Bolivia: Disturbios, destrozos y sospechas de corrupción tras las elecciones.

La interrupción en el conteo de escrutinios en Bolivia genera dudas y habría que esperar al recuento de la OEA para reconocer o no la legitimidad del nuevo mandato de Evo Morales.


La tensión subió al máximo en la tarde del lunes frente al hotel Radisson Plaza de La Paz, donde se encuentra la sede de cómputo del Tribunal Supremo Electoral (TSE). Allí se congregaron manifestantes opositores y partidarios de Evo Morales mientras se demoraba la difusión de los resultados de las elecciones presidenciales de este domingo.

Los manifestantes en su arrojo tiraron abajo la estatua de Chavez, en Riberalta .

Los manifestantes contrarios al gobierno de Evo Morales, destruyendo la estatua de Chavez.



Carlos Mesa se une a la vigilia en centro de cómputo de votos en Santa Cruz de la Sierra

También frente al centro de cómputos regional de Santa Cruz de la Sierra se congregó una multitud para reclamar la celeridad en la información de los resultados finales del comicio.

Tras la suspensión del conteo provisorio de datos, el líder opositor Carlos Mesa había llamado a sus simpatizantes a “una vigilia” en todas las ciudades del país para cuidar los votos que lo estaban colocando en un balotaje junto al presidente Evo.
Tanto Mesa como la misión de observación electoral de la OEA solicitaron explicación al TSE por la suspensión del escrutinio provisorio pero no obtuvieron respuesta. Mesa ya advertía que podían alterarse los resultados y exigía que “no sea burlado” el escrutinio. Morales, en tanto, al hablar el domingo por la noche, se mostraba confiado en que con los votos que faltaba contabilizar, superará el 50% y ganará en primera vuelta, lo que no hizo más que aumentar las sospechas del líder opositor de que se podían alterar los resultados.

Bolivia sugirió este martes a la OEA que audite los comicios del domingo, cuyo conteo rápido tiende a confirmar la reelección del presidente Evo Morales en primera vuelta, lo que desencadenó protestas en el país, críticas en el exterior y la convocatoria a una reunión extraordinaria del organismo continental.

Hay lugar a dudas…

La Organización de los Estados Americanos (OEA) convocó a una sesión de su Consejo Permanente el miércoles en Washington a pedido de Brasil, Canadá, Colombia, Estados Unidos y Venezuela (el representante de Juan Guaidó), para abordar “la situación en Bolivia”.

En respuesta, el gobierno boliviano solicitó a la OEA enviar “a la brevedad posible” una misión técnica a La Paz para auditar “una a una las actas” de los votos de las elecciones del domingo, informó el canciller Diego Pary.

El mandatario, Evo Morales, en el poder desde 2006, evitaría el balotaje si obtiene en primera ronda más del 50% de los votos válidos o 40% con al menos una ventaja de 10 puntos sobre el segundo.

En el TREP, Morales recibe 46,4% y el ex presidente Carlos Mesa 37,07%, con 95,63% de las actas. Este sistema por teléfono sirve para orientar sobre la tendencia del cómputo oficial definitivo, pero no tiene carácter oficial.

Mientras, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) avanzaba este martes en el cómputo oficial al 83,87% de los votos válidos, en los que Morales estaba adelante con 43,64%, seguido de Mesa con 40,01%.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here