AMBA: Kicillof y Rodríguez Larreta se reúnen con Alberto Fernández

Argentina llegó el domingo a los 1000 muertos por coronavirus y los contagios registraron un fuerte incremento durante la última semana. En este marco, hoy el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y su par bonaerense Axel Kicillof se reunirán con el presidente Alberto Fernández para hacer un seguimiento de los índices de la “mesa de trabajo conjunto” que conformaron el viernes pasado para monitorear el AMBA.

Si bien tanto Rodríguez Larreta como Kicillof dejaron en claro que un deterioro de la situación sanitaria podría desencadenar un retroceso a un aislamiento más estricto, desde la gobernación bonaerense adelantaron que este lunes no se tomará ninguna decisión determinante con relación al aislamiento.

El AMBA sigue concentrando el 90% de los contagios de todo el país y sus estrechos vínculos -por el traslado de personas- motivaron al gobierno nacional a considerarla como una unidad.

Con relación al encuentro de hoy, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, reconoció que siempre va a estar en consideración la opción de hacer más restrictivo el aislamiento en la medida que sigan subiendo los contagios.

Sin embargo, evitó adelantar qué medidas se tomarán e insistió en que “no hay que apresurarse”.

“El AMBA es una integralidad, el límite de General Paz es demasiado poroso, no existe”, planteó en una entrevista, y minimizó las diferencias de criterios con el gobierno porteño.

Y agregó: “Hasta acá tomaron las decisiones política en la misma decisión, pudo haber algún criterio distinto en alguna variable menor. Si hasta acá siempre nos pusimos de acuerdo, ¿por qué cambiaríamos?”.

Con el fuerte aumento de los casos registrado en los últimos días, la ocupación de camas en el AMBA llegó al 54%, mientras que en el primer cordón del conurbano, roza el 58%. Si se toma toda la provincia, el número desciende hasta el 54%.

El viernes, Alberto Fernández adelantó que los tres quedaron en reunirse este lunes para evaluar los pasos a seguir. “Estamos en una situación muy complicada”, dijo el mandatario en radio El Destape, y agregó que los vecinos de la ciudad y el conurbano “se han relajado”. También pidió “volver a la disciplina del inicio” de la cuarentena.

Fernández está a favor de “volver a la disciplina del inicio” de la cuarentena, a partir del aumento significativo de casos de Covid-19 detectados en la última semana y el porcentaje de ocupación de las camas.

En la provincia de Buenos Aires, actualmente hay un total de 25.682 camas entre sector público y privado: 4946 de terapia intensiva (2239 en el conurbano), 3367 de cuidados intermedios y 17.549 de cuidados mínimos.

La Ciudad, por su parte, cuenta con 1417 camas de terapia intensiva entre el sector público y privado y esta semana registró una ocupación del 51 por ciento.

Hasta ahora, el gobierno porteño ha resistido todos los intentos del Ejecutivo Nacional y de la Provincia de endurecer la cuarentena. Es más, en las últimas semanas impulsó la apertura de más sectores no esenciales, habilitó paseos recreativos de chicos los fines de semana y permitió que los runners volvieran a los parques y plazas entre las 19 y las 9.

Por su parte, el ministro de Salud porteño, Fernan Quirós, confirmó que este lunes los mandatarios “van a revisar la información para ver cómo seguir”.

Y agregó: “Como dijo Cafiero, hay muchas cosas para mejorar”.

También insistió en que la estrategia general será “una estrategia AMBA” debido a que el tejido urbano es indivisible. Aunque insistió en que los datos que observa por el momento en la ciudad no justifican un retorno a la fase 1.

Si bien aún no hay plazos ni certezas para volver a fojas cero, trascendió como fecha clave para definir la vuelta o no a la etapa inicial de la cuarentena las dos primeras semanas de julio.

“Frenar y arrancar las veces que sea necesario. Cerrar, amesetar y abrir de nuevo, y así”, explican desde la administración bonaerense. “Cerrar dos semanas y volver a abrir”, abundan, por su parte, desde el Gobierno porteño.

En tanto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó que el mundo entró en una fase peligrosa de la pandemia de coronavirus, a medida que reabren los países que establecieron medidas de confinamiento o restricciones para frenar la propagación de la enfermedad.

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario