CABA: ¿Cómo es el protocolo para casas particulares y construcción?

El Gobierno autorizó en forma oficial el trabajo del personal doméstico en casas particulares y la construcción en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), dos actividades que aún no contaban con la habilitación por la pandemia de coronavirus.

Según las decisiones administrativas 1863 y 1864/2020, que se publicaron este jueves en el Boletín Oficial, el Poder Ejecutivo terminó de regularizar dos rubros que ya estaban funcionando en CABA desde el lunes pasado.

«Exceptúase del aislamiento social, preventivo y obligatorio y de la prohibición de circular en los términos establecidos en el artículo 15 del Decreto N° 792/20, y con el alcance de la presente decisión administrativa, al personal de casas particulares, aplicable en una primera etapa a quienes tengan un único empleador o una única empleadora, todo ello en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, señala el texto firmado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y del ministro de Salud, Ginés González García.

La indicación de que el personal doméstico trabaje en un solo hogar dependerá, en última instancia, de cada empleado. Es que no habrá controles oficiales específicos para cumplir con los protocolos de esta actividad, según explicaron fuentes del gobierno de CABA.

La habilitación del personal doméstico no incluye el permiso para viajar en el transporte público, por lo que los empleadores deberán procurarle los traslados al lugar de trabajo.

Las recomendaciones para el personal doméstico de CABA

El protocolo para la prestación del servicio es similar al del resto de las actividades, pero estipula cuidados específicos:

  • Los dependientes tendrán que usar obligatoriamente tapabocas junto a todas las personas que se encuentren en el hogar.
  • Respetar el distanciamiento social mínimo de dos metros.
  • Realizar un lavado constante de manos: Principalmente al ingreso al domicilio de trabajo, antes y después de manipular basura, desperdicios, alimentos, de ingerir alimentos, luego de tocar superficies de contacto frecuente (picaportes, barandas, manipular dinero, tarjetas de crédito / débito, llaves, animales, etc) y después de utilizar instalaciones sanitarias.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Se recomienda establecer horarios de entrada y salida para el trabajador, para llevarlos a cabo en momentos de pocas personas en las casa.
  • No compartir elementos de uso personal como vasos, cubiertos o mate.
  • La ropa que el personal utilice para trabajar será distinta de la utilizada para trasladarse a y desde el lugar de trabajo. Dicha vestimenta utilizada durante el desarrollo de la jornada laboral debe ser lavada con detergentes habituales a más de 60°C.
  • No utilizar celular en la zona de trabajo. Si por necesidad es usado, se debe proceder automáticamente a una nueva higiene de manos y del artefacto.
  • Ante un caso sospechoso, el empleador debe adecuarse a los lineamientos y pautas generales establecidas en los protocolos COVID-19, en particular, al “Protocolo de manejo frente a casos sospechosos y confirmados de de Covid-19”, y en caso de confirmación del diagnóstico se procederá a tramitar la licencia del trabajador/a por enfermedad.
  • En caso de recibir compras a domicilio deberá desinfectar los paquetes.
  • Evitar actividades que favorezcan el levantamiento de partículas en suspensión, como escobas y aspiradoras.
  • Se deberá limpiar y desinfectar en primer lugar superficies elevadas y superficies de alto contacto (picaportes, teclas de luz, timbre, perillas de horno, entre otras) y finalmente el suelo.
  • En caso de manipular ropa sucia no se deberá sacudir, debiendo colocarla directamente en el lavarropas.
  • Se deberá limpiar todas las superficies de trabajo con agua y detergente, y desinfectar las mismas con solución con lavandina al 10% (10 ml de lavandina de uso doméstico en 1 litro de agua) o alcohol al 70%. Puede utilizarse un envase con pulverizador.
  • Los elementos básicos de protección serán provistos por el empleador y deben ser preferentemente descartables o lavados diariamente con agua a 60°C y jabón. El trabajador o la trabajadora debe ser capacitado/a específicamente sobre su correcto uso.
  • Uso de guantes de limpieza y mantener la limpieza de los depósitos de residuos con kit de desinfección.
  • Se tendrá en cuenta que los detergentes eliminan la suciedad y la materia orgánica disolviendo el polvo, aceites o grasa, para luego facilitar su eliminación con el enjuague, por lo cual es importante lavar con detergente, luego enjuagar con agua limpia y desinfectar con hipoclorito de sodio al 10 % según sea el caso (método del doble balde/doble trapo).

Habilitación de la construcción

Por otro lado, el Gobierno también autorizó la construcción en el ámbito porteño. “Exceptúase del cumplimiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio y de la prohibición de circular en los términos del artículo 15 del Decreto N° 792/20, y con el alcance de la presente decisión administrativa, a la construcción privada y a las personas afectadas a dicha actividad, ello en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, se informa en el Boletín Oficial.

Los trabajadores de la construcción tampoco podrán utilizar el transporte público y su movilidad dependerá de los acuerdos con sus empleadores.

Además, se estableció que el horario para la realización de las actividades de la construcción sea el comprendido entre las 10 y las 19 con permisos previos.

Junto a la construcción y el personal doméstico, el gobierno porteño reactivó otras dos actividades económicas: La grabación de ficción para cine, TV y series (1 persona cada 15 metros cuadrados con tope de 20 en las áreas de filmación) y las academias privadas de conductores.

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario