Casanello dictó la falta de mérito de Cristina en la ruta del dinero K

El juez federal Sebastián Casanello dictó hoy la falta de mérito para Cristina Kirchner en el marco de la causa que investiga por lavado de dinero en la causa llamada «la ruta del dinero K».

El magistrado resolvió la situación procesal de la ex mandataria, cuando en paralelo gran parte de la causa por lavado de dinero está en etapa de juicio, con más de veinte implicados.

Casanello había convocado a declarar a la ex presidente a Comodoro Py  luego de que se lo ordenara la Cámara Federal. Hasta ese momento, el juez se había negado a citarla pese a los pedidos del fiscal Guillermo Marijuan y de la Oficina Anticorrupción, por considerar que la ex mandataria era investigada ya por los mismos hechos en la causa por fraude en la obra pública a raíz de las licitaciones con las que se benefició el empresario patagónico Lázaro Báez.

el juez considera que por el momento no hay evidencia que demuestre que Cristina Kirchner participó de las maniobras de lavado que llevaron adelante Báez, sus cuatro hijos, Leonardo Fariña , Federico Elaskar y los otros 18 acusados que él envió a juicio oral.

Lo que sí se habría podido acreditar es la conexión de la expresidenta con los contratos de obra pública adjudicados a Báez y que le permitieron hacer la fortuna que luego lavó a través de la financiera SGI, conocida como «La Rosadita». Ese delito es investigado en otra causa conocida como «Vialidad».

El magistrado la había convocado a declarar a Comodoro Py luego de que se lo ordenaran los jueces Martín Irurzun y Rafael Llorens de la Cámara Federal: hasta el momento, el magistrado se había negado a citarla pese a los pedidos del fiscal Guillermo Marijuan y de la Oficina Anticorrupción, por considerar que la ex mandataria era investigada ya por los mismos hechos en la causa por fraude en la obra pública a raíz de las licitaciones con las que se benefició Báez.

Los camaristas Llorens e Irurzun habían considerado que sí había elementos para convocarla a indagatoria, ya que la fortuna que manejaba el empresario Lázaro Báez no hacía pensar otra cosa que era ella la verdadera dueña

Edgardo Marano

Deja un comentario