Varios pacientes ya fueron dados de alta: el lado «positivo» de la pandemia

El 3 de marzo se confirmó en la Argentina el primer caso positivo de coronavirus. Fue en el Ciudad de Buenos Aires, donde días después se dio a conocer la primera muerte de un paciente. En los días que pasaron desde aquella primera notificación, los casos de Covid-19 se fueron multiplicando hasta llegar a 387 (con 7 fallecidos) a nivel nacional. Pero en simultáneo, la cantidad de pacientes que fueron dados de alta también fue creciendo.

Sólo en la Ciudad -el distrito que concentra casi la mitad de los contagios, todos importados o por contacto directo- ya hay más de 60 pacientes que recibieron el alta institucional. El dato surge del último parte difundido por el área de Salud porteña.

¿Qué significa el «alta institucional»?

Que pudieron dejar el centro de salud donde habían sido hospitalizados, pero su tratamiento no termina allí: deben seguir aislados en su domicilio. Es decir, aún no tienen el alta definitiva.

En un primer momento, se había informado que los pacientes debían completar en su casa un período de 14 días desde la aparición del primer síntoma. Lo que en la práctica significaba una semana, o menos, ya que el alta institucional de quienes contrajeron el Covid-19 «no debe realizarse antes del 7° día de inicio de la sintomatología», según especifica el protocolo del Ministerio de Salud porteño.

Sin embargo, a medida que la pandemia avanza y que van creciendo las medidas de prevención, el protocolo se modificó y ahora los pacientes deben permanecer otros 14 días aislados en su casa.

Desde la cartera de Salud de la Ciudad confirmaron que este plazo fue extendido como una de las modificaciones realizadas al protocolo, aunque afirmaron que se hizo antes de que el primero de los pacientes fuera dado de alta. Esto fue el jueves 12, aunque recién fue trasladado a su casa el viernes.

Algunos pacientes se enteraron en las últimas horas. Uno de ellos es Nelson Martínez, conocido como «el paciente 13» ya que fue el decimotercer caso positivo del país y él tomo este dato para escribir una bitácora con el día a día de su tratamiento en las redes.

El paciente es monitoreado todo los días vía telefónica por expertos del Ministerio de Salud, a los que agradeció por «el apoyo que me brindan , su preocupación y fundamentalmente, su ocupación».

Martínez había dejado el hospital Muñiz el sábado 14 a la tarde y desde entonces está viviendo solo en un departamento de Recoleta. El hombre -que es encargado de un edificio y también se dedica a hacer tareas de mantenimiento- había contraído el virus durante un viaje a Europa que realizó con su pareja, Claudia. El mismo día que él recibió la noticia de su alta institucional, se supo que ella también había sido infectada en el viaje, por lo que permanece internada, en buen estado.

Deja un comentario