Connect with us

Actualidad Política

Thelma Fardin y la presunción de inocencia

Thelma Fardin

La semana pasada estuve en la presentación del libro de Thelma Fardin, “El arte de no callar” en la Feria del Libro. La presentación fue pobre, pero en realidad, el libro fue la excusa para organizar un acto político, a todas luces.

Pero no voy hablar de lo dicho el pasado jueves. Más bien, motiva escribir lo que dicta el título. Lo que se cuenta a continuación es como la presunción de inocencia es constantemente vilipendiada por los sectores del feminismo corporativo.

Lo explicado a continuación es aplicable a cualquier caso de acoso o abuso sexual mediático que haya ocurrido en el mundo, incluso, el caso de Thelma Fardin. No voy a plantear una defensa de Juan Darthés, sino explicar como para la gente común, la sola denuncia por acoso o abuso sexual de parte de su ex pareja es sinónimo de perder el trabajo y el honor, incluso antes de que haya una sentencia judicial que lo declare culpable y en ocasiones, todo esto termine con el fatal suicidio del acusado, como fueron los casos del joven barilochense Agustín Muñoz y el músico mexicano Armando Vega Gil

Repasemos el caso de Thelma Fardin. El 11 de diciembre de 2018, en compañía del Colectivo Actrices Argentinas, denunció que Juan Darthés, durante una gira ocurrida por Nicaragua en el año 2009, en el marco de un espectáculo teatral basado en el programa televisivo “Patito Feo”, abusó sexualmente de ella, cuando tenía 16 años.

La repercusión mediática fue inmediata. Darthés se tuvo que ir del país con su familia, porque los medios de comunicación no le dejaban en paz. Ya era culpable para buena parte de la teleaudiencia. Tuve la osadía de dudar de todo. De Fardín, de Darthés y de todo lo denunciado y alegado por Darthés, ante tamaña denuncia pública. Inmediatamente fui tachado por mis amigos de “machista”.

He tomado conocimiento también, por mi labor profesional de abogado, de casos en las fuerzas de seguridad, donde ante un conflicto de pareja entre los agentes, las esposas tomaron como costumbre denunciar (en general, falsamente) por abuso sexual a sus maridos, siendo las víctimas sus hijos y/o ellas mismas. Inmediatamente, a ellos se los suspende del trabajo, los separa de la fuerza, les saca el arma reglamentaria y el sueldo. No los echan, pero quedan en un limbo donde no cobran salario y se ven obligados a aportar alimentos, en caso de haber hijos en disputa, sólo por una mera denuncia.

 Lo que quiero explicar es que la mediatización de estos casos, viola uno de los pilares del sistema jurídico penal moderno, nada menos que la presunción de inocencia.

La presunción de inocencia

Este instituto surgió por primera vez de los hechos acaecidos en la Revolución Francesa. Fue reproducida en la Declaración de Derechos del Hombre y el Ciudadano, aprobada por la Asamblea Nacional Constituyente francesa en 1789. En su art. 9 dice:

Todo hombre es considerado inocente hasta que ha sido declarado convicto. Si se estima que su arresto es indispensable, cualquier rigor mayor del indispensable para asegurar su persona ha de ser severamente reprimido por la ley”

Como se puede ver, poco ha cambiado hasta nuestros días.  El acusado será considerado inocente hasta que haya una sentencia dictada por un juez. Paradójicamente, este argumento es usado por distintos funcionarios públicos acusados de estafar a la administración pública. La coherencia, a esta gente, no le importa.

Previamente, en la época del Antiguo Régimen, durante el reinado del monarca absolutista Luis XIV, es donde el despotismo y absolutismo se hicieron más evidentes. Los ciudadanos no tenían ningún derecho. En caso de ser acusados de un delito, cualquier persona carecía de cualquier clase de defensa. Y por lo general, la pena era la horca.

Además, se crearon la figura del juez y  del fiscal, para que no se vea concentrado en un único órgano el encargado de llevar el proceso, acusar y dictar la pena. También se eliminaron los fueros especiales, para evitar que jueces especiales juzguen casos especiales. Fue el nacimiento de lo que se conoce como “juez natural”.

Podríamos ir más atrás aún, a la época de la Inquisición o los hechos conocidos como las persecuciones a las brujas de Salem. O más cerca en el tiempo, es muy útil recordar cómo eran condenadas aquellas personas que era opositoras a la Revolución Cultural Maoísta.

Como bien explica Javier Marías en su mágnifica columna Ojo con la barra libre “…Si a mí me acusan de haber acuchillado a una anciana en el Retiro, y la mera acusación se da por cierta, yo no puedo demostrar que no lo hice, salvo que cuente con coartada clara…”. Sugiero la lectura completa de esa columna.

