Camioneros: allanaron nueve sedes

La jueza de Garantías Brenda Madrid, que reemplaza a su suspendido colega Luis Carzoglio en el juzgado 9 de Lomas de Zamora, ordenó doce allanamientos en el marco de la causa que investiga a Hugo y Pablo Moyano como supuestos jefes de una asociación ilícita que habría cometido diversos delitos gracias a su rol en el club Independiente.

Los allanamientos habían sido pedidos por el fiscal e instructor de la causa, Sebastián Scalera, cuando Carzoglio estaba a cargo del expediente, pero el juez no los había aprobado. Además de la sede principal de Camioneros y otras dependencias del sindicato, los allanamientos también incluyeron domicilios particulares, entre ellos el del representante de futbolistas Christian Bragarnik.

En medio del operativo de Gendarmería nacional en la sede de San José al 1700, Hugo y Pablo Moyano se hicieron presentes y criticaron a la ministra de Seguridad.

«Patricia Bullrich, ¿le dolió el paro del 30 y las ollas populares?», dijo desafiante el secretario general adjunto. Y advirtió que «por más que nos apriete Bullrich, no vamos a firmar la reforma laboral».

Moyano hijo está acusado de ser «jefe de una asociación ilícita» para defraudar al Club Independiente que preside su padre Hugo, «mediante la gestión, obtención, impresión oculta y reventa de entradas y protocolos de acceso a los espectáculos deportivos».

«No pusimos trabajadores para que no entre Gendarmería, organizamos para que los afiliados se puedan atender en la obra social», se defendió el dirigente sindical ante las cámaras de Todo Noticias. Y aseguró: «No tenemos nada que esconder».

En diciembre, el Tribunal de Enjuiciamiento bonaerense dispuso el apartamiento del juez de Garantías de Lomas de Zamora, Luis Carzoglio, el magistrado que denegó la prisión preventiva de Pablo Moyano por la causa de asociación ilícita en el manejo de Independiente y que también había negado los allanamientos que finalmente se concretaron este lunes.

Cuando Carzoglio rechazó el pedido del fiscal para realizarlos, Scalera apeló y la Sala II de Cámara de Apelaciones ordenó volver a analizar el tema. Ante ello, la jueza suplente Madrid decidió hacer lugar a los solicitado.

Según la investigación de Scalera, la asociación ilícita de la cual sería jefe Pablo Moyano se dedicó a “defraudar al Club Independiente mediante la gestión, obtención, impresión oculta y reventa de entradas y “protocolos” de acceso a los espectáculos deportivos” todo esto, sin ingresar al patrimonio del Club los ingresos correspondientes a dichas entradas.

¿Qué rol tenía Hugo Moyano en esta estructura? Según la Justicia, nada podía escapar de su responsabilidad y conocimiento como principal autoridad de la institución deportiva. En el dictamen donde el fiscal solicitó la detención del hijo del líder de Camioneros -rechazado por el juez Carzoglio- el fiscal indicó que no se puede concebir la idea que los barrabravas podían actuar aisladamente convirtiendo a la dirigencia deportiva en “simples extorsionados”. En el escrito se detalló: “Ese grupo de sujetos violentos obtiene determinados beneficios del Club Independiente (entradas, protocolos, cuotas sociales, ingreso a estadio, viajes, etc) que permiten la conservación de la estructura ilícita y su constante actividad al margen de la ley”.

Bajo el convencimiento que Moyano estaba implicado en la asociación ilícita y “convalidó varias acciones cometidas”, es que Scalera había pedido allanar sus domicilios particulares como el de las empresas familiares. Muchas de ellas son investigadas en otras causas por contrataciones millonarias realizadas por el sindicato y la estrecha vinculación el movimiento de fondos que en algunas causas se investigan como presunto lavado de activos.

En aquel dictamen del año pasado -cuyos argumentos, sumados a otras pruebas justificaron los allanamientos ordenados este lunes por la jueza Madrid- Scalera se apoyaba en sucesivas confesiones del ex jefe de la barra brava de Independiente, Pablo «Bebote» Alvarez, y apuntaba hacia Roberto “Polaco” Petrov, como un “intermediario” entre la barrabrava, Pablo y Hugo Moyano. Petrov no solo integró como vocal la lista que avaló a Hugo como presidente del club, sino que era su custodio personal.

Además, el secretario general de Independiente Héctor “Yoyo” Maldonado en su indagatoria habló de su rol dentro del club y en el sindicato de Camioneros como secretario protesorero. Dijo que la “relación fluida” era con Hugo, no así con Pablo Moyano. No pudo negar su relación “jerárquico-funcional con los Moyano a quienes reconoció como sus ascendientes directos” en las decisiones del club. Así, explicó que Hugo Moyano tenía “intervención directa en cuestiones vinculadas a la barrabrava”, indicó el fiscal. Pero Maldonado quiso remitir las prácticas ilegales a la gestión anterior a cargo de Javier Cantero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here