Colombia: 2,7 millones de personas sufren de hambre crónica

En la conmemoración del Día mundial de la Alimentación, los 22 bancos de alimentos del país presentaron un balance preocupante sobre la situación de hambre en Colombia.

Aseguraron que más de 2,7 millones de colombianos sufren de hambre crónica, situación que empeoró con la pandemia.

De acuerdo con datos del Programa Mundial de Alimentos, a octubre de 2020, 10,9 millones de colombianos tienen un consumo insuficiente de alimentos, cifra que durante los meses de agosto y septiembre alcanzó los 12 millones.

A este número se suma la información que recientemente dio a conocer el DANE, según la cual, antes de la pandemia, el 88,9% de los hogares colombianos podía consumir tres comidas al día; ahora, sólo el 68,1% cuenta con las tres comidas, mientras el 29,2 % come dos veces al día y el 2,6%, una vez al día.

La Red de Bancos de Alimentos de Colombia (Abaco) anunció que ellos han priorizado e intensificado los esfuerzos para recolectar alimentos y entregarlos a las comunidades necesitadas a través de la campaña #BajemosLaBanderaDelHambre. La red informó, además, que, durante la pandemia, ha recolectado 45 millones de kilos de alimentos, con los que ha beneficiado a cerca de dos millones de personas en 158 municipios del país.

La red solicitó a aquellos que estén interesados en ayudar que donen dinero o alimentos no perecederos. “Las personas que vean que hay gente que está pasando necesidades, acudan a las fundaciones para que nos contacten y nosotros allá llegamos”, explicó Juan Carlos Buitrago, director de Abaco.

Buitrago aseguró que es importante promover la donación de alimentos en el país, pues “son miles los hogares colombianos que tienen un trapo rojo en sus puertas y ventanas como signo de urgencia para acceder a alimentos”.

También dijo que el 54,2% de la población en Colombia vive en inseguridad alimentaria, mientras que la otra mitad puede ayudar cambiando esa realidad. Además, informó que el 1,6% de los niños del país tienen una desnutrición aguda y el 12,7% sufren de desnutrición crónica.

Cerca de mil niños están en riesgo de desnutrición en la capital de Colombia

Luego de una jornada de atención a menores, en la localidad de Usaquén, en Bogotá, la Secretaría de Integración Social identificó que cerca de mil niños y niñas del sector están en riesgo de padecer una desnutrición aguda.

Según los últimos registros y tras efectuar diagnósticos a más de 6.000 niños, se encontró que 977 tienen riesgo de desnutrición”, explicó la Secretaría.

Esta cifra, explicó la funcionaria, corresponde al tamizaje que, desde el Distrito, están realizando en la ciudad para caracterizar a más de 17 mil niños que pueden estar en riesgo de desnutrición. Según la secretaria Xinia Navarro, estos recorridos se han realizado en las localidades de Usaquén, San Cristóbal, Kennedy, Ciudad Bolívar y Rafael Uribe Uribe, y se seguirán realizando hasta evaluar a todos los niños de Bogotá.

Los menores de edad identificados empiezan a hacer parte de “una ruta de atención integral entre salud e integración para hacerles seguimiento médico y brindarle a la familia un acompañamiento en este proceso a través de nuestros servicios sociales”, añadió la secretaria.

En las visitas se registra el peso y talla de los menores. Además, se actualizan datos de condiciones sociales, económicas, ambientales y culturales en un trabajo de caracterización.

Las razones de la desnutrición en los menores pueden ser varias, según Xinia Navarro. “Puede ser porque el niño nació prematuro, porque a veces los padres toman la decisión de darles galguerías en vez de verduras porque a los niños no les gusta, o simplemente por un tema genético”.

Extrema tensión política

Un concejal, un exgobernador indígena y su esposa, y un líder social, son las nuevas víctimas de la violencia que ejercen las BACRIM y la delicuencia común en el país. A continuación, una actualización de los hechos que se encuentran pendientes de investigación por parte de las autoridades policiales y de Fiscalía.

Asesinan a concejal de la U

Mientras Colombia entera seguía el cotejo entre la selección y La Roja chilena, en Yacopí, Cundinamarca, fue asesinado el cabildante José “Memo” Florido al oponerse a un supuesto intento de robo en su finca, a las afueras del casco urbano del municipio.

Testigos reportan que dos hombres ingresaron a su finca alrededor de las 9 de la noche y que, con posterioridad se escucharon disparos al interior de la casa de Florido.

Al parecer, el concejal opuso resistencia ante el asalto y luego de disparar en repetidas ocasiones contra éste, los asaltantes emprendieron la fuga sin llevar ningún objeto de valor de la residencia.

Versiones preliminares de las autoridades señalan el robo como motivo causa de la investigación en ciernes. Hasta el momento no se reportan capturas en el municipio.

Yacopí, en la zona del Magdalena centro cundinamarqués, es un punto de acogida en el desplazamiento forzoso de víctimas de los distintos conflictos armados en la región. Acoge, de acuerdo con datos del Registro Único de Población Desplazada a 25 familias que se han instalado en el municipio, y de éste han salido por desplazamiento forzoso 103 víctimas, en su mayoría hacia la capital de la república.

Muere exgobernador indígena

Fredy Güetio Zambrano, 51 años, quien fuera autoridad indígena del cerro Tijeras en zona rural del municipio de Suárez, Cauca, fue asesinado junto con su esposa en la vereda Agua Clara luego de que ambos regresaran del trabajo comunitario en que se desempeñaban.

Fue la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte de Cauca, que participa en la Minda Indígena que saldrá a Bogotá en las próximas horas del 14 de octubre, la entidad que confirmó el deceso de la pareja a través de un comunicado: “Les dispararon cuando llegaban de un trabajo familiar en la vereda Agua Clara, Resguardo indígena de Cerro Tijeras. Se desconocen los responsables y las motivaciones de este doble asesinato”.

Los cuerpos fueron trasladado hacia las instalaciones de Medicina Legal en Santander de Quilichao, mientras la noticia se esparció a través de las redes sociales de las organizaciones adscritas a la Minga, líderes sociales e influenciadores afectos a las causas indígenas de Colombia.

Autoridades avanzan en los preliminares de la investigación.

En Chocó cae otro líder social

Oswaldo Rojas fue asesinado en las inmediaciones de Cármen del Darién en donde ejercía como líder social para la comunidad con actividades medioambientales orientadas a la preservación del río Curvará.

Pedro José Mena, alcalde del municipio, expresó su consternación en declaraciones recogidas por los medios regionales: “Rojas era un líder comprometido con la comunidad y con sus valores. Lamentamos su fallecimiento”.

El crimen no pasó inadvertido ante los ojos de observadores del fenómeno de violencia contra líderes sociales quienes, en las últimas horas, subrayaron que el asesinato pudo ser obra de las células criminales adcritas al Clan del Golfo, que opera en la zona. Incluso la Comisión de Justicia y Paz denunció el asesinato y responsabilizó directamente a esta organización criminal.

Sin embargo, la base de la investigación de las autoridades policiales no incluye a este actor como responsable del homicidio. Pese a esto, reconoce, la presencia del Clan del Golfo es predominante en esta zona del Pacífico chocoano.

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario