Israel: para el Gobierno, Alberto Nisman fue “asesinado”

El Gobierno de Israel afirmó que Alberto Nisman fue «asesinado», en el marco de un informe respecto de los avances en la investigación por el atentado a la AMIA.

«Nisman fue nombrado Investigador principal del (ataque con) coche bomba de 1994 contra la Asociación Mutual Israel Argentina (AMIA) que mató a 85 personas, lo que lo convierte en el peor ataque terrorista en la historia de Argentina. El 18 de enero de 2015, Nisman fue asesinado, solo un día antes de la fecha programada para informar sobre sus hallazgos sobre el ataque», afirma un comunicado de la Cancillería israelí al que tuvo acceso la Agencia Judía de Noticias.

El monumento en memoria de Nisman construido por Fondo Nacional Judío Keren Kayemet LeIsrael y el KKL Argentina en el Bosque de la Amistad Israel-Argentina, está ubicado en el Bosque Ben Shemen, junto al memorial levantado en honor a las víctimas de los atentados a la AMIA en Buenos Aires y la Embajada de Israel en Argentina.

La ceremonia de este viernes, a la que está invitada la madre del ex fiscal, Sara Garfunkel, será encabezada por el presidente del Parlamento israelí, Yuli Edelstein; el embajador argentino en Israel, Mariano Caucino; el presidente mundial del KKL, Daniel Attar, Felman y los titulares de la AMIA, Agustín Zbar, y de la DAIA, Jorge Knoblovits.

Los mensajes que complican a Lagomarsino por la muerte de Nisman

En vísperas de su cuarto aniversario, la investigación por la muerte del fiscal Alberto Nisman vuelve a poner en el centro de la escena a Diego Lagomarsino. Un peritaje a cargo de la Gendarmería Nacional establece que fueron cuatro los mensajes de Whatsapp que intercambiaron el técnico informático con el fiscal, y que los mismos fueron borrados la mañana siguiente a su muerte.

Estos mensajes entre ambos, del 17 de enero por la mañana, serían previos al presunto llamado en el que el fiscal le habría pedido a Lagomarsino un arma por su seguridad, aunque no se sabe qué hablaron en ese intercambio.

El peritaje no consigue acceder al contenido, solo permite determinar que hubo un cruce de mensajes, algo que Lagomarsino dijo que había olvidado. Al respecto, los investigadores de la muerte del fiscal creen que esos mensajes tienen que ver con la trama criminal.

En diálogo con PERFIL meses atrás, el técnico informático negó la existencia de esos mensajes. «No es real. De haber existido una comunicación con él, yo se la hubiera dicho. ¿Cuál es el problema? Ahora, que esto tira por tierra los llamados de Alberto (Nisman) hacia mí es una falsedad absoluta. Pero lo más importante de la pericia es que el teléfono no tenía ningún tipo de borrado seguro, se recuperaron Whatsapp, mails, todo. Todo lo que Alberto mismo borró y hay información de cuándo se apagó y se prendió. Hay de todo», sostuvo.

En el peritaje, otros dos registros recuperados arrojaron información de personas con las que Nisman se contactó en las horas previas a su muerte. Pasadas las 21.20 recibió un mensaje de Leandro Santos, dueño de una agencia de modelos, al que Nisman respondió. Tras ese mensaje, el equipo se apagó, y fue encendido a las 7.40 del domingo 18.

El otro registro muestra una discusión que mantuvo con Sandra Arroyo Salgado, su ex esposa y madre de sus hijas. En un mensaje a ella, Nisman escribió que estaba «hecho mierda y vos encima seguís». A ese mensaje, Arroyo Salgado respondió: «Olvidate de mis hijas».

En esas últimas horas, antes de denunciar a la expresidenta, les dijo a sus allegados que iba a denunciar algo que generaría conmoción, pero que estaba en buen estado de salud, desestimando que creyeran que estaba “loco”. «Pese a todo, estoy mejor que nunca jajajajajaja», les escribió.

En 2018, en tanto, la Cámara Federal confirmó el procesamiento que había dictado el juez Julián Ercolini sobre Diego Lagomarsino, y  los jueces Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia confirmaron el fallo y sostuvieron que Nisman fue víctima de un homicidio.

Ese homicidio, consideraron, está relacionado con la denuncia que el fiscal había realizado el 14 de enero de 2015 contra Cristina Kirchner, el fallecido excanciller Héctor Timerman y el diputado Andrés Larroque, entre otros, al acusarlos de buscar la impunidad de Irán en la causa AMIA. Aún la Justicia no logró determinar quién fue el autor material del disparo, como tampoco pudieron establecer los móviles de su asesinato.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here