AGN: la mayoría K no auditará las compras de Alberto Fernández

El oficialismo impuso su número en la reunión de auditores de la Auditoría General de la Nación (AGN) de este mediodía y rechazó por mayoría la propuesta del radical Alejandro Nieva de adecuar el Plan Operativo Anual 2020 del organismo, para incorporar en el segundo semestre la auditoría de los gastos presupuestarios y las compras efectuadas por el Estado en el marco del COVID-19. Fue la segunda vez que trataban la propuesta –cuya votación había quedado postergada hace dos semanas– y el debate volvió a centrarse sobre si la AGN tiene o no atribuciones para realizar auditorías concomitantes, o únicamente con posterioridad.

Nieva y el presidente del organismo, el también radical Jesús Rodríguez, quedaron en minoría en su posición de incorporar las contrataciones y decisiones del Ejecutivo tomadas por la pandemia en el Plan de este año de la Auditoría, aprobado en 2019. Entre otros argumentos, mencionaron que eran medidas o compras que vienen siendo realizadas en la emergencia sin los suficientes controles, debido a que no hay un Presupuesto acordado en el Congreso –se prorrogó el del año pasado y es el jefe de Gabinete quien reasigna los recursos–, la mayoría de las medidas se toman por DNU y el Parlamento está funcionando en forma intermitente.

“Resulta urgente y oportuno que nos aboquemos a verificar cómo se está instrumentando el IFE, por ejemplo”, advirtió Nieva. “¿Cómo no auditar qué es lo que está pasando con los geriátricos del PAMI?, agregó, para intentar convencer al bloque justicialista de acompañarlo en su propuesta. “Nosotros decimos que sí se puede hacer y que se debe hacer y no tenemos margen para no hacerlo”, dijo enfático.

“Por la Constitución, somos el organismo expresamente habilitado para esto, el que cuenta con recursos humanos y materiales para hacerlo. Debemos abocarnos inmediatamente a la planificación de las auditorías que necesitamos para acompañar la situación de emergencia que vive el país. Va a ser bueno para los funcionarios saber que se los observa, para que no se malgasten los recursos público que son escasos”, dijo para justificar su iniciativa.

En respuesta a los reclamos de los auditores justicialistas de que la AGN no puede auditar en tiempo real, aclaró que “la norma prevé hacerlo hasta un mes antes de comenzar la auditoría, por lo que se podría realizar sobre el primer semestre de este año”.

Un pedido similar había hecho formalmente la ONG Poder Ciudadano después de detectar que el 72% de las contrataciones de organismos nacionales fueron concretadas a través del régimen especial de emergencia por la pandemia, mientras que el 19% fueron realizadas a través del mecanismo de contratación directa. De acuerdo al relevamiento realizado por Poder Ciudadano, solo un 20% de las contrataciones públicas relacionadas a Covid-19 estaban siendo publicadas. “No se encuentran garantizados estándares mínimos de transparencia y rendición de cuentas sobre las compras que realizó el gobierno nacional para combatir los efectos de la pandemia”, señaló el capítulo argentino de la Transparencia Internacional en su informe.

Los argumentos del oficialismo en la AGN

La réplica más picante a Nieva vino de parte de otro histórico auditor del justicialismo, Javier Fernández, después de haberse llamados ambos “amigos”, por los años que llevan compartidos en la AGN, más de una década.

Fernández le recordó su posición contraria a la actual, cuando en marzo de 2016 el entonces presidente del organismo durante la gestión de Cambiemos, Ricardo Echegaray, propuso cambiar el plan aprobado de auditar al anterior gobierno kirchnerista, para hacer una auditoría en tiempo real de la nueva gestión de Mauricio Macri. Según recordó Fernández, Nieva entonces se opuso por “limitaciones fácticas y de orden legal”. Y destacó que el bloque justicialista lo acompañó en esa postura, más allá de ser en ese momento oposición.

“El 16 marzo de 2016 decíamos una cosa y a usted, ahora, le agarró un inmenso poder de auditoría, que quiere ser SIGEN y AGN al mismo tiempo. Nuestra Constitución Nacional tiene a la SIGEN que audita concomitantemente y nosotros somos ex post”, enfatizó Fernández, al mencionar a la Sindicatura General de la Nación, organismo de contralor interno del Ejecutivo.

El auditor justicialista también destacó el “enorme atraso” que lleva actualmente la AGN en su plan de este año en el tema de la renegociación de la deuda y la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI). “No lo veo preocupado en este tema de la deuda pública, en elaborar un dictamen urgente que reclama el pueblo y la Cámara de Diputados y el Senado. Eso es importante”, le espetó Fernández a Nieva.

Y se quejó por notas publicadas en los medios, que mencionaban la resistencia del Frente de Todos de incorporar las decisiones del Gobierno referidas a la emergencia sanitaria en el Plan de la AGN de este año. “No nos va a correr con la prensa con dos o tres artículos. Ahora estamos auditando la anterior gestión. Pero que quede claro que vamos a auditar todo lo de COVID, cuando corresponda”.

En esa misma línea, intervinieron los otros auditores del Frente de Todos, Juan Forlón, Graciela de la Rosa y Gabriel Mihura Estrada. Además de insistir en que la AGN solo puede realizar auditorías con posterioridad, sostuvieron que cualquier modificación al Plan Operativo anual debía contar con el visto bueno de la Comisión Mixta Revisora de Cuentas del Congreso.

Forlón, tras advertir que la prensa estaba presenciando la reunión de este mediodía por Zoom, reforzó lo dicho por Fernández: “Que quede claro que se va a auditar el COVID. Los funcionarios ya saben que se va auditar la actual gestión por la pandemia, y que se va auditar ex post. Es mentira que no hay control en la pandemia. Hay un control que es la SIGEN y hay controles internos en los ministerios”.

“Ahora estamos auditando la gestión anterior. ¿O se piensan que no pasaba nada en la gestión anterior?”, chicaneó. “No solo es importante lo de hoy. A la sociedad le interesa que cumplamos nuestro rol. Siempre se auditan períodos anteriores, desprendidos de cuestiones políticas. Hoy no se define si se audita COVID o no; lo vamos a hacer, pero no hoy”. Y agregó que hay temas como las compras en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación que ya están en la Justicia.

Nieva retrucó que es justamente la Justicia la que con frecuencia acude a la AGN para solicitarle informes para avanzar en sus investigaciones judiciales. De hecho, así sucedió con la causa de Sueños Compartidos, el plan de construcción de viviendas sociales por parte de la Fundación Madres de Plaza de Mayo. Denunciado por numerosas irregularidades, la Justicia se basó en un informe de la AGN para corroborarlas.

Sobre el final, y viendo que la propuesta de Nieva quedaba en minoría, el presidente de la AGN dijo tener un “sentimiento de decepción”. “No sólo porque creo que hay vastos sectores de la sociedad que exigen que cumplamos nuestra tarea, sino porque creo también que controlar los gastos del Gobierno es la aspiración del propio Presidente de la Nación. Me consta de manera directa y personal”, afirmó Rodríguez.

“No hay Presupuesto, no hubo deliberación del Congreso respecto de dónde se obtienen los recursos y cuáles son las prioridades, tenemos DNU por decenas, y la rendición de cuentas en el Congreso es escasa”, se lamentó.

Tras describir un panorama social y económico alarmante para cuando el país salga de la pandemia, Rodríguez finalizó su exposición con una frase de Kant: “Sin Constitución y sin ley, hasta los ángeles actúan de demonios”.

Fernández no le dejó pasar su cierre. “Me emocionan sus palabras”, le dijo irónico, para luego recordarle su pasado como titular de la cartera económica durante el gobierno de Raúl Alfonsín: “Tuvimos peores crisis y usted fue el ministro de Economía, sin pandemia”.

En la reunión de hoy estaba previsto que se sumara Miguel Pichetto, el tercer integrante por la oposición. Pero la parálisis de la Cámara de Diputados por el COVID demoró la toma de su juramento. Se estima que el presidente de la Cámara, Sergio Massa, lo haga el martes próximo. Recién entonces se podrá incorporar formalmente. Rodríguez adelantó que volverá a insistir en el tema de auditar las contrataciones de emergencia cuando se incorpore el exsenador justicialista, enrolado ahora en Juntos por el Cambio.

“Siempre se puede cambiar el plan de acción, Sueños Compartidos fue el resultado de un cambio en el plan de acción, como lo fue también Fútbol para Todos. Y también pueden auditarse cuestiones que son objeto de análisis judicial. La AGN tiene autonomía funcional. En el contexto de emergencia que estamos viviendo, desde la AGN no podemos hacer de cuenta que no pasa nada”, advirtió el presidente del organismo en diálogo con este medio al finalizar la reunión.

Edgardo Marano

Deja un comentario