AMLO inició su visita a EE.UU. en medio de la pandemia

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), comenzó en el día de ayer con las actividades oficiales de su visita de trabajo a Washington, EE.UU.

Andrés Manuel López Obrador visitó el monumento a Abraham Lincoln muy temprano este miércoles. La visita no duró más de diez minutos como se contemplaba en su agenda.

Después se dirigió a la estatua de Benito Juárez, Benemérito de las Américas, que se encuentra a diez cuadras de la Casa Blanca, en donde realizó una breve ceremonia y depositó una ofrenda floral.

Bajo estricta vigilancia, en el evento en el que participó AMLO, fue entonado el Himno Nacional Mexicano para después retirarse del sitio junto con la comitiva que lo acompañaba.

En ambos sitios, personas se congregaron para ver y saludar al presidente mexicano. Los presentes gritaban a coro: ¡Es un honor estar con Obrador, es un honor estar con Obrador!.

Luego de los actos, López Obrador regresó a la embajada mexicana custodiado por el Servicio Secreto de EE.UU.

Al presidente y la comitiva, así como a los representates de medios de comunicación que lo acampañan en los eventos en la Casa Blanca, se les realizarán pruebas COVID-19 de último minuto, como parte del protocolo para ingresar al recinto.

Posteriormente, AMLO será recibido en la Casa Blanca por el presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, con quien sostendrá una reunión privada y, más tarde, con comitivas.

AMLO llegó a Washington el martes a las 21:15 horas, tiempo local, en vuelo comercial, al Aeropuerto Internacional de Washington-Dulles, en donde fue recibido por la embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena Coqui, el director general de protocolo de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Juan Carlos Lara Armienta, y la jefa de Protocolo del Departamento de Estado de Estados Unidos, Cam Henderson.

Desde la Ciudad de México, el presidente estuvo acompañado por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon, la secretaria de Economía Graciela Márquez Colín y el jefe de la Ayudantía de Presidencia, Daniel Asaf Manjarrez.

El primer mandatario realizó una escala en la ciudad de Atlanta, Georgia, en donde fue recibido por el cónsul general de México en esa ciudad, Javier Díaz de León.

El objetivo central de la visita es celebrar la reciente entrada en vigor del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) y fortalecer la alianza estratégica de dichas naciones.

La jornada concluye con una cena de trabajo encabezada por los mencionados mandatarios, con la participación de sus comitivas y líderes empresariales de los dos países.

¿Cómo recibieron a AMLO los mexicanos que viven en EE.UU.?

La visita de trabajo por parte de AMLO a Washington ha provocado reacciones divididas. En el marco de la reunión con su homólogo Donald Trump, las muestras de apoyo y aliento han sido constantes, pero también se han combinado con críticas y reclamos por parte de sus detractores en los Estados Unidos.

Cerca de la estatua a Benito Juárez, en donde AMLO depositó una ofrenda floral, se congregaron varias personas para hacer evidente su postura respecto al gobierno mexicano. Algunos coreaban “¡Es un honor estar con Obrador!”, además de ondear sus banderas de México y pancartas en apoyo al proyecto que el mandatario ha llamado Cuarta Transformación.

En ese mismo lugar, los simpatizantes del jefe del Ejecutivo, quien iba resguardado por una escolta del Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU., también entonaron el Himno Nacional Mexicano y lanzaron frases como “¡No estás solo!”, en repetidas ocasiones.

Ante la aglomeración de personas que intentaban acercarse a AMLO, quien caminaba sin utilizar un cubrebocas a pesar de la pandemia de coronavirus que aún mantiene su propagación, los encargados de seguridad tuvieron que establecer una valla para que no se aproximaran al político.

Los simpatizantes de AMLO también se hicieron presentes desde la tarde del 7 de julio, pues varios seguidores de diferentes estados de EE.UU. arribaron a la embajada de México en Washington, en donde mostraron sus porras y pancartas de aliento.

Si bien el apoyo fue relevante, la población crítica hacia su proyecto de nación también se hizo presente, pues hubo personas que se acercaron, entre quienes era evidente la animadversión que sienten hacia el fundador de Morena e incluso en algunas de ellas se cuestionaban si “¿México sería la siguiente Cuba?”.

Cabe mencionar en algunas de las pancartas que portaban podían leerse las siglas FRENAA, las cuales significan Frente Nacional Anti AMLO, y representan a un grupo de ciudadanos que no está de acuerdo con las políticas del actual presidente mexicano.

“Buscamos hacer lucha en contra de la política socialista-comunista de López Obrador y Morena. (…) Vamos en la misma línea que (Hugo) Chávez y (Nicolás) Maduro”, comentó una manifestante, quien se dijo ser parte de FRENAA, a una corresponsal del diario Reforma.

Las actividades de López Obrador en territorio estadounidense comenzaron esta mañana con una visita al monumento a Abraham Lincoln y después entregó una ofrenda floral en la estatua de Benito Juárez, cerca de la Casa Blanca, a la cual entrará cerca de las 14:00 horas.

Posteriormente AMLO se trasladará hasta la sala del gabinete donde tendrá lugar la esperada reunión bilateral entre los mandatarios de América del Norte, la cual se extenderá hasta las 15:00 horas aproximadamente y será a puerta cerrada para la prensa.

A las 15:35 horas se tiene planeado que se dé una declaración con López Obrador en los jardines de la Casa Blanca frente al selecto grupo de periodistas que recibieron acreditación para este evento.

Los mandatarios volverán a reunirse a las 18:30 horas en el pórtico sur del recinto presidencial y realizarán de manera conjunta una conferencia de prensa frente a un número todavía más reducido de reporteros que se encargan de cubrir el tema.

Finalmente, a las 18:45 horas, tendrá lugar la cena de trabajo en la sala este del lugar. Ambos mandatarios disfrutarán de una comida al estilo mediterráneo, cuyo menú incluirá jitomates veraniegos con emulsión de ajo negro, queso comté y crocante de pan rústico; filete de róbalo con papas al azafrán, puré de chirivía, zanahorias jóvenes y alioli de cítricos. El postre serán galletas de mantequilla con crema de limón.

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario