Adela Narowlansky y Marcela Zadoff, docencia apasionada en valores

El año de la pandemia es también el de los desafíos al sistema educativo y en ese marco los docentes particulares tomaron un protagonismo esencial. La enseñanza personalizada sostuvo a los estudiantes dentro de la institución escolar, de manera virtual, y los ayudó a cumplir con las tareas asignadas por los colegas del área oficial. Juntos han sido compañeros de batalla contra la ignorancia, en un marco de desescolarización creciente que llenó a alumnos y familias de tareas extras. Así lo contaba el periodista Matías Calderón.

Jornada de elaboración de juguetes artesanales para donar: una iniciativa en valores.

En Apoyo Escolar, bien vale la experiencia para la adquisición de habilidades esenciales no sólo para los niveles primario y secundario sino para los estudios superiores. «La constancia en el hábito de estudiar, el dominio de técnicas de estudio y el éxito en los exámenes que mantiene una autoestima adecuada son las bases que cimentan las comunidades educativas«, expresó Adela Narowlansky, de amplia experiencia en el área.

Juego de damas artesanal de cartón y porcelana fría.

Asimismo, el aplauso incluye a los profesionales de psicopedagogía y otras especializaciones relacionadas con los procesos de enseñanza-aprendizaje, que este año se llevan cuantiosos laureles.

La plaza del barrio es el espacio convocante desde Apoyo Escolar Adela.

No se trató de dar imagen de “normalidad” sino de acudir cuando son necesarios los refuerzos. «Nuestro mayor reconocimiento es el éxito de nuestros estudiantes, tanto como algunas caricias al alma que nos dan los padres cuando ven que sus hijos se desempeñan superando las dificultades«, reconoció Marcela Zadoff. Este es un buen ejemplo.

Alumnas de años anteriores participan con alegría

Adela Narowlansky lidera el cuerpo docente de su academia de apoyo escolar y curso de ingreso a colegios secundarios de excelencia. Además, junto con las familias de los alumnos lleva adelante el trabajo solidario que aporta varios granitos de arena al merendero Lalala, llevando donaciones que llegan a familias en situación de vulnerabilidad.

Durante todo el año, en su sede de José Esteban Bustos esquina Cortejarena, en el conocido barrio Urca de la ciudad de Córdoba, «las puertas están abiertas a los chicos para que estudien y a los grandes para que se den el gusto de ayudar a los demás con alimentos, indumentaria y otras donaciones, desde hace mucho tiempo… tiene un efecto multiplicador que erige a la educación como mucho más productiva que la enseñanza de contenidos, es la oportunidad de formar personas en el más amplio sentido ético de la palabra«, definió Adela. Así lo refleja el matutino La Voz del Interior.

Además, desde la instancia educativa se llevan adelante numerosas acciones solidarias, como la forestación del 2019, que no consistió sólo en donar árboles sino en plantarlos, pala en mano, en una jornada a pleno sol y amistad. Un grupo de madres está a cargo de regarlos, junto al sendero del parque del Kempes donde crecen como testimonio de la concientización ecológica, tan cara a la educación en valores. La noticia fue publicada el diario más grande de Córdoba.

De esta manera, la idea de formar en valores se vuelve fáctica a través de hechos, que son el mejor ejemplo de solidaridad y amor al prójimo. Al decir de Carlitos Balá, el movimiento se demuestra andando, ¡Pues, andemos!.

Durante un 2020 complicado, para dar una mano y la otra también, la academia abrió alas y la enseñanza fue brindada de manera virtual tanto a quienes podían pagarla como a quienes no, trabajando sin descanso y con mucha alegría, al decir de su cuerpo docente.

Con la finalidad de llegar a más hogares, Apoyo Escolar Adela inauguró su canal de YouTube y enseguida fueron popularizados no sólo los conocimientos sino además la capacidad didáctica de Adela Narowlansky, llegando rápidamente a más de 1200 suscriptores de distintos países hispanoparlantes. Este es el link a su canal.

Cerrando un año desafiante, decidieron que en estas Fiestas, la docencia y la decencia se hacen regalo… ¡Manos a la obra!

Con Adela y Marcela, las familias de la comunidad educativa dedicaron amorosamente la tarde de ayer a «privilegiar la necesidad del juego por sobre el materialismo comercial, porque jugando los chicos se unen, sólo basta con seguir algunas reglas y los desconocidos se transforman en compañeros de juego«, aseveró Adela.

La plaza fue el lugar de encuentro para una jornada de reciclado y elaboración de juguetes artesanales, que hoy están siendo envueltos junto a tarjetas dedicadas por los chicos a otros chicos, con los mejores deseos, con la modalidad de “amigo invisible” que los haga sentir, de alguna manera, un lazo entre ellos.

«Dicen que dar nos llena de amor y que recibir debe tener una connotación que marque la afectuosa transmisión de un regalo, para que se privilegie lo espiritual por sobre lo material«, agregó Marcela. Que el otro deje de ser tan otro y vivenciar el “ama a tu prójimo como a ti mismo” con acciones que nacen de la misma comunidad educativa, hacia las familias que lo necesiten.

Nota: Las imágenes publicadas cuentan con el consentimiento de los padres, respecto de los menores de edad.

Edgardo Marano

2 Comentarios

Deja un comentario