Buenos Aires: se cayó la sesión por la nueva ley impositiva

“Acordamos un cuarto intermedio hasta las 15 horas de hoy porque de lo contrario se cae el proyecto”. Esa fue la única frase en que ambas partes, oficialismo y oposición, lograron un acuerdo de 100% en la legislatura bonaerense en la que la administración de Axel Kicillof intentaba aprobar la Ley Impositiva 2020.

“Nosotros tuvimos nuestra reunión de bloque y acordamos que no vamos a acompañar ningún proyecto que incluya un incremento de 75% en los impuestos”, señaló el senador por Juntos por el Cambio, Agustín Maspoli. El vicepresidente de la comisión de Presupuesto del Senado provincial dijo que «nosotros tenemos el compromiso de darle las herramientas al gobernador y se avanzaron en varias en modificaciones y se logró una reducción en algunos sectores, pero necesitamos más precisiones de parte del oficialismo y, además, avisar que el bloque tomó la decisión que no votará una ley en donde el incremento en los impuestos sea tan alto”.

Desde el Frente de Todos señalaban que las negociaciones seguían pero que los tiempos apremiaban y que la paciencia se agotaba. “Estamos en un cuarto intermedio. Negociamos y cedimos, pero si no logramos que se comience a tratar el tema hoy retiramos la norma y el buen trato se acaba y mucho más los cargos que están pidiendo”, dijeron desde la casa de gobierno bonaerense.

Ayer a última hora llegó al Senado el ministro de Economía, Pablo López para explicar detalles a los senadores y para el final de la jornada se había bajado de 2.6 millones de partidas inmobiliarias alcanzadas por el tope del aumento a sólo un millón. A pesar de esa reducción en Juntos por el Cambio están decididos a bajarlo a cero porque entiende que “le pega a la clase media que son nuestros votantes”

Las negociaciones que hoy parecían estar más cerca de llegar a buen puerto que ayer cuando además de la suba impositiva se discutía la redacción de la norma que según los 26 senadores de la oposición que ostentan la mayoría habilitaba la posibilidad de que el oficialismo podía llevar adelante un revalúo.

El futuro del proyecto es una incógnita.

El impuesto inmobiliario y cómo se aplicaría

La discusión estaba en la escala más alta, pero el impuesto establecía subas de entre 15% y 75% para propiedades urbanas. Donde en la primera etapa se encontraban las viviendas con valuación fiscal correspondiente a 2019 hasta $303.705; de hasta 35%, entre $303.705 y $498.021; de hasta 50%, entre $498.021 y $680.877; de hasta 75%, si la valuación fiscal es superior a $680.877.

En el caso de los inmuebles rurales las subas también estaban en el rango de 15% a 75%. “Se estableció un esquema de segmentación que beneficia a pequeños y medianos productores partiendo de un 15% para las propiedades de menor valor”, explicó el ministro de Economía Pablo López.

En el rango del aumento de 15% cuando las valuaciones de la tierra sea de hasta $260.870; de 35%, entre $260.870 y $816.075; de 55%, entre $816.075 y $3 millones; de 55%, más de $3 millones y cuando la superficie de la tierra sea inferior o igual a 2.000 hectáreas; de 75% cuando las valuaciones sean superiores a $3 millones y la superficie de la tierra de más de 2.000 hectáreas. El componente básico del impuesto Inmobiliario correspondiente a la tierra rural tendrá un importe mínimo de 1.034 pesos.

Edgardo Marano

Deja un comentario