Chile: Bachelet enviará misión de la ONU para verificar que no se violen DD. HH

Piñera declaró el viernes el estado de emergencia en el país y desplegó incluso al Ejército debido a las violentas protestas desatadas inicialmente por la subida del precio del metro. Desde entonces, el Gobierno ha confirmado al menos 18 fallecidos, principalmente en incendios durante saqueos, aunque también algunos a manos de las fuerzas de seguridad.

Este jueves el ministro de Exteriores, Teodoro Ribera, anunció que Piñera “ha instruido a que se invite a la Alta Comisionada de Derechos Humanos para informarse en terreno de la situación existente” y se den facilidades de acceso a quienes envíe la antigua presidente chilena.

Luego de la invitación formal, la propia Bachelet manifestó en Twitter: “Tras monitorear la crisis desde el comienzo, he decidido enviar una misión de verificación para examinar las denuncias de violaciones a los Derechos Humanos en Chile. Parlamentarios y el Gobierno han expresado su interés en recibir una misión de @UNHumanRights».

Este lunes, Bachelet había expresado su preocupación por la situación en su país, del que fue presidente durante dos mandatos no consecutivos, y había apelado al diálogo. Asimismo, defendió que “es esencial que todos los actos que han provocado lesiones y muerte, tanto por parte de las autoridades como de los manifestantes, sean sometidas a investigaciones independientes, imparciales y transparentes”.

La jefa de Derechos Humanos de la ONU se refirió igualmente a las acusaciones de “uso excesivo de la fuerza por parte de algunos miembros de las fuerzas de seguridad y del Ejército”, así como que “a algunos detenidos se les habría denegado el acceso a abogados, tal y como es su derecho, y que otros han sido maltratados en detención”. También mencionó las decenas de miembros de las fuerzas de seguridad que han resultado heridos en los cinco días de protestas.


La Moneda tiene el deseo de que al equipo de Bachelet se pueda sumar el director para América Latina de Human Rights Watch (HRW), el abogado chileno José Miguel Vivanco. “Nos interesa la máxima transparencia”, ha asegurado el canciller.

Más de un millón de chilenos salieron a las calles este viernes a casi dos semanas del comienzo de las protestas contra el Gobierno de Sebastián Piñera, en medio de uno de los mayores estallidos sociales de Chile para exigir reformas al sistema económico.

Si bien la marcha se desarrolló en paz, al momento de la desconcentración, se registraron algunos incidentes cuando las columnas se cruzaron con miembros de las fuerzas de seguridad que reprimieron con gases lacrimógenos. A las 23 (hora local) comienza el toque de queda.

La movilización que recibió el nombre de la «Marcha más grande de Chile» partió desde varios puntos de Santiago para confluir en la céntrica Plaza Italia.

Se trató de la marcha más multitudinaria desde que el pueblo se alzó contra la suba de las tarifas del metro, medida que el mandatario tuvo que retrotraer tras días de protestas y violencia en las calles.

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario