Connect with us

Actualidad Política

Ecos: la CSJN ordenó reabrir la causa

La causa por la Tragedia de Ecos debe ser reabierta

Doce años después de la tragedia de Ecos, la CSJN decidió hoy reabrir la causa por la muerte de 12 personas, la mayoría de ellos adolescentes que habían viajado a hacer tareas solidarias y fallecieron cuando el micro en el que iban chocó de frente contra un camión conducido por un chofer alcoholizado. El caso, que conmovió a la sociedad, había quedado al borde de la nada cuando la justicia de Santa Fe declaró prescripto la causa, pese a la condena que recaía sobre el conducto del micro en el que iban las víctimas.

Con los votos de los jueces Horacio Rosatti, Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Elena Highton y la disidencia de Carlos Rosenkrantz, el máximo tribunal aceptó hacer lugar a un recurso extraordinario que habían presentado los familiares de las víctimas, con el apoyo de la Procuración General.

El voto mayoritario se remitió a los argumentos de la Procuración diciendo que la decisión de prescribir la causa no estaba debidamente fundada. Rosenkrantz, en cambio, opinó que la sentencia de la Corte de Santa Fe no era arbitraria y por tanto consideró que correspondía desestimar la queja traída.

Con este fallo, la Corte dejó sin efecto la sentencia que había dispuesto la prescripción (el cierre de la causa por el paso del tiempo) y que había revocado la condena de quien se había considerado era el responsable en calidad de autor de varios delitos de homicidio y lesiones por imprudencia. Ahora, la justicia de Santa Fe tendrá que dictar un nuevo fallo.

«No te lo puedo creer. Esperá que necesito tomar aire», dijo Diego Molina, ex esposo de la docente que acompañaba a los nueve chicos del colegio Ecos y que también falleció en el accidente, cuando atendió el llamado y se enteró de la decisión de la Corte. «Para nosotros es importantísimo poder tener esta chance: saber si hay un culpable o un inocente detrás de esto».

«Necesitamos que la Justicia después de tantos años se expida. No puede quedar como si nada. Acá hubo dos errores humanos: una mala maniobra del chofer y la otra un conductor completamente alcoholizado, además de los controles que tiene que haber en las rutas y que nunca funcionaron», afirmó. Molina afirmó: «esto no podía quedar en la nada, la justicia de Santa Fe hizo lo que quiso, para sacar copias de un expediente tardaban seis meses… Estuvo todo muy manoseado. Dictaron la prescripción a días de un aniversario… Es una gran noticia».

Sergio Kohen, papá de uno de los chicos fallecidos, también celebró el fallo, aunque con sabor amargo por tanto tiempo de espera. «La Justicia llega tarde, pero al menos es algo. Esperamos más de un año y medio para tener esta decisión de la Corte que permite que esto no quede en la nada». Kohen insistió en cuestionar a la justicia provincial y en señalar que el acusado «nunca estuvo preso» por lo que sucedió y siguió manejando como si nada.

El caso. Todo ocurrió el 8 de octubre de 2006, cuando un grupo de chicos del colegio Ecos que viajaron a hacer tareas solidarias de El Impenetrable, Chaco volvían hacia Buenos Aires. A unos 200 kilómetros de Santa Fe capital, en el kilómetro 689, en el departamento de Vera, el micro que los llevaba por la ruta 11 se topó con un camión zigzagueante que venía por el carril contrario. El chofer no solo no bajó la velocidad ni se detuvo en la banquina a esperar que el vehículo pasara. Hizo la peor maniobra que podía haber hecho: dio un volantazo que lo hizo chocar de frente. Murieron nueve estudiantes y una maestra. También el chofer del camión –que estaba cerca del coma alcohólico- y su acompañante.

El principal responsable fue Ángel Soto, el conductor del camión, que iba al volante borracho y en zigzag y murió en el hecho. La causa, entonces, apuntó al conductor del micro en el que viajaban los chicos: Oscar Atamañuk, a quien se investigó para establecer si circulaba a una velocidad mayor a la permitida y si la maniobra que hizo para evitar la colisión contribuyó o no a magnificar la tragedia.

Los tres juicios. Atamañuk afrontó tres juicios. El primero fue en 2009 y fue absuelto por el juez Jorge Galbucera, pero el fiscal apeló y la sentencia fue anulada por la Cámara Penal de Apelaciones de Vera. El segundo llegó en 2011. El juez penal de Reconquista Virgilio Palud condenó al chofer a tres años de cárcel en suspenso por homicidio culposo. Pero la defensa apeló y el fallo fue anulado por la Cámara de Penal de Rafaela: el juez se había olvidado de tomarle la indagatoria al acusado. El tercer juicio tuvo lugar en 2013. El juez Jorge Oscar Fernández dictó la condena a dos años y medio de prisión por «homicidio culposo» y «lesiones culposas» y una inhabilitación para conducir por cinco años.

Pero ya para ese entonces la defensa había iniciado un planteo de prescripción, que tiene éxito en julio de 2014 en la Cámara Penal de Rafaela, con la firma de los jueces Rodolfo Roulet, Juan Manuel Oliva y Hugo Degiovanni. Tres años después, la Corte Suprema de Santa Fe confirmó la decisión, pero el fiscal general de Santa Fe Carlos Steigmayer planteó un recurso extraordinario ante la Corte Suprema de Justicia. «Nadie chocó, nadie tomó alcohol, nadie condujo mal pero murieron 9 chicos y una docente. INjusticia de Santa Fe», decían en el décimo aniversario los familiares de las víctimas.

El acusado. «Sé que no tuve la culpa», dijo el chofer en 2016 ante una consulta periodística. Refugiado en Monte Caseros, provincia de Corrientes, Atamañuk afirmó que el «el camionero sabe lo que hizo». «La verdad es que un tipo borracho salió a la ruta y nos chocó a nosotros. El destino coincidió con nosotros. Yo hice todo lo posible para esquivarlo, no pude, por eso soy el peor de todos. Si mi maniobra hubiera salido bien, hoy sería el mejor de todos», dijo.

Pero los familiares insistieron en reclamar profundizar sobre la responsabilidad del chofer. «Muchos nos preguntan por qué vamos contra el chofer del micro. Simplemente porque era el primer eslabón de la cadena de responsabilidades –explicó Carlos Ecker, el padre de otro de los chicos fallecidos-. Creemos que el chofer fue culpable porque todos los peritos en esta causa y los expertos dicen que su conducta hizo posible esta tragedia. Porque no frenó en la banquina esperando que ese bólido zigzagueante pasara, sino que hizo la peor maniobra que podría haber hecho un conductor profesional que fue pegar el ‘volantazo’ hacia el lado contrario de la ruta, por donde venía el camión con un chofer borracho, al borde del coma alcohólico».

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad Política

Fernando Vaca Narvaja desestimó su candidatura

Fernando Vaca Narvaja es el ex suegro de Florencia Kirchner

Este viernes 19 de julio Fernando Vaca Narvaja anunció que desistirá de buscar un lugar en el gobierno local, argumentando la falta de unidad del peronismo en Bariloche.

A través de un comunicado de prensa el exlíder de Montoneros se refirió al “acuerdo electoral” entre Pichetto y Weretilneck, y dijo que la contienda municipal tiene como horizonte las PASO acompañando con “esfuerzo militante” a la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.

“Pese a que pudimos y no supimos conformar una propuesta electoral única, nunca me di por vencido, ni por finalizadas mis expectativas de unidad”, señaló como requisito necesario para derrotar a la fórmula oficialista de Gustavo Gennuso en comunión con el gobierno provincial.

Vaca Narvaja se refirió a la línea política trazada por el kirchnerismo y confirmó el desenlace que comenzó como un rumor en las últimas horas: “primero está la Patria, después el Movimiento y por último los hombres”, argumentó.

En otro punto dijo que, desde el comienzo, su único interés fue ganarle a la lista oficialista y recuperar el municipio para trabajar en un eventual gobierno encabezado por el referente nacional del Frente de Todos.

“Como Peronista, como kirchnerista se que los intereses particulares nunca pueden estar por encima de los ideales y las convicciones”, confió en su carta pública.

La candidatura de Vaca Narvaja había generado diversas opiniones en la comunidad tras ratificar su pertenencia a Montoneros como grupo de resistencia a la última dictadura. Su reaparición en la escena pública incluso dio intervención a Claudia Rucci, hija del sindicalista presuntamente asesinado por Montoneros, quien lo acusó de atacar la vida de quienes pensaban distinto.

La crítica de Claudia Rucci a la candidatura de Fernando Vaca Narvaja

La candidatura de Fernando Vaca Narvaja en Bariloche generó opiniones variadas desde distintos sectores de la comunidad. Una de las voces que se escucharon fue la de Claudia Rucci, hija del sindicalista presuntamente asesinado por Montoneros, la organización terrorista a la que aludió el referente de Unión Movimiento Popular (UMP) en su presentación.

A través de su espacio en redes sociales Rucci publicó una carta abierta en la que dijo que “hemos sido víctimas de eso que el candidato esconde: que además fue partícipe fundamental de la “resistencia” al gobierno democrático elegido por el 62% de los argentinos el 23 de septiembre de 1973. Y que esa resistencia, lejos de llevarse adelante en el marco de la democracia, la llevaron adelante a los tiros”.

En ese contexto histórico Rucci se refirió al asesinato de su padre, José Ignacio Rucci, el secretario general de la CGT y recordó que ese ataque “lo reconoció inmediatamente su principal dirigente frente a numerosos testigos y lo volvieron a reconocer en su medio de prensa oficial tiempo después”.

La hija del sindicalista, quien en reiteradas oportunidades pidió que se cite a Vaca Narvaja a declaración indagatoria por aquel crimen, remarcó que “millones de argentinos no vieron estos tiempos y sólo pueden saber de ellos a través de los relatos de protagonistas o investigadores de nuestra historia reciente”.

“Es preocupante que esa etapa –o cualquiera- de nuestra historia se esconda, se tergiverse, se modifique a gusto de quién la cuente. Quienes no lo vivieron tienen derecho a conocer la verdad”, insistió respecto a la participación del candidato a intendente en la organización terrorista, autodenominada peronista, que actuó entre 1970 y 1980 en nuestro país.

Fue la propia Rucci quien analizó el spot de campaña de Vaca Narvaja y pidió que el ex líder montonero reconozca “el error de haber atacado la voluntad popular expresada en las urnas, a la democracia y al derecho a la vida de quien pensaba distinto. Y que hubiera pedido perdón por ello”.

Sin embargo, en una entrevista, Fernando Vaca Narvaja afirmó que “nuestra generación no se arrepiente de la lucha”. Aseguró que su pasado en montoneros no le jugará en contra en su candidatura y dijo que “la historia juzgará los aciertos y los errores”.

No obstante reconoció que los militantes de esa organización deben ser autocríticos y dijo que aún quedan muchos errores por señalar: “en lo personal con mi militancia descuidé y me sacó mucho tiempo familiar”, dijo.

También reconoció que fue un error no abrir la organización tras el retorno de la democracia y consideró que a los miembros de montoneros los persiguen: “nos denigran, por nuestros aciertos, no por nuestros errores”.

Continue Reading

Actualidad Política

La Casa Blanca felicitó a la Argentina

La Casa Blanca fijó posición frente a Hezbollah

La sintonía geopolítica entre Mauricio Macri y Donald Trump es perfecta: el mandatario argentino está comprometido con la investigación del ataque terrorista a la AMIA y su colega americano está en una cruzada ideológica para terminar con la influencia de Irán sobre determinados grupos fundamentalistas que operan en los cinco continentes, por eso, el jefe de la Casa Blanca lo felicitó.

Hezbollah es una de esas bandas terroristas que condena la Casa Blanca y también fue la organización chiíta que voló la AMIA y asesinó a 85 personas. Ese crimen de lesa humanidad continúa impune después de 25 años de fracaso constante en las distintas instancias judiciales que se abrieron para encontrar y condenar a los culpables del ataque a la mutual judía.

En este contexto, Mauricio Macri y Donald Trump coinciden acerca de los peligros que implica tener a Irán activo en América Latina, y por eso ambos países juegan en tándem y planifican nuevas acciones para limitar la influencia regional de Teherán, que tiene su punto de apoyo en el régimen populista de Nicolás Maduro en Venezuela.

Trump llegó a la Casa Blanca y desmanteló el acuerdo multilateral que su antecesor Barack Obama había cerrado con Irán para controlar su carrera hacia la bomba nuclear. El presidente republicano no sólo enterró un tratado que llevó años de negociación pública y secreta, sino que además inició una cruzada política que acompañó Israel y fue cuestionada en bloque por Europa y China.

Macri entendió la profundidad geopolítica de la agenda de Trump respecto a Irán y decidió acompañar esa hoja de ruta sin ninguna duda diplomática. El presidente argentino preparó su posición con los papers secretos que redactó su secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, y la acción institucional que protagonizó el canciller Jorge Faurie.

Macri habló con Trump sobre Irán, Hezbollah, terrorismo internacional, Venezuela y la causa AMIA. Pompeo viajó a DC para coordinar agendas con los principales asesores de seguridad del presidente americano. Y Faurie cruzó llamadas, mails y conversaciones reservadas con el secretario Pompeo para alinear las necesidades geopolíticas de Estados Unidos y las decisiones que asumiría Macri en su agenda doméstica.

Macri cree que es una deuda de la democracia que se no haya condenado a los responsables del ataque a la AMIA. Y Trump comparte este pensamiento, al punto de haber liberado información clasificada que se esperaba desde hace años en el Poder Judicial, como sucedió hoy con el terrorista Salman Rouf Salman.

Salman Rouf Salman no es un nombre desconocido para los investigadores de la causa AMIA, lo que es novedoso es que la administración americana enfocó sus cañones y disparó contra uno de los presuntos autores ideológicos del ataque fundamentalista a la mutual judía.

La desclasificación de la información reservada de la CIA y la recompensa de 7 millones de dólares prometida por el Departamento del Tesoro es una muestra evidente de la sintonía geopolítica entre Washington y Buenos Aires.

