Alberto Samid: ordenan detener al empresario de la carne

El Tribunal Oral en lo Penal Económico 1 ordenó la detención del matarife Alberto Samid al no presentarse en el veredicto que iba a dictarse en su contra en el marco de la causa por asociación ilícita y evasión. Fuentes judiciales informaron que por unanimidad el Tribunal dispuso la detención al no presentarse durante el domingo, día inusual convocado en una última audiencia de juicio, y tampoco este miércoles en que estaba programado el veredicto.

Fuentes judiciales informaron que la presencia del «Rey de la Carne» en el encuentro de esta mañana era obligatoria porque se iban a realizar las dúplicas y réplicas, y posiblemente la lectura del veredicto del caso.

Ante el faltazo de Alberto Samid, la Fiscalía pidió que se adopten medidas y los jueces decidieron ordenar la detención. Tal era el grado de sorpresa de los presentes en la sala, que ni siquiera el abogado defensor tenía noticias sobre el paradero del empresario, explicaron las fuentes consultadas.

Vicente Dattoli, letrado del empresario, reconoció en TN que desde el viernes no tiene novedades de su paradero. «Tengo la expectativa de que se comunique con nosotros, es un hombre que está enfermo, ha estado internado, tiene problemas de presión», señaló.

La semana pasada, el fiscal Gabriel Pérez Barberá había solicitado condenar a Samid a seis años y seis meses de prisión. En sus alegatos, el funcionario judicial dio por probado que el empresario integró una asociación ilícita a través de la cuál se evadían impuestos de la comercialización de carne. La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que actúa como querellante en el caso, también pidió condena para Samid y el resto de los acusados.

La causa penal comenzó en 1996 por una denuncia de la Dirección General Impositiva (DGI) respecto a que grupo de frigoríficos evadía el IVA en la comercialización de carne, el rubro al que se dedica Samid.

El juicio está a cargo del Tribunal Oral Penal Económico 1, integrado por los jueces Diego García Berro, Ignacio Fornari y José Michilini

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here