Roberto Baradel habló del procesamiento de la docente

El secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA), Roberto Baradel, instó a la Justicia a «actuar» en relación al procesamiento de la docente bonaerense Corina de Bonis, quien el 12 de septiembre de 2018 afirmó haber sido secuestrada y torturada, pero pericias actuales determinaron que habría emitido una denuncia falsa.

«La Justicia tiene actuar. Nosotros siempre planteamos eso. Con respecto a lo que sucedió ese día, eso lo va a determinar la Justicia. Ante semejante denuncia, nosotros lo primero que hicimos fue pedir la protección a las autoridades de los docentes e instar a que se hagan las denuncias y que se vaya a fondo con la investigación judicial. Todas las declaraciones nuestras van en ese sentido», aseguró Baradel, ante la consulta.

El hecho ocurrió en septiembre de 2018, cuando la mujer afirmó que un grupo de personas la había atacado y escrito con un arma blanca en el abdomen la leyenda: «Ollas no». Por esos días, la maestra participaba de diferentes ollas populares que tuvieron lugar luego de que se suspendieran las clases por la explosión de un comedor escolar de Moreno que provocó la muerte de dos personas.

«Hay una causa que se sigue investigando para determinar las responsabilidades en ese hecho. En su momento se había imputado al gasista pero nosotros creemos que eso tiene que ir más allá. Hay más responsabilidades. Nosotros creemos que la Justicia tiene que ir a fondo, investigando las responsabilidades en esa causa, lo mismo que en la denuncia de la causa de De Bonis», expresó Baradel.

Al momento del presunto secuestro, fue el propio titular de SUTEBA quien denunció el hecho en conferencia de prensa. Los interrogantes por los dichos de la docente comenzaron en octubre, cuando el procurador general bonaerense Julio Conte Grand manifestó sus dudas sobre el relato de la mujer y expresó que, según las cámaras de seguridad de la zona, «resulta una hipótesis de trayecto que no es coincidente ni compatible con el tiempo necesario como para que esta señora haya sufrido los hechos tal como ella lo describió».

De acuerdo al documento de citación, la acusación por falso testimonio se basa en filmaciones de tres cámaras de seguridad de la intersección de las calles Tablada y Lugones (Moreno) “que dan cuenta del pasar de la víctima, no así de la circulación de vehículo alguno con características similares a las cuales ésta describiera, menos aún del acometimiento denunciado”.

En tanto, la DDI de Moreno-General Rodríguez (Brigada de investigación) afirmó que del análisis de las filmaciones se concluye “la imposibilidad de que el suceso pueda haber ocurrido en ese lapso temporal y en el lugar indicado, habiendo individualizado a las dos personas que se avistaran en las filmaciones caminar delante de la denunciante quienes no han observado el circular de ningún vehículo como el descripto, ni escuchar gritos, frenadas, circular de vehículos a alta velocidad, ni ruidos de pelea’”.

Por su cuenta, la pericia realizada por la división Tecnologías Aplicadas de la Policía Federal Argentina reveló la “inexistencia” de señales físicas de haber sufrido politraumatismo en su pómulo derecho -como gabía indicado- , y asegura “que en base al estado de la cinta asfáltica no sería posible una escritura perfecta sobre el abdomen de la misma».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here