Amargura por parte de los kurdos en la frontera Turquía-Siria

Las tropas estadounidenses comenzaron a retirarse de sus posiciones en el norte de Siria, allanando el camino para una operación turca contra combatientes kurdos en la zona fronteriza.

Las fuerzas lideradas por los kurdos hasta ahora han sido un aliado clave de Estados Unidos en Siria, donde ayudaron a derrotar al grupo del Estado Islámico, pero Turquía los considera terroristas.

El principal grupo liderado por los kurdos calificó la sorpresa de los Estados Unidos como una «puñalada por la espalda».

Pero el presidente Donald Trump defendió la retirada, diciendo que era hora de «salir de estas ridículas guerras sin fin».

La retirada representa un cambio significativo en la política exterior de Estados Unidos y va en contra de los consejos de altos funcionarios del Pentágono y el departamento de estado. La Casa Blanca dijo el domingo que las tropas estadounidenses se estaban haciendo a un lado para una inminente operación turca.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo que el objetivo de Turquía era combatir a los combatientes kurdos en la zona fronteriza y establecer una «zona segura» para los refugiados sirios que actualmente viven en Turquía.

Por otra parte, no se sabe aún la fecha, pero las autoridades turcas han dejado este lunes pocas dudas de que el Ejército turco está a punto de pasar a la ofensiva para tomar el control de una amplia franja en el noreste de Siria, hasta ahora dominado por milicias kurdas.

«Podemos entrar de repente por la noche, porque no podemos aceptar la amenaza de organizaciones terroristas contra nuestro país», aseguró el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, momentos antes de emprender un viaje oficial a Serbia.

La advertencia no es nueva, pero por primera vez toma visos de credibilidad, al haber anunciado el presidente estadounidense, Donald Trump, esta mañana su decisión de retirar sus tropas de Siria y de no interferir en una operación turca.

Con esto, Washington pone fin a la alianza con las Unidades de Protección Popular (YPG), las milicias kurdosirias que dominan el norte de Siria entre el río Éufrates y la frontera iraquí.

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario