Ley antimotochorros: nueva disposición en PBA

La Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires sancionó una ley antimotochorros, que busca reducir los crímenes cometidos por motochorros. La norma habilita a los municipios a fijar zonas y horarios en los que estará prohibida la circulación de dos ocupantes en una moto así como obliga a llevar impresa la patente en el casco y el chaleco.

Los delitos cometidos por asaltantes que circulan en moto, denominados motochorros, creció en los últimos tiempos. Por ello desde los Gobiernos se impulsaron iniciativas para tratar de combatir este accionar delictivo.

La iniciativa bonaerense fue sancionada el  jueves 30 de mayo por la tarde, con los votos de la bancada de Cambiemos. Los dos bloques justicialistas se opusieron al sostener que el proyecto ingresó ese mismo día al Senado y tenía “fallas de técnica legislativa”. La norma ya había sido aprobada en marzo por la Cámara de Diputados presentada por Carolina Píparo, Matías Ranzini y Martín Domínguez Yelpo (los legisladores de Cambiemos ), con el apoyo de la gobernadora, María Eugenia Vidal, y del ministro de Seguridad, Cristian Ritondo.

La ley antimotochorros permite la prohibición de circulación de dos ocupantes en una moto en las zonas y horarios que delimiten los 135 municipios bonaerenses. Desde la sanción de la norma, los territorios disponen de un plazo de 45 días para comunicarlo al Ministerio de Seguridad.

La norma también establece la obligatoriedad de fijar un perímetro en el que será obligatorio llevar impresa la patente en el casco y el chaleco (en la parte trasera y en el dorso). En ese sentido, la ley permite el secuestro de las motos que no cumplan con estos requisitos.

Tras la sanción de la ley, agrupaciones de motociclistas de distintos distritos de la Provincia de Buenos Aires como La Plata, Berisso y Ensenada se movilizaron para expresar su rechazo a la misma. «Nos restringe por completo para nadar en moto de a dos y eso quiere decir, por ejemplo, que no vamos a poder llevar más a nuestros hijos a la escuela no a nuestra mujer al trabajo», consignó Javier Galmes en declaraciones al medio platense El Día.

La abogada y motociclista Miriam Caserta expresó en el mismo medio que la norma «se pasa por encima el código de tránsito, que establece que los casos que usamos por andar en moto deben estar homologados; ahora con la inscripción de la patente dejan de estarlo y corremos el riesgo de que las compañías de seguros no reconozcan entonces los accidentes”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here