Trump revela la información sobre Salman por la confianza que le tiene a Macri, y Macri recibe esa confianza porque en las últimas horas exhibió su decisión de Estado de avanzar contra Hezbollah y sus operaciones terroristas alrededor del mundo. Así se lee en DC su decreto para crear un registro de organizaciones terroristas y la instrucción de poner al tope de la lista a Hezbollah, su aparato militar y sus mandatarios financieros.

La visita de Pompeo a Buenos Aires es un reconocimiento a la agenda antiterrorista de Macri. Y el tuit de John Bolton, consejero de Seguridad Nacional de Trump, es una ratificación explícita sobre la opinión que tiene la Casa Blanca sobre la decisiones que asumió la Casa Rosada respecto a Hezbollah,

Trump considera que Argentina y Brasil son sus aliados regionales para combatir la influencia de Irán en América Latina. Y esa perspectiva del presidente norteamericano no sólo se centra en Hezbollah, sino también en la influencia que el estado chiíta ejerce sobre Maduro y su régimen populista.

A diferencia de las administraciones de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, adonde se privilegió la relación con Venezuela, Irán y Cuba, Macri hace una apuesta diplomática con Estados Unidos y Brasil. No es un hecho forzado, obligado por las circunstancias económicas y electorales. El presidente argentino cree en esta agenda de seguridad y en la necesidad de aislar a Irán y promover una transición democrática para terminar con el régimen de Maduro.

Continue Reading

Actualidad Política

Gabriel Katopodis, cerca de Magario y Kicillof

Gabriel Katopodis, cerca de los candidatos del kirchnerismo

Gabriel Katopodis, intendente de San Martín, saltó al centro de la escena nacional esta semana cuando acompañó al presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal durante la inauguración del Metrobus de la Ruta 8. Ante el discurso de los dirigentes de Cambiemos, el jefe comunal realizó gestos de «enojo e indignación» porque «no le dieron la palabra», lo que generó comentarios y memes en redes sociales y provocó el repudio del oficialismo. Muy distinta fue la situación este jueves 18 de julio cuando el intendente recibió a la fórmula bonaerense del Frente de Todos, Axel Kicillof y Verónica Magario: sobraron las sonrisas y las selfies.

«Recibimos en San Martín a Kicillof y Magario, recorrimos Millanel y nos reunimos con empresarios y comerciantes. A partir de diciembre de 2019, vamos a poner en marcha la Provincia y la prioridad va a ser la industria y las PyMEs para reactivar la economía y generar empleo», expresó Gabriel Katopodis en su cuenta de Twitter junto a una seguidilla de fotos.

El dirigente justicialista aprovechó para apoyar a todos los candidatos del Frente de Todos que pelearán la próxima elección de octubre: «Nosotros representamos un modelo productivo, siempre con la esperanza de que con Alberto Fernández, Cristina Kirchner, Kicillof y Magario. Las decisiones se van a tomar pensando en los trabajadores y trabajadoras sin pedir más sacrificios».

«La cara de ayer fue de enojo e indignación», dijo Katopodis tras el revuelo que generaron sus gestos. Y explicó que como «no le dieron la palabra» y «al no tener el micrófono» lo único que le quedó «es hacer el gesto con la cabeza». Las muecas se repitieron, también, cuando Macri sostuvo, a tono con el discurso de campaña, que «estamos entrando en una etapa fundamental, este es un año bisagra donde vamos a elegir seguir en este camino hacia el futuro o volver al pasado».

«Este Metrobus fue un reclamo de los vecinos porque lo que hicieron fue muy injusto y muy arbitrario: la obra venía de la Ciudad de Buenos Aires, se frenó en la avenida General Paz, saltearon la ciudad y continuaron con el Metrobus en Tres de Febrero», sostuvo Katopodis en relación a las inversiones realizadas en el municipio gobernado por el intendente de Cambiemos, Diego Valenzuela.

«Después de 4 años, hoy fue la primera vez que vino el presidente y la gobernadora a inaugurar algo en San Martín, lo que demuestra cuáles son sus prioridades con los vecinos. Hace años que venimos reclamándoles la obra de Ruta 8, que esta mañana fue parcialmente habilitada», expresó en sus redes.

Uno de los que salió a contestarle fue el ministro de Desarrollo Social de la administración Vidal, Santiago López Medrano, también precandidato a intendente de San Martín: «Vi tu tweet, tus caras y tus declaraciones y no quería dejar pasar la oportunidad de responderte algo que todos los vecinos de San Martín ya saben: lo que decís no es verdad. María Eugenia vino más de 15 veces a recorrer, inaugurar obras y escuchar a los vecinos de San Martín, en varias oportunidades vos mismo la acompañaste».

«Lamento que, como tantos otros dirigentes del kirchnerismo, recurras a la mentira y el engaño para hacer política», resaltó.

Continue Reading

Politicos.com.ar © 2018