan hasta 600.000 pesos (US$29.731) por mes, indicó.

«No podemos tener gobierno rico con pueblo pobre», dijo AMLO.

López Obrador promete no solo recortar su salario y el de altos funcionarios del gobierno, sino que también planea aumentar los salarios de los funcionarios públicos de menor nivel. En las conferencias de prensa diarias ha repetido que no se debe ingresar al mundo de la política si el deseo es ganar dinero y que todo se trata de servir al país y a su gente.

Las críticas a los magistrados, aunque moderadas y emitidas en el tono suave y folclórico que caracteriza a AMLO, no son bien recibidas por los mismos.

Los más altos magistrados de todo el país emitieron declaraciones el lunes rechazando las acusaciones que tildan a sus altos salarios de «falsos» y lo acusaron de intentar debilitar el sistema judicial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here