Pedro Sánchez buscará gobernar en solitario

El socialista Pedro Sánchez ganó las elecciones legislativas de ayer en España y ahora deberá pactar para seguir gobernando. No obstante, su partido espera hacerlo en solitario con pactos puntuales.

El PSOE gobierna en España desde junio del 2018 cuando una moción de censura desplazó al entonces presidente de derecha, Mariano Rajoy. En aquel momento el partido solo disponía de 85 diputados y tuvo que pactar con varias fuerzas del Parlamento. Sin embargo, ahora, tras las elecciones generales el socialismo tiene 123 legisladores, lo que le da mayor peso e influencia.

Si el líder del PSOE renueva la alianza con la formación que encabeza Pablo Iglesias, Unidas podemos, Sánchez sumará 165 diputados, 18 por encima de los que en conjunto tendrá la derecha. No obstante, un Gobierno de alianzas no es lo que el socialismo español tiene en mente.

La vicepresidenta, Carmen Calvo, anticipó que la intención del PSOE es gobernar en solitario con pactos puntuales. De ese modo, descartó la posibilidad de una coalición con Unidas Podemos: «La política española ha cambiado tanto que nadie entiende lo que ha pasado estos diez meses: la exclusión, el exabrupto… Seremos un gobierno progresista, somos la izquierda de gobierno, por eso peleamos en el seno del PSOE, para no ceder ese espacio».

Una idea que también expresó el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, quien afirmó que su partido no va a buscar el apoyo de ERC, el partido independentista catalán: «Por ahí no entramos en su momento, dijimos que no íbamos a entrar y no vamos a entrar».

Por su parte,la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, transmitió tranquilidad al indicar que «en próximas semanas» se verán de a poco las «opciones» de gobernabilidad que se pueden desarrollar a partir de los resultados de las elecciones. Además, destacó que «no hay ninguna prisa en el sentido de tener que tomar ni hoy ni mañana ninguna decisión».

Aparentemente, los mercados en España apoyarían la decisión del PSOE de gobernar en solitario. El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi mainfestó: «Los empresarios queremos un Gobierno de moderación y estabilidad que lo puede dar el centro derecha o el centro izquierda, que quizás pueda funcionar (…) Nosotros no veríamos mal un Gobierno monocolor, sin Unidas Podemos».

Las chances de Sánchez. El socialista necesita 176 sufragios para asumir como presidente en primera votación. Con los 123 diputados que obtuvo el PSOE y el apoyo de Unidas Podemos ya contaría con 165, al que se le podrían sumar el diputado de Compromís y los seis del PNV, la fuerza vasca.

Esos números no le aseguran imponerse en primera votación pero sí en segunda con mayoría simple, en la que solamente necesita más votos afirmativos que negativos. Sin embargo, podría requerir la abstención de al menos uno de los diputados de los independentistas catalanes o de los vascos de Bildu.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here