Hoy la garantía de presunción de inocencia se puede encontrar en casi todas las Constituciones de origen liberal del mundo, incluyendo la Constitución Argentina, en su artículo 18. La presunción de inocencia se encuentra en distintos tratados de derechos humanos con rango constitucional, como en la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU, en su artículo 11, punto 1 y en la Convención Americana de Derechos Humanos de la OEA, en su artículo 8, punto 2. Considerando todo lo anterior, si las feministas quisieran derogar la presunción de inocencia, tendrían que modificar la Constitución Nacional.

En mi opinión, la presunción de inocencia debe ser considerada de manera amplia, no sólo en los estrados judiciales. Como señalé, la mera denuncia afecta el buen honor del acusado. En caso de ser absuelto del delito, las posibilidades de que ese daño sea reparado son escasas.

Además, es imperativo que haya un cambio en el lenguaje: mientras no haya sentencia condenatoria, tanto la víctima y responsable del delito lo son de manera presunta. La palabra víctima lleva una carga emocional tan fuerte que el efecto que logra en el televidente es de automática empatía. El problema es que trasladamos eso a los estrados judiciales y con efectos desastrosos: en España, con la Ley Integral de Violencia de Género, a priori, el hombre es siempre culpable.

Desde los bandos feministas, el cinismo es mayúsculo. Parecería aceptable perder el derecho a la presunción de inocencia de los varones, como una manera de reparar tantas injusticias cometidas hacia las mujeres. Todo indica que quisieran volver a las condiciones de vida de 1780, sin vacunas ni teléfonos inteligentes. Qué cerebritos de ratón tienen estas personas.

Quienes peor la pasan con estas barrabasadas jurídicas son las mujeres verdaderamente abusadas, que han hecho acusaciones fundadas en ley y verdaderas, respecto a los hechos. Ellas son metidas en la misma bolsa que las feministas corporativas, los horrores vividos son puestos en duda y crece la posibilidad que sus denuncias terminen en la nada.

Por todo esto, sugiero que ante denuncias mediáticas de acosos y abusos sexuales, se tome una prudente distancia. Son hechos que ocurrieron entre al menos  dos personas, en el ámbito privado y no conocemos a fondo a ninguno de los actores. ¿Por qué nos vemos obligados a tomar partido por alguno de los implicados? No es sano ni democrático hacer eso.

Para finalizar, no puedo evitar relacionar que estos intentos de cambios legislativos vengan desde los mismos sectores que desean que la Argentina se convierta en un paraíso totalitario socialista. Así lo dijo Mempo Giardinelli, respecto de la Justicia, y también Rita Segato, al decir que el país necesita “una justicia ética para la justicia argentina”.

 Todo tan totalitario que duele. Y subleva.

Claudio Aiello.

Continue Reading
3 Comments

3 Comments

  1. Jose

    mayo 13, 2019 at 4:37 pm

    Mentirosa de mierda, todo armado, y la gente con miedo a decir lo qe piensa (que es VERSO) para que no los juzguen o los traten de abusadores también.

  2. JORGE

    mayo 13, 2019 at 8:53 pm

    IMPECABLE EDITORIAL

  3. Oselo Spinoza

    mayo 16, 2019 at 3:46 am

    Esto debería ser viral en Argentina: «Toda denuncia sin pruebas irrefutables hecha en redes sociales es mentira. Si presunción de inocencia no hay estado de derecho»

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad Política

Río Guaire: buscan oro en aguas contaminadas

Búsqueda de oro en el río Guaire

Decenas de venezolanos se lanzan cada día en el contaminado río Guaire de la ciudad de Caracas para buscar restos de oro o plata y sobrevivir a la crisis económica del país, que los obligó a bucear en la corriente fecal en busca de cualquier residuo de valor que puedan vender para sustentar a sus seres queridos. «Vengo para mantener a mi familia. Ahora que tengo un hijo le estoy dando más fuerte todavía para mantenerlo, para que al ‘carajito’ no le falte de nada. Para llevar mi comidita para mi casa. Mi kilito de arroz, o un pancito», contaba Ángel Patete, de 22 años, mientras escudriñaba las entrañas del río.

El Guaire, de 72 kilómetros de longitud, es considerado la cloaca de Caracas, ya que parte de los desagües y las aguas fecales de la capital venezolana van a parar a sus aguas marrones. Su olor es fétido, pero eso no impide que muchos hundan la cabeza en la corriente para investigar los negros sedimentos del fondo. La actividad se realiza en grupos de tres, dice un informe de la agencia dpa. Una persona sujeta la cabeza y el cuerpo de quien busca en el fondo del río Guaire. De lo contrario, la corriente impediría la búsqueda. Mientras, un tercero recoge los sedimentos, echa una primera ojeada al material, y vierte lo seleccionado sobre un saco. Posteriormente, los tres revisan lo recogido. Separan los sedimentos con la ayuda de las manos, o de un cepillo.

Con suerte, encontrarán restos de alguna sortija, o una casi imperceptible porción de oro, que guardarán en unos frascos de plástico atados a sus cuellos, antes de venderlos en las casas de empeño del centro de Caracas. «Lo que mejor se vende son sortijas, cadenas, esclavas y tobilleras. Es lo que tiene más valor», dice Patete, que vive en una humilde barriada de Caracas. La actividad, aunque desagradable, conviene: «Depende de cómo esté la semana se gana más o menos. Ahora la cosa está más difícil. Pero a diario se pueden hacer 30.000 bolívares», apunta José Zubero, de 21 años, también padre, y ‘minero’ del Guaire.

«Con un sueldo mínimo no se come», dicen quienes hurgan en el río Guaire

«Con un sueldo mínimo no se vive. Uno no come. Se puede encontrar trabajo, en almacenes y vainas por el estilo. Pero el salario es muy pequeño, porque ahorita el país está rudo. Aquí gano más que el sueldo mínimo. Nadie vive de ese mínimo. Todos tienen que hacer trampitas y otras vainas por ahí», comentó Zubero para poner en palabras simples el efecto de la histórica subida de precios y la devaluación de la moneda venezolana.

La inflación sin control cerró 2018 en 1.698.488%, según las cifras de la opositora Asamblea Nacional y a fines de 2019 podría alcanzar el 10.000.000 % según el Fondo Monetario Internacional. El 48% de los venezolanos se encuentra en situación de pobreza multidimensional, según la Encuesta de Condiciones de Vida. Más de tres millones de personas han abandonado el país, según la Organización de Naciones Unidas (ONU), escapando de la crisis.

Los venezolanos dicen que en las aguas sucias del Guaire hay “garimpeiros” desde hace al menos dos décadas, pero nunca antes fueron tantos. «Todo el país está feo. La comida no se consigue, y si se consigue es demasiado cara. También las cosas para los niños pequeños son caras», se queja Patete, que dejó los estudios a los 12 años para ayudar económicamente a su familia. No ve luz al final del túnel. «Aquí las cosas van a peor. Se va a poner más rudo todavía», cree el joven. La desesperación es tal que, en marzo, los venezolanos acudieron en masa al Guaire para abastecerse de agua para beber (contaminada) a causa de la escasez provocada por los apagones eléctricos.

Continue Reading

Actualidad Política

Casa Rosada: Macri recibe a Schiaretti

Juan Schiaretti y Mauricio Macri

El presidente Macri recibirá en unos instantes al recientemente reelecto gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, horas antes de una reunión que el dirigente peronista encabezará junto al resto de los dirigentes de Alternativa Federal como Juan Manuel Urtubey, Miguel Pichetto, Sergio Massa y Roberto Lavagna, entre otros.

Este encuentro entre Macri y Schiaretti también llega luego de que Cristina Kirchner lanzara a Alberto Fernández como candidato presidencial, y poco después de que terminara la primera jornada del juicio en el que la ex Presidente está procesada.

Según trascendió, el jefe de Estado y el mandatario provincial se verán en el marco de una audiencia que Macri encabezará por la tarde en la Casa Rosada con autoridades de la automotriz Fiat, que cumple cien años en la Argentina y tiene su principal planta en Córdoba.

Ayer, Schiaretti, que uno de los gobernadores peronistas con mejor diálogo con el macrismo, reiteró que la decisión del espacio kirchnerista de postular a Fernández no afecta los planes de Alternativa Federal, que no tenderá puentes con el kirchnerismo ni con Cambiemos para avanzar en un eventual frente electoral que represente una «tercera vía».

«No comento lo que hace otro espacio político. No soy parte del kirchnerismo. (Alternativa Federal) va a tener fórmula propia. No vamos a formar parte de ni de una alianza con el kirchnerismo o Cambiemos», sostuvo Schiaretti, que además agregó que «al candidato lo vamos a elegir entre todos, antes del 22 de junio. Pero hay que bajar la ansiedad, falta un mes, que en tiempos de Argentina es un siglo».

Con Lavagna, Massa y Urtubey como aspirantes a la Presidencia, se espera que en la reunión se comience a definir la fórmula que presentará Alternativa Federal, más aún tras el golpe de efecto que significó el corrimiento de Cristina Kirchner como postulante a vicepresidente.

De hecho, algunos gobernadores que participaban de los encuentros de Alternativa Federal salieron a celebrar y manifestar su respaldo a la candidatura de Alberto Fernández, con lo cual el peronismo no kirchnerista ahora corre contra el reloj.

Luego de la reunión en la Rosada, Macri se trasladará por la noche a La Rural para sumarse a los festejos de la automotriz italiana Fiat que realizará allí una cena por sus 100 años, mientras que no estaba confirmado si Schiaretti iba a participar de ese evento.

Continue Reading

Actualidad Política

Sueños Compartidos: ocho años después, a juicio la causa

Pasaron ocho años desde que estalló el escándalo. En las últimas horas, el juez Marcelo Martinez de Giorgi firmó la elevación a juicio de la causa «Sueños Compartidos», que significó un desvío de más de 200 millones de pesos de los $750 millones destinados al plan de viviendas. Entre los más de 20 imputados se destacan los hermanos Schoklender, la titular de las Madres Hebe de Bonafini, y los ex funcionarios del Ministerio de Planificación Julio De Vido, José López y Abel Fatala.

El centro de la estafa fue el descuento de los cheques oficiales en cuevas de la City para obtener efectivo. Parte del dinero terminó en cuentas de los Schoklender y sus allegados, en empresarios agropecuarios ($100.565.644) o en empresas bursátiles o financieras ($22.286.127).

Las maniobras involucraron hasta cadetes y motoqueros de la Fundación, que eran obligados a retirar dinero de los bancos con cheques al portador de baja denominación. Todos declararon que cumplían órdenes del área de Finanzas, controlada por allegados a los Schoklender.

Durante la investigación, que comenzó en el juzgado del ex juez Norberto Oyarbide, la Justicia constató que no se realizaron licitaciones para adjudicar las obras y que se saltearon los controles estatales. «En todos los casos en los que la Fundación resulto beneficiaria de la construcción de viviendas sociales y centros sanitarios el procedimiento mediante el cual se formalizo su selección fue irregular, pues se le adjudico la ejecución de las obras en forma directa, sin sustentación legal validad tanto en el orden nacional como en el ámbito provincial y/o municipal», dice la resolución de Martinez de Giorgi.

Además, la Fundación no cumplió con el pago de aportes y contribuciones de la Seguridad Social y con el pago de las obligaciones previstas en la Ley de Riesgos de Trabajo.

Entre los procesados hay un grupo de personas acusadas del delito de lavado de dinero. Ahí se destacan el contador Alejandro Gotkin, que estuvo detenido junto a los Schoklender, el piloto Gustavo Serventich, quien tuvo un rol clave en la compra de dos aviones, y Fernando Caparrós Gómez, dueño de la financiera donde se cambiaron la mayor cantidad de cheques.

En una extensa resolución, de más de 60 carillas, el juez rechazó las oposiciones planteadas por algunas de las defensas y firmó la elevación. En las próximas horas quedará sorteado el tribunal y luego se elevará formalmente a juicio, explicó una fuente de la investigación.

El escándalo «Sueños Compartidos» arrancó el 25 de mayo de 2011, a partir de una investigación periodística, y fue un cimbronazo político en plena campaña electoral. Al comienzo, el ex juez Norberto Oyarbide se encargó de investigar sólo a los Schoklender y a sus allegados. Pero la investigación fue un fracaso.

En agosto de 2013, la Cámara Federal decidió anular todo y apartar a Oyarbide. Desde entonces, todo el expediente se concentró en el juzgado de Martínez de Giorgi, que ya tenía una denuncia contra los funcionarios.

En mayo de 2015, el nuevo juez volvió a procesar a la mayoría de los imputados. El caso volvió a pasar por la Cámara Federal, que confirmó los procesamientos y revocó la falta de mérito de De Vido. Pese a los esfuerzos de su defensa, el ex ministro de Planificación también irá a juicio por la causa «Sueños Compartidos».

Hebe de Bonafini será juzgada como presunta partícipe de defraudación a la administración pública por avalar el accionar de los hermanos Schoklender. La titular de las Madres fue declarada rebelde y tuvo un pedido de detención. Fue en agosto de 2016, cuando el juez la citó a indagatoria y la dirigente no se presentó. Finalmente, el magistrado le tomó declaración en la sede de Madres de Plaza de Mayo.

El listado de los que serán juzgados

  1. Sergio Mauricio Schoklender
  2. Pablo Guillermo Schoklender
  3. Abel Claudio Fatala,
  4. José Francisco López
  5. Julio Miguel De Vido
  6. Hebe María Pastor
  7. Daniel Alfredo Nasif
  8. Silvia Karina Nasif
  9. Alejandro Abraham Gotkin
  10. José Fernando Caparrós Gómez
  11. Enrique Osvaldo Rodríguez
  12. Claudio Freidin
  13. Hugo Omar Gallardo
  14. Daniel Laurenti
  15. Manuel Camet
  16. Mariano Moncada
  17. Adolfo Daniel Bus
  18. Pablo Javier Sette
  19. Christian Ariel Terdjanian
  20. Carlos Castellano
  21. Guillermo Alejandro Greppi
  22. Emilio Mauro Gutiérrez

Continue Reading

Politicos.com.ar © 2018