Vaca Muerta: se viene un nuevo gasoducto

El Gobierno instruyó a la Secretaría de Energía a convocar a licitación pública para adjudicar una licencia de transporte de gas natural y la construcción de un gasoducto desde la Cuenca Neuquina hasta el Gran Buenos Aires y el Litoral, bajo un régimen especial temporario que regirá por un plazo de 17 años, con el objetivo de impulsar la producción en Vaca Muerta.

Se trata del decreto 465/2019 que Mauricio Macri firmó como punto de partida del proceso de una licitación que será convocada antes de fin de mes para la construcción del gasoducto que permita además transportar la producción de los yacimientos no convencionales de Vaca Muerta.

Mediante ese decreto se creó el régimen especial por 17 años para la adjudicación, mediante licitación pública de una licencia para la prestación del servicio de transporte de gas natural que contemple como obligación el diseño y la construcción del tercer gasoducto troncal del país. Ese régimen temporario incluye «la remuneración de los transportistas y los ajustes que correspondan serán libremente negociados con los cargadores, sin incurrir en conductas discriminatorias», precisaron fuentes de la Secretaría de Energía.

En ese sentido, se estipula que en ningún caso los valores que surjan de la operación serán trasladables a los cuadros tarifarios finales de los usuarios residenciales de gas natural o del resto de la demanda prioritaria, ni para aquellos que tienen contratada capacidad de transporte en firme.

Además, se dispone que el pliego de la licitación establecerá la asignación parcial de la capacidad de transporte inicial en forma directa, y el resto de la capacidad se asignará mediante procedimientos abiertos a fin de asegurar que no haya discriminación en el acceso.

El objetivo es que la construcción de la primera etapa del gasoducto esté completa para el invierno de 2021, lo que permitirá reemplazar el gas natural licuado (GNL) que entra al sistema de transporte por el puerto bonaerense de Escobar por producción doméstica por valor de unos US$ 240 millones anuales.

Este nuevo sistema de transporte se extenderá por aproximadamente 570 km desde las cercanías de la planta de tratamiento de Tratayén -en la provincia del Neuquén- hasta la planta compresora Saturno -en la cercanías de la localidad de Salliqueló, provincia de Buenos Aires- para luego continuar por otros 470 km hasta las cercanías de la ciudad de San Nicolás, en el norte de la provincia de Buenos Aires.

El nuevo gasoducto -que tendrá una capacidad mínima de 15 millones de metros cúbicos diarios (m3/día) en una primera etapa- podrá ser ampliado en forma sucesiva hasta 40 millones, para acompañar el desarrollo armónico de la producción de Vaca Muerta y la demanda futura de gas natural del país.

El nuevo gasoducto operará bajo la licencia de Transportadora Gas del Centro, se sumará a los ya existente troncales de Transportadora Gas del Sur y Transportadora de Gas del Norte, y serán las primeras obras de magnitud que se encaran en el país desde la construcción del Neuba II, en 1988, a partir del cual sólo se realizaron ampliaciones de los actuales sistemas de transporte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here