Belgrano: familiares de ancianos, contra el dueño del geriátrico

Alrededor de 19 adultos mayores alojados en un geriátrico del barrio porteño de Belgrano debieron ser trasladados a distintos centros sanitarios este martes 21 de abril, tras dar positivo por coronavirus. Con la presencia de ambulancias del SAME, el operativo se llevó a cabo en un creciente marco de tensión y angustia de parte de los familiares de quienes se encontraban alojados en el lugar, debido a la ausencia de autoridades y de personal médico dentro del establecimiento.

Tras horas de espera, por la noche se acercó al edificio Luis Megyes, el apoderado del geriátrico, quien mantuvo un duro cruce con los familiares de los residentes. «Hace 72 horas que no hay nadie acá. No hay personal, médicos. Sos un mentiroso. Tenés seis clínicas, poné la cara», le dijo un hombre. Por su parte, una señora le gritó: «Nos arruinaste. Dejamos los viejitos en tus manos, Luis. Querés decretar la quiebra, querés sacar a los abuelos a la calle».

«Tuvimos un episodio documentado de coronavirus. Desde ese día intentamos derivar a los demás pacientes y les comunicamos a los familiares la situación», expresó el apoderado. «Pero el Gobierno de la Ciudad nos dijo que no era factible, que no era lo adecuado de acuerdo a la realidad sanitaria, pero que se iban a poner a cargo. Nosotros siempre quisimos derivarlos. Me parece kafkiana esta situación». Además, Megyes dijo: «El problema era que no podíamos aislar a cada paciente en una habitación, y se nos habían infectado los enfermeros y no teníamos personal. Estábamos desesperados».

Horas antes, y ante la ausencia de responsables, el SAME debió intervenir para «tomar el control» del establecimiento. Su titular, Alberto Crescenti, aseguró que seis de los enfermos iban a quedar en el lugar, mientras que resto (13) iban a ser llevados a distintos hospitales. Según confirmaron los estudios que realizó personal de Salud del Gobierno de la Ciudad entre internos y empleados, ayer eran 19 los contagiados del establecimiento ubicado en Avenida de los Incas 3093. «No hay ninguna autoridad acá y vamos a tomar nosotros la autoridad. Vamos a revisar a todos los abuelos, a todo el personal y vamos a trasladar a quien lo necesite», aseguró Crescenti más temprano.

Fuentes del Gobierno de la Ciudad dijeron que realizaron procedimientos de inspección para la clausura preventiva en caso de que corresponda y que se están evaluando el curso de acciones penales contra los dueños del establecimiento. Los adultos mayores del geriátrico “Apart Incas” fueron derivados a distintos hospitales, de acuerdo con la obra social que cada paciente. Desde el PAMI, por su parte, confirmaron a la agencia Télam que este geriátrico no forma parte de su red de prestadores.

La Policía agregó que de esa residencia se habían retirado el pasado domingo 10 de los 33 hombres y mujeres que integraban la población. «En el día de ayer concurrió al lugar personal de Salud de la Ciudad y realizó exámenes a los 23 internos y a cuatro auxiliares», explicó el parte policial. Y agregaron que «por esta razón, se retiraron ese mismo día de la residencia dos abuelos sin síntomas y quedaron dentro del mismo 19 internos y cuatro auxiliares». Algunos familiares aseguraron que les avisaron por mail, de madrugada, que había empleados infectados con COVID-19 y que fueran a buscar a sus parientes porque iban a cerrar el lugar.

En tanto, el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires informó que investigará a los responsables del lugar, ubicado en el barrio porteño de Belgrano, y también a las autoridades del ministerio de Salud porteño, según confirmaron a PERFIL fuentes oficiales con acceso directo al caso. Buscan determinar si tanto el sector privado como el público fallaron en la prevención del contagio del COVID-19 en los ancianos residentes y en los trabajadores del establecimiento, agregó la fuente consultada. Además, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires analiza presentar acciones penales contra los dueños del establecimiento

Los dueños del geriátrico de Belgrano y las autoridades del GCBA, serán denunciadas

Será contra los dueños, los médicos y el Estado, por los contagios de COVID-19. La Fiscalía General de la Ciudad, a cargo de Juan Bautista Mahiques instruyó que se abriera una investigación.

Luego de la clausura del geriátrico de Belgrano donde 19 personas se contagiaron de coronavirus, familiares de los adultos internados denunciarán a los dueños, médicos y el Estado por abandono de persona y propagación de enfermedad.

Representados por el abogado Ignacio Trimarco, los familiares de quienes residían en el “Apart Incas” se presentarán como querellantes. “Estaban anoticiados de que había un caso positivo. Llamaron el viernes al 144 y no hicieron nada”, dijo el abogado ante Télam.

Los familiares denuncian que hubo abandono a los adultos mayores y que el geriátrico avisó de los contagios por correo electrónico. “El domingo a la madrugada nos mandaron un mail diciendo que había casos en la residencia”, dijo la hija de una adulta mayor alojada en el lugar.

Al mismo tiempo señaló que llamaron a los dos médicos del lugar pero que no tuvieron respuesta y agregó: “Algunas personas vinieron a buscar a sus seres queridos y se los llevaron”.

Por su parte, una médica a cargo del establecimiento manifestó que la situación era conocida por el Gobierno de la Ciudad. “Nos comunicamos todo el tiempo con ellos, y el martes tuvimos los resultados positivos de los hisopados. Nos dijeron que teníamos que derivar a los pacientes a obras sociales pero ninguna lo quería recibir”, dijo.

El martes por la tarde se evacuó y clausuró el geriátrico, y el SAME trasladó a los infectados a distintos centros de salud después de que se detectaran los 19 casos positivos: 16 son los adultos que vivían en el geriátrico y tres enfermeros.

Las ambulancias retiraron a los adultos mayores en camillas y con oxígeno ante la presencia de sus familiares. Desde el ministerio de Salud porteño dijeron que analizan impulsar acciones penales.

Edgardo Marano

Deja un comentario