Omar Suárez: Justicia le concedió prisión domiciliaria al «Caballo»

El sindicalista marítimo Omar Suárez, alias «Caballo», recibió este martes una buena noticia. El Tribunal Oral 4, que debe juzgarlo por entorpecer las vías navegables, le concedió el beneficio de la prisión domiciliaria por los problemas de salud que arrastra. El ex jefe del SOMU será trasladado a la casa de su hija y lo controlarán con una una pulsera electrónica según dispuso el Tribunal.

La defensa de Omar Suárez venía solicitando esta medida sin éxito, pero ahora los tres jueces del Tribunal Néstor Costabel, Daniel Obligado y María Gabriela López Iñiguez consideraron que en un domicilio podrá recibir un mejor tratamiento para sus dolencias.

En el escrito los magistrados dijeron que según los informes médicos de los peritos se encontraron «ante el caso de un interno que presenta numerosas afecciones, las cuales requieren el seguimiento periódico de una variedad de especialidades médicas».

Entre otras patologías describieron que Suárez sufre «una hipertensión arterial en tratamiento, bradicardia sinusal, dislipemia, hipoacusia moderada, acúfenos, cataratas y lumbalgia» También citaron una hemorragia digestiva con «extirpación de pólipos en diciembre de 2016» y citaron un accidente cerebro vascular que le dejó secuelas incluso en la marcha.

Además, citaron que tenía «cierto desorden en el humor» y que los médicos alertaban «sobre la verificación de un trastorno depresivo».

Los jueces incluso hicieron foco en su edad: «Con sesenta y nueve años, Suárez debe ser considerado una persona mayor en los términos del sistema interamericano de protección de derechos humanos».

Con esos argumentos tomaron la decisión de darle el arresto domiciliario

Suárez está detenido desde septiembre de 2016 por orden del juez federal Rodolfo Canicoba Corral que lo investigaba por no permitir el ingreso de barcos a los puertos. Además, está procesado en otra causa por asociación ilícita, coacción agravada y administración fraudulenta por pedirle dinero a empresas del sector en concepto de donaciones para permitirles el ingreso a los puertos.

Por la obstrucción de las vías navegables, el Tribunal Oral 4 debía empezar a juzgarlo el pasado 23 de febrero. Pero el inicio del juicio se postergó porque el mismo tribunal tenía previsto terminar con los juicio del Caso Ciccone y la tragedia de Once.

«Estamos en condiciones de afirmar que el nombrado Suárez padece diversas patologías que no pueden, en su conjunto, ser tratadas satisfactoriamente ya sea en el Complejo Penitenciario Federal de Ezeiza o en el Hospital Penitenciario Central, ni siquiera extremando los esfuerzos de tales instituciones de acuerdo a sus recursos disponibles», concluyen los magistrados antes de ordenar el beneficio de la domiciliaria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here