Bariloche: Denunciaron a manifestantes que reclamaron toma de tierras

El banderazo organizado en defensa de los vecinos de Bariloche, derivó ayer en un corte total de la ruta nacional 40, a la altura del lago Gutiérrez, donde alrededor de 200 personas protestaron, con banderas y carteles, contra la ocupación que mantienen desde 2017 los integrantes del lof Lafken Winkul Mapu. La policía provincial impidió el paso de los autos y se vivieron varios momentos de tensión y forcejeos. En la zona de conflicto también entre 15 y 20 encapuchados se mantuvieron expectantes con palos y gomeras.

«Nosotros no tenemos ni palos ni piedras, soñamos con la democracia. Esto es absurdo, quieren apropiarse de una propiedad del Estado nacional, que es de todos los argentinos y encima tienen el tupé de amedrentar y actuar con violencia», dijo Enrique San Juan, uno de los vecinos autoconvocados de Bariloche antes de comenzar la movilización. Al principio, había muchas dudas. No sabían si avanzar con la propuesta inicial de movilizarse hasta Villa Mascardi o ir al Centro Cívico, como había solicitado la provincia para evitar enfrentamientos.

«Está todo Bariloche, hay gente de diversos sectores, somos gente de trabajo», expresó Ricardo Holler, otro de los vecinos. Esta es la primera movilización en contra de la ocupación y los hechos de violencia que se registran en Villa Mascardi. Según afirmaron varios de los participantes, seguirán sosteniendo las marchas hasta tener respuestas concretas. «Esto recién empieza, ahora somos nosotros los que nos plantamos», dijo Ricardo Boysen.

El Ministerio de Seguridad de la Nación, además de disponer un «operativo de seguridad» para evitar la cercanía entre ambos sectores, radicó una denuncia penal ante la posible comisión de los delitos de «instigación a cometer delitos», «apología del crimen» y «asociación ilícita», por entender que había sectores que hacían el llamado a movilizarse «armados». Según explicaron fuentes del organismo, se trató de una medida preventiva y ahora será la fiscalía la que defina si hay algún procedimiento, ya que «no se llegó a ninguna de las situaciones que se habían previsto». Anoche, la exministra de Seguridad de la Nación Patricia Bullrich criticó la medida.

Pasadas las 15:00 hs., los vecinos comenzaron a llegar al punto de convocatoria. Y luego de debatir, decidieron avanzar hacia Villa Mascardi, en una caravana de unos 100 autos. Pero la marcha se detuvo a unos escasos kilómetros, donde un control policial les impidió el paso. «No queremos poner en riesgo a nadie, hay un grupo armado con elementos contundentes allá y tenemos órdenes de prevenir cualquier incidente», expresó el jefe de la Regional III de Bariloche, Gustavo Llanqueleo, en pleno cruce con los vecinos que exigían el «libre tránsito».

Hubo gritos, forcejeos y algunos empujones, pero los uniformados mantuvieron el cerrojo y lograron que ningún auto pudiera pasar. Pocos minutos después llegaron más refuerzos e incluso un vehículo del Cuerpo de Operaciones Especiales y Rescate (COER) de la policía de Río Negro, que bloqueó por completo la ruta ante algunos vehículos que insistían en pasar.

Los manifestantes decidieron, entonces, quedarse allí hasta tener algún tipo de respuesta. Exigían la presencia de las autoridades y una solución concreta para terminar con los ataques que se registran desde 2017 cuando integrantes del lof ocuparon un área del Parque Nacional Nahuel Huapi, para luego avanzar también sobre la costa del lago y otros loteos privados.

Luego de varias horas, la gobernadora Arabela Carreras se presentó y, tras mantener un duro cruce con los vecinos, prometió tener una respuesta para el próximo fin de semana. Reiteró que es potestad del gobierno nacional intervenir en el conflicto puntual con la comunidad. Y adelantó que mañana tendrá una nueva audiencia con la ministra de Seguridad, Sabina Frederic. «Vine urgente para evitar una confrontación, tenemos que contribuir a poder resolver esto de manera pacífica», expresó.

Desde el lof Lafken Winkul Mapu emitieron también un comunicado en el que hicieron «un amplio llamado a toda la Nación Mapuche a acompañar y defender de la manera que consideren pertinente el territorio, dejando en claro que no habrá ninguna ofensa sin respuestas». Apuntaron contra los medios de comunicación, la provincia y la propia comunidad Wiritray, que esta semana también sumó el rechazo a sus formas y reclamos sobre el área de Villa Mascardi.

En la zona de conflicto, entre 15 y 20 encapuchados se ubicaron sobre la calzada en el horario previsto para el banderazo. «A nosotros nos dejaron pasar sin problema, pero vimos que estaban a la vera de la ruta con palos y gomeras», dijo Claudio Muñoz, un camionero chileno que se dirigía a Osorno y quedó varado en el corte del lado sur.

En ese sector de Villa Mascardi la policía de Río Negro dispuso otro control del lado de El Bolsón para informar a los vehículos que transitaban sobre la situación y a unos pocos metros, del lado de Bariloche, también un grupo de la Gendarmería custodiaba la zona.

Desde el gobierno nacional, volvieron a destacar que la gestión de Frederic «procura evitar el incremento de la conflictividad» y promueve seguir con los lineamientos de trabajo propuestos hasta ahora para la «resolución pacífica de los conflictos con los pueblos originarios».

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario