Córdoba: Debate por ampliación de la moratoria

Desde el 2015 se definió a Córdoba como el corazón macrista del país. Ese corazón que se orientó hacia lo nuevo y distinto a pesar de tener desde 1998 sucesivos gobiernos del mismo partido peronista, alternados entre De La Sota y Schiaretti, durante ya 22 años. El dato no es menor, si tenemos en cuenta el famoso “cordobesismo” de De La Sota, jugando con Cristina Fernández de Kirchner al gato y al ratón; y el Amiguismo de Schiaretti con Macri.

Estos dos gobernadores locales supieron jugar con una elástica cintura política para encajar en los gobiernos de Néstor Kirchner y luego Cristina Fernández de Kirchner, luego Mauricio Macri y hoy con Alberto Fernández.

Córdoba y Cristóbal

No fue menor que José Manuel De La Sota en el 2011 bajara su listado de Diputados Nacionales, para presentar a los que respondían a Cristina Fernández de Kirchner, buscando la unidad partidaria.

Córdoba, por su densidad demográfica y por su amplitud socio-económica, es necesaria para cualquier armado político.

Hoy como ayer, los diputados y senadores, son clave.

El próximo martes entrará en Comisión de Presupuesto el ansiado proyecto de Ampliación de la Moratoria, que no es otra cosa más que habilitar a Empresarios Contribuyentes en quiebra, dándoles un beneficio.

El proyecto del Ejecutivo es