Lula da Silva sería visitado por Alberto Fernández

Alberto Fernández, tiene una agenda llena de compromisos para reunir apoyos de cara a la campaña electoral. Después de su cara a cara con el gobernador electo de Santa Fe, Omar Perotti y con otros mandatarios provinciales y senadores del PJ, buscará una foto de impacto internacional, nada más y nada menos que con Lula da Silva.

Fernández visitará al líder del Partido de los Trabajadores, el ex presidente de Brasil Lula Da Silva, en la prisión de Curitiba donde permanece detenido. La presidenta de esa fuerza política, la senadora brasileña Gleisi Hoffmann, anticipó que el encuentro entre ambos tendrá lugar mañana jueves 4 de julio en la cárcel.

«Alberto Fernández visita mañana a Lula en Curitiba», confirmó Hoffmann en conversación con FM La Patriada, quien volvió a remarcar el «apoyo» de la fuerza política opositora brasileña a la fórmula presidencial de los Fernández.

La legisladora consideró que «la situación que viven Cristina Kirchner, (Rafael) Correa y Lula es parte de un mismo plan de persecución política que se da en todo el continente con los gobiernos que defienden los intereses populares».

Además, cuestionó con dureza al actual ministro de Justicia brasileño, el ex juez Sergio Moro, quien en su momento dictó la prisión del líder del PT y ahora es cuestionado por su rol como magistrado en el expediente que llevó adelante contra el ex mandatario.

«Sergio Moro fue incomodado con varias preguntas que le realizaron los diputados en su intervención en el Congreso. Se encuentra en una situación muy difícil mostrando una parcialidad desde que asumió como Ministro de Justicia», advirtió la dirigente opositora.

La agenda de Alberto Fernández antes de ver a Lula da Silva

Ayer, Alberto Fernández se dedicó a definir las pautas para la campaña electoral para la provincia de Buenos Aires en distintas reuniones con Sergio Massa, primer candidato a diputado nacional en el distrito, y el postulante a gobernador Axel Kicillof.

Sin la presencia de Fernández de Kirchner, el massismo juntó a más de 100 dirigentes en el hotel Meliá del barrio porteño de Retiro para expresar el apoyo al ex jefe de Gabinete.

«Un espacio donde dos o más se unen y no necesariamente piensan igual en todo es un espacio enorme. Estar todos juntos, no quiere decir que todos nos mimeticemos en una identidad. Quiere decir que aunque salgan las diferencias, los matices que nos distinguen, podemos estar todos juntos», consignó el ex funcionario de Néstor Kirchner en el acto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here