Boris Johnson volvió a trabajar tras vencer al coronavirus

El primer ministro británico, Boris Johnson, volverá este lunes a trabajar en el 10 de Downing Street y está «ansioso por empezar» tras superar el coronavirus.

Johnson le ha trasladado estas palabras a sus ministros tras una semana de reposo en la residencia de Chequers tras la que «retomará su agenda normal», informa la cadena británica Sky News. Según estas fuentes, Boris Johnson dará la rueda de prensa diaria en Downing Street y posiblemente se reunirá con el nuevo líder del Partido Laborista, Keir Starmer, el miércoles.

«El viernes tuvo una reunión con sus asesores en Chequers y se reunirá con el secretario (ministro) de Sanidad, Matt Hancock, y retomará su agenda normal», ha explicado la fuente.

Boris Johnson dio positivo por coronavirus el 29 de marzo y fue hospitalizado en Londres el pasado 5 de abril. Al día siguiente pasó a una unidad de cuidados intensivos. Salió de cuidados intensivos el 9 de abril y recibió el alta cuatro días después.

Aclaró además que su gobierno aún no tiene ningún calendario fijado para relajar las medidas adoptadas frente a la pandemia, si bien ha llamado a hacer todo lo posible por «no echar por tierra el sacrificio». El premier recalcó que el virus es «el mayor desafío al que se ha enfrentado el país desde la guerra», por lo que ha querido dar las gracias a todos aquellos que colaboran para combatirlo. «Estamos haciendo progresos», ha dicho frente a su oficina en Downing Street.

Sin embargo, la situación aún sería de «máximo riesgo», por lo que ha llamado a no apresurarse en la relajación de las medidas. Reino Unido, con más de 154.000 infectados y más de 20.000 fallecidos, decretó el 23 de marzo el confinamiento, con retraso en relación a otros países europeos.

«Me niego a echar por tierra el sacrificio del pueblo británico», ha explicado Johnson, en alusión a un posible «segundo pico». «No puedo decir lo rápido o lo lento que se harán los cambios, ni siquiera cuándo se harán», ha añadido el jefe del Gobierno.

Boris Johnson ha adelantado que el Ejecutivo dará más explicaciones al respecto «en los próximos días» y ha prometido que la toma de decisiones se hará «con la máxima transparencia posible».

El ‘premier’ británico siguió con sus obligaciones tras ser diagnosticado de coronavirus el 29 de marzo, pero se vio obligado a ceder competencias al ministro de Exteriores, Dominic Raab, tras su ingreso en el hospital, el 6 de abril. Tras recibir el alta, el día 13, se ha recuperado en la residencia oficial de verano de Chequers.

Boris Johnson recibió presión por la cuarentena

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, está bajo la presión. Legisladores de su propio partido solicitan que presente cómo levantará la cuarentena por coronavirus en todo el país en medio de la creciente preocupación por el daño económico que está causando.

Si bien la cuarentena ha ayudado a hacer más lenta la propagación del virus, los costos económicos crecen desenfrenadamente. Las perspectivas laborales son horrorosas y la contracción podría llegar a ser la peor en varios siglos, advirtieron el jueves actuales y exformuladores de política del Banco de Inglaterra.

Cerca de 27% de la fuerza laboral del Reino Unido estaba en licencia al 5 de abril, y aproximadamente una cuarta parte de las empresas habían dejado de operar temporalmente, según la Oficina de Estadística Nacional. Entretanto, la producción se contrajo al ritmo más rápido en al menos 20 años este mes, según un Índice de Gerentes de Compras.

El Gobierno ha instado a la población a trabajar desde casa, si pueden, y ha desalentado los viajes para todos excepto aquellos trabajadores esenciales. También ha dado el paso sin precedentes de pagar una parte de los salarios de los trabajadores para evitar una ola de despidos masivos.

Algunos conservadores instaron al Gobierno a observar el ejemplo de otros países como Alemania, Dinamarca, Suiza y Austria, que han abierto tiendas pequeñas y algunas escuelas.

Edgardo Marano

Deja un comentario