Buscarán prohibir el uso de pirotecnia sonora en la Ciudad

Navidad y año nuevo son sinónimo pirotecnia. Explosiones. Los fuegos artificiales, cohetes, petardos y demás son desde hace décadas parte de cada celebración. Sin embargo, eso podría llegar a su fin.

Es lo que propone un proyecto presentado días atrás en la Legislatura porteña, que busca prohibir el uso de pirotecnia sonora demasiado ruidosa en la Ciudad.

El legislador Hernán Reyes, de Vamos Juntos, explica que su iniciativa busca que se dejen de comercializar cohetes que afecten negativamente tanto a personas con el trastorno del espectro autista (TEA), como a las mascotas, por esa razón impone un tope de decibeles de 70, que es el equivalente actual a lo que se consideran ruidos molestos en áreas levemente ruidosas.

En rigor, la medida no prohíbe de manera total la venta de cualquier tipo de pirotecnia, sino la ruidosa. “La restricción a la libertad de hacer ruidos con pirotecnia está más que justificada cuando sabemos el dolor que causa en muchas familias”, dijo Hernán Reyes.

“Debemos cuidarnos unos a otros como comunidad, hay chicos y abuelos que sufren mucho , nuestras mascotas también padecen los estruendos. Creo que es bueno que podamos debatir hasta donde nos autolimitamos en pos del cuidado del otros”, agregó.

El proyecto propone habilitar la venta de pirotecnia que no supere el límite sonoro solo con autorización. Para ello deberá completarse un formulario que tendrá las características de una declaración jurada. Aquellos que utilicen fuegos artificiales sin ese permiso serán objeto de sanciones por parte de la autoridad de aplicación de la ley.

Otro dato: con esta ley, cualquier vecino que escuche pirotecnia podría hacer la correspondiente denuncia como ruidos molestos situación que ya está prevista por el régimen de faltas para los locales comerciales y/o por el código contravencional.

En sentido estricto, en la Coalición Cívica-ARI de la Ciudad reconocen que es imposible aprobar esta ley antes de las fiestas 2018. Ya no hay más sesiones. Pero consideran que la presentación del proyecto es una manera de instalar el tema para que el próximo año ya la navidad y el año nuevo este libres de pirotecnia.

Tierra del Fuego, Neuquén y Mendoza son tres provincias del país que prohibieron la venta y el uso de pirotecnia sonora. Varias ciudades también lo hicieron: Pinamar, Santa Fe, Bariloche, Bahía Blanca, Bolívar, San Martín de los Andes son solo algunas.

Es más desde el año 2000 en adelante, una decena de proyectos se han presentado en el Congreso de la Nación para prohibir la venta de pirotecnia, siempre sin éxito, a pesar de la transversalidad que muestra la inicitiva. Esto, porque desde diferentes partidos políticos, más allá de sus diferencias, propusieron alguna vez rechazar los fuegos artificiales.

Ahora podría ser el turno de la ciudad de Buenos Aires, pero recién para el año próximo, uno electoral, donde las explosiones y luces pasan por otro lado.

En sintonía con este tema, Sergio Abrevaya del GEN, presentó un proyecto similar.

Catamarca: piden que se cumpla con la ordenanza Libre de Pirotecnia Sonora

“Más luces, menos ruido” es una campaña que llevan adelante asociaciones y organismos de la provincia con el propósito de que en la celebración de las fiestas de fin de año se utilice pirotecnia lumínica y dejar de lado la sonora.

La Referente de la Asociación de Padres de Personas con Autismo de Catamarca (Appac), Mercedes Balut se refirió al daño que generan las pirotecnias estruendosas en niños con Trastorno del Espectro Autista (TEA), adultos mayores y mascotas, por lo que llama a la sociedad a tomar conciencia sobre el uso de la pirotecnia y que se cumpla con la normativa vigente.

“Continuamos con el trabajo que venimos haciendo desde hace varios años, que es tratar de concientizar a la gente sobre el uso de la pirotecnia lumínica e ir dejando de lado la sonora. Si bien es cierto que hay ordenanzas que la prohíben en Capital y Valle Viejo, venimos viendo que no termina de cumplirse por completo. Por eso es que apelamos a la toma de conciencia y conocimiento de los motivos que nos llevan a pedirlo, porque no se debe usar la pirotecnia estruendosa” explicó Balut.

A la vez que manifestó que: “si bien hay chicos que no manifiestan tantos síntomas de desapruebo o que les hace sufrir, hay una cantidad importante de chicos que la padecen y amerita que salgamos a hacer la campaña”.

También agregó que va a haber controles y multas para quienes no cumplan con la ordenanza, aseguró que en la práctica no se cumple.

“Se observan menos lugares, pero con los días hábiles que vienen por las fiestas no sabemos cómo va a ser el control con el personal municipal, y es entendible” dice Balut a la vez que mantiene “la esperanza de que este año se cumpla con la ordenanza”.

Edgardo Marano

Deja un comentario