YPF: Estados Unidos rechazó un cambio de jurisdicción

La Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos falló que el juicio contra la Argentina por la expropiación de la petrolera YPF debe ser llevado adelante en los tribunales de Nueva York, a contramano de lo solicitado por el gobierno de Mauricio Macri.

La causa -en la que el país podría ser condenado a pagar unos 3.000 millones de dólares- comenzará su proceso en uno de los tribunales del Distrito Sur de Manhattan a cargo de Loretta Preska, una jueza de primera instancia que anteriormente ya falló en contra de los intereses de la Argentina hace tres años.

El veredicto de la Corte estadounidense era esperado, ya que semanas atrás el gobierno de los Estados Unidos rechazó expedirse como amicus curiae a favor del país, lo que hubiera dado algo de esperanza a la postura argentina.

La Argentina presentó oportunamente un recurso de «certiorari» (presentación directa) ante la Corte Suprema, en el que el país planteó la falta de jurisdicción de los tribunales norteamericanos para analizar la demanda que inició el fondo de inversiones Burford por la nacionalización de 2012.

A pedido de la Corte, el Gobierno de Estados Unidos presentó el 21 de mayo su opinión no vinculante en contra de la petición de la República Argentina de llevar a los tribunales nacionales la demanda.

Pocos días después los abogados que representan al país rechazaron esos argumentos al entender que promueven posiciones que «eliminarían la inmunidad soberana por actos de expropiación, ampliando dramáticamente la jurisdicción de los tribunales de los Estados Unidos».

La definición de la Corte es clave para el futuro del caso, admiten de fuentes oficiales. El rechazo significa que de manera automática la jueza de primera instancia del Distrito Sur de Nueva York, Loretta Preska, puede continuar con el proceso.

A comienzos de junio, Preska había fallado en favor del pedido de la Argentina de suspender el juicio de los denominados casos Petersen y Eaton Park Capital, por la nacionalización de YPF.

La postura de la jueza fue esperar hasta tanto la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos se expida sobre la jurisdicción en que deberá dirimirse el reclamo.

En aquel momento, la resolución de Preska respaldó la postura argentina a pesar de que la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York, por segunda vez, en dos instancias consecutivas había dado vía libre a la magistrada para iniciar el juicio.

El caso fue presentado en 2015 a partir de la presentación del fondo Burford, en poder de los derechos de litigio de las dos empresas empresas españolas que eran propietarias de 25% de las acciones de YPF cuando se nacionalizó.

Meses de presentaciones judiciales, gestiones diplomáticas, viajes a Washington y Nueva York y el diseño de una estrategia judicial afilada resultaron inocuos para convencer a la Justicia de Estados Unidos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here