Vaca Narvaja, candidato a intendente de Bariloche

El ex integrante de la cúpula de Montoneros, Fernando Vaca Narvaja, será candidato a intendente de Bariloche. Lo hará bajo el paraguas del partido Unión por el Movimiento Popular (UMP), una de las agrupaciones que apoya a la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner para los comicios presidenciales de octubre.

El anuncio oficial de la candidatura de Vaca Narvaja se realizará hoy en una conferencia de prensa, pero este martes su hijo, Camilo Vaca Narvaja, publicó un video en sus redes sociales en el que el ex jefe de Montoneros anticipa su candidatura.

En el video, Vaca Narvaja hace un repaso de los distintos cargos que ocupó a nivel provincial en Río Negro y en Buenos Aires y cuenta que junto a Montoneros fue parte de «la resistencia a las dos últimas dictaduras cívico-militares que asolaron a nuestro país».

«Es urgente atender la situación social, económica e institucional de Bariloche, restaurar derechos ejecutando obras prioritarias y terminándolas a término, promover la generación de empleo, jerarquizar la estructura municipal y optimizar sus recursos», enumera Vaca Narvaja a la hora de las propuestas.

Hacia el cierre del video, el ex Montonero dice: «Queremos construir el futuro, con todos y todas. Por eso los convoco a acompañar a Alberto y Cristina para transformar la ciudad. Por eso decimos ‘Un solo Bariloche'». La última imagen del spot es la tapa del libro de Cristina Kirchner, ‘Siceramente’.

A dos semanas del cierre de listas para las elecciones del 1° de septiembre, todavía no está confirmado quiénes competirán con Vaca Narvaja por la intendencia de Bariloche. Por el momento, el alcalde de Juntos Somos Río Negro Gustavo Gennuso no confirmó si buscará un segundo mandato. En tanto, hay otros cuatro nombres que suenan como posibles postulantes: Daniel Natapof (Frente para la Victoria), Ovidio Zúñiga (Peronismo Federal), Pablo Chamatrópulos (Podemos Bariloche) y Andrea Galaverna (Incluyendo Bariloche).

Fernando Vaca Narvaja, 40 años en política

Cuando tenía 24 años, en 1972, Vaca Narvaja estaba preso en una cárcel en Rawson, Chubut cuando, junto a un grupo de personas de distintas agrupaciones armadas peronistas y de izquierda, logró fugarse. En su caso pudo evadir a las autoridades y se exilió en Chile, pero aquellos internos que fueron recapturados, 16 en total, fueron asesinados en la Base Aeronaval Almirante Zar en lo que luego se conoció como la Masacre de Trelew. En el marco de una causa por ese caso, Vaca Narvaja fue testigo en el proceso judicial que empezó en 2009 y terminó en 2012 con las condenas a prisión perpetua contra Emilio Del Real, Luis Sosa y Carlos Marandino.

Con la llegada de la dictadura militar en 1976, Vaca Narvaja se exilió en México, donde junto a su esposa tuvo a su hijo Camilo, que luego sería pareja de Florencia Kirchner, con quien tuvo una hija, Helena.

Tras ser indultado por Carlos Menem en 1989, y antes de reinsertarse en la vida política argentina en la primera década del nuevo milenio, Vaca Narvaja tuvo que enfrentar un proceso judicial que, en primera instancia, le fue adverso. Es que el ex jefe de Montoneros fue acusado junto a los otros integrantes de la cúpula de la organización, Mario Firmenich y Roberto Cirilo Perdía, por la desaparición de 20 personas en el marco de lo que fue denominado la «contraofensiva de Montoneros» que se desarrolló entre 1979 y 1980.

A comienzos de 2003, el juez Claudio Bonadio los señaló como responsables de la desaparición de esas personas, los acusó de darle información al gobierno militar que derivó en la captura de integrantes de Montoneros que volvían a la Argentina para lanzar esa contraofensiva, y ordenó la detención de Vaca Narvaja, Firmenich y Cirilo Perdía.

Sin embargo, el proceso finalmente fue desestimado por la Cámara Federal, que en octubre de 2003 ordenó la liberación de Vaca Narvaja y Cirilo Perdía (Firmenich nunca fue capturado porque no estaba en el país) y revocó varias resoluciones del juez.

Casi diez años después de este proceso judicial, en 2011, Vaca Narvaja se sumó a la actividad política nuevamente y fue designado por el entonces gobernador de Río Negro Carlos Soria al frente de Tren Patagónico, la empresa que administra el ferrocarril que une a Bariloche con Viedma, la capital provincial. Luego, fue Ministro de Obras y Servicios Públicos de esa provincia durante el mandato de Alberto Weretilneck entre 2012 y 2014, cuando renunció a su cargo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here