Brexit: Reino Unido busca aprobar la salida de Europa

El Parlamento británico vota este viernes el Brexit, (acuerdo de Retirada de la Unión Europea). Un texto que tiene todos los números para ser rechazado una vez más. La primera ministra, Theresa May, necesita el apoyo de los irlandeses del DUP, que han reiterado su negativa a apoyar el acuerdo por sus discrepancias con la frontera con el Reino Unido.

En los últimos días, May ha intentado diferentes estrategias a la desesperada, llegando incluso a poner su dimisión sobre la mesa si su acuerdo es aprobado por la Cámara, pero ni siquiera este anuncio parece haber cambiado mucho las cosas. Algunos diputados anunciaron que cambiarían el sentido de su voto al conocer las intenciones de la primera ministra, pero no parecen suficientes para que el acuerdo sea aprobado..

¿Qué vota el Parlamento con el Brexit?

La Cámara deberá votar sobre las 15:30, hora española, una moción presentada por el Gobierno que incluye tan solo el acuerdo del Brexit, excluyendo la declaración política que había acordado la primera ministra con Bruselas. May ha tenido que desvincular ambos textos para poder burlar la prohibición del speaker del Parlamento, John Bercow, de presentar por tercera vez el mismo acuerdo a los diputados.

El acuerdo de Retirada es un documento legalmente vinculante que incluye las condiciones de los pagos pendientes con la UE, los derechos de los ciudadanos en el Reino Unido y en Europa, así como el polémico respaldo a la frontera entre Irlanda del Norte e Irlanda, el principal escollo para su aprobación.

Ni dividir el acuerdo en dos, ni el anuncio de su dimisión parecen haber convencido a los diputados, o al menos no a los suficientes para que el texto sea aprobado. Además de la oposición del Partido Laborsita y de la de los 10 diputados del DUP, May también cuenta con detractores en sus filas. Los medios británicos hablan de unos 30 tories euroescépticos que seguirían en la línea de votar contra el plan.

Contra reloj

Al Reino Unido se le acaba el tiempo para encontrar la fórmula de salir de la Unión Europea con un acuerdo. La extensión aprobada por Bruselas finalizará el 12 de abril si no se acepta el acuerdo antes de esta medianoche, como ha recordado el fiscal general Geoffrey Cox, que ha advertido de que cualquier demora posterior al 12 de abril estaría entonces “sujeta al veto de 27 líderes de la UE”.

Si se aprueba el texto, el Reino Unido lograría automáticamente una extensión hasta el 22 de mayo, pero en caso contrario debería abandonar Europa el 12 de abril, aunque fuese sin acuerdo, o bien solicitar una prórroga más larga, que solo sería concedida si el Parlamento británico puede demostrar que tiene un plan.

Todo apunta a una nueva derrota de la Cámara, que nos llevaría a una nueva sesión de votos indicativos -sin valor legal- el lunes, en una segunda ronda de las votaciones del miércoles que acabaron sin ninguna mayoría clara a favor de ninguna de las alternativas al plan de May. Una verdadera encrucijada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here