Axel Kicillof realizó anuncios y recibió rechazo policial

El gobernador Axel Kicillof anunció que el nuevo salario mínimo de bolsillo de los integrantes de la Policía bonaerense será de $44 mil. Además, aumentarán la compensación por uniforme (hoy en $1.130) a $5000, por lo que ningún efectivo percibirá menos de $49 mil mensuales.

El mandatario informó además que se triplicará el valor que se abona por las horas extras: pasará de $40 a 120 pesos. Según cálculos oficiales, ésto elevará el salario de los efectivos que presten servicios adicionales a $60 mil.

Con estos anuncios, la administración bonaerense busca descomprimir la tensión que se generó en las calles con protestas de diversos sectores de la Policía. “Hemos visto imágenes espantosas frente a la Quinta de Olivos, frente a la residencia donde vivo con mi familia; esas imágenes no deben volver a repetirse”, aseguró.

Si esto es un reclamo salarial y de condiciones de trabajo, estamos dando una respuesta contundente e histórica. Si no, en otro caso vamos a comprender que es una cuestión política y una cosa distinta«, aseguró Axel Kicillof.

Un suboficial de la bonaerense recién egresado cobraba hasta hoy $37 mil de bolsillo. Es un 37% que lo que cobran los integrantes de la Policía de la Ciudad ($59.000), una de las cuestiones que explica el malestar. Un suboficial de la Policía Federal percibe alrededor de 50 mil pesos.

El gobernador Axel también adelantó que serán muy exigentes con los policías: “Vamos a dar, pero vamos a pedir; vamos a ser muy exigentes”.

Los anuncios de Axel Kicillof fueron celebrados con aplausos por funcionarios de su gabinete y por intendentes oficialistas, que mantuvieron un encuentro previo con el gobernador. Los jefes comunales de Juntos por el Cambio decidieron no asistir al encuentro pese a que fueron convocados, aun molestos por los recortes promovidos por el Presidente a la coparticipación de la Ciudad de Buenos Aires, fondos que se utilizarán para financiar los aumentos.

De hecho, junto a su vice Verónica Magario y el ministro de Seguridad, Sergio Berni -que hoy fue respaldado por Alberto Fernández-, Axel Kicillof dedicó parte de su alocución a apuntalar una vez más un mensaje sobre la presunta “opulencia” que tiene la Capital Federal en virtud de los recursos que recibe.

Los policías que realizan las protestas decidirán en asambleas si aceptan el aumento y vuelven a sus tareas. Exigían una suba de 56 por ciento.

En una primera reacción, uno de los líderes de la revuelta en La Plata planteó: “Ésto es positivo, pero no es lo que habíamos acordado”.

El efusivo respaldo de Axel Kicillof a Sergio Berni

Previo a los esperados anuncios oficiales del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, por las mejoras salariales a la policía bonaerense que hace cuatro días lleva adelante una protesta sin precedentes, el rumor de la salida de Sergio Berni del Ministerio de Seguridad había cobrado mucha fuerza.

Sin embargo, durante la presentación del Plan integral de Seguridad para la Provincia, junto al gobernador, la vicegobernadora, Verónica Magario y el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, se ubicaba estoico Sergio Berni, respaldando las medidas y despejando versiones de una posible ruptura.

¿Quién va a renunciar? Ésto no es para cagones”, se lo escuchó decir al ministro en los últimos días, descartando de hecho su desvinculación del gabinete de Axel Kicillof.

En su entorno aseguran que está “intacto”, “más firme que nunca” y que no evaluó “nunca” dejar su cargo. No está preocupado, apuntan, por la presión de un grupo de intendentes del PJ para que dé un paso al costado y, mucho menos, por las críticas de la oposición: Al cabo recibió el respaldo público del gobernador que representa en definitiva la certeza de que Cristina Kirchner, su única líder, aún lo apoya.

Un simple gesto de Axel Kicillof en medio de la tormenta bonaerense pareció reafirmar esa seguridad que Berni nunca perdió respecto de su continuidad.

Una vez finalizada la comunicación del gobernador este jueves por la mañana, se acercó al extremo derecho de la mesa y chocó su codo de forma efusiva con el de su ministro de Seguridad.

Un codazo de aparente triunfo tras cuatro días de protestas y paralización de la fuerza de seguridad de la provincia que tuvo en vilo al oficialismo y que abre un nuevo capítulo en la grieta política entre el kirchnerismo y Juntos por el Cambio tras el quite de coparticipación a la Ciudad de Buenos Aires, gobernada por Horacio Rodríguez Larreta.

Kicillof había comenzado el anuncio agradeciendo «al presidente, que nos permite asegurar los fondos para hacer este anuncio, que antes hubiera sido en el aire«.

Después de tres días consecutivos de protestas de agentes policiales, con reclamos que el miércoles llegaron a la Quinta de Olivos, con patrulleros rodeando la residencia, el presidente anunció la creación de un Fondo de Fortalecimiento Financiero Fiscal para que la provincia de Buenos Aires haga frente a ese aumento salarial.

Este fondo -cuya creación quedó oficializada este jueves con su publicación en el Boletín Oficial- se financiará con el 1 por ciento de los recursos coparticipables adicionales que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires estaba recibiendo para cubrir los gastos del traspaso de la Policía Federal, dispuesto en 2016 por el entonces presidente Mauricio Macri.

Según se informó, ese punto de coparticipación representará para la provincia unos 40.000 millones de pesos anuales, aproximadamente un mes de recaudación propia.

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario