Coparticipación a CABA: Alberto Fernández va por más

Tras resolver de forma unilateral y sorpresiva el recorte de la coparticipación de la Ciudad, el Gobierno ahora plantea que habría que seguir revisando los recursos nacionales que recibe el distrito que encabeza Horacio Rodríguez Larreta.

Esta semana, por decreto, Alberto Fernández redujo la coparticipación destinada a la ciudad de Buenos Aires de 3,5% a 2,32%. En el Gobierno explican que un 0,92% de ese reparto, en rigor, corresponde a los gastos de la policía traspasada y dicen que esos fondos no deberían salir de la caja de la coparticipación, sino que deberían surgir de otro mecanismo de financiamiento.

Esa evaluación que hacen en la Casa Rosada no implica que, en lo inmediato, el Gobierno vuelva a pasar la tijera por los fondos de la Ciudad ni que realice nuevas modificaciones en el reparto. Pero funciona como una advertencia, que señala que el Congreso debería a futuro revisar el mecanismo por el cual se financia el servicio de seguridad de la Ciudad. Un «aviso» a la luz de la acción ante la Corte Suprema que promovió Rodríguez Larreta.

«Hoy financiamos los gastos de la policía de la Ciudad con el 0,92% de los fondos nacionales de la distribución primaria de la coparticipación. Pero la seguridad de la Ciudad no debería financiarse de ese modo. Nosotros transitoriamente sostendremos la coparticipación en un 2,32%, pero a futuro es un debate que deberíamos dar en el Congreso», señaló a LA NACION Silvina Batakis, secretaria de Provincias del Ministerio del Interior y una de las funcionarias más involucradas en la discusión con la Ciudad durante el verano, antes de que el tema quedara en suspenso por la pandemia.

Algo de esto se desliza en el decreto 735/2020 que Fernández publicó ayer. «Una vez aprobada por el Honorable Congreso de la Nación la transferencia de las funciones de seguridad, con la correspondiente asignación de recursos en el marco de lo previsto por el artículo 75, inciso 2, de la Constitución, la participación (en la coparticipación) que le corresponde a la Ciudad se fijará en un coeficiente equivalente al 1,40%», dice la norma que publicó el Gobierno y que marcó un quiebre en la relación con Rodríguez Larreta.

El equipo de Fernández pretende sostener el canal de diálogo con el gobierno porteño, pero desde Uspallata estiman que a partir de ahora las conversaciones serán más frías, sólo institucionales y a los fines de una coordinación. En diálogo con LA NACION, Batakis graficó el cálculo que realizan en Nación. «En 2020 los gastos de la policía traspasada ascenderán aproximadamente a unos $24.500 millones. Con el 0,92% que hemos sostenido estaremos transfiriendo el equivalente a $26.900 millones», agregó.

En Uspallata señalaron que, a esta altura de los acontecimientos, quieren discutir las cantidades en la Justicia. «Lo que se costeó fue un convenio por el cual el gasto de la policía, que antes tenía la Nación, pasó a la Ciudad. Se traspasó el servicio de seguridad con los recursos. Y desde 2016 se hace la rendición de esos gastos equivalente al 2,1% de la coparticipación ante el Comisión Federal de Impuestos (CFI)», señalaron desde la sede de gobierno porteño.

En las últimas horas, varios laderos del Presidente hablaron de una «compensación». No se trata de ninguna concesión sino de estos fondos que constitucionalmente la Nación tiene que traspasar a la Ciudad por los gastos en seguridad. «Alberto le dijo [a Rodríguez Larreta] que vamos seguir dándole lo que necesiten para mantener a la policía. No se sabe si como coparticipación o como otro tipo de aporte, pero la plata la van a tener. Alberto se lo dijo y Wado [De Pedro] también», dijo un hombre cercano a Fernández a este medio.

La coparticipación se transfiere de forma diaria y automática. Tanto ayer como hoy, la Nación retrajo los recursos que transfirió a la Ciudad. Si el amparo que Rodríguez Larreta presentó ante la Corte resulta favorable para el gobierno porteño, el nuevo reparto fijado por Fernández se interrumpiría.

En el Gobierno replican: «Si es nulo nuestro decreto, también fue nulo el decreto que firmó Mauricio Macri cuando aumentó la coparticipación de la Ciudad del 1,4% al 3,5%». En la Casa Rosada ayer siguieron con mucha atención los movimientos judiciales de Larreta, así como también su discurso, con el que el jefe de gobierno porteño se posicionó políticamente con proyección nacional.

Hoy, Fernández pareció responder al mensaje que anoche transmitió el jefe de gobierno porteño. «Al país no se lo tranquiliza con discursos condescendientes sino con acciones equilibradas. Que allí donde los recursos abundan se distribuyan de otro modo para aquellos que lo están necesitando», dijo el Presidente en un acto por obras públicas en el interior. «Hay que tomar medidas que van a perjudicar a unos y beneficiar a otros y ahí tiene que aparecer la solidaridad», lanzó.

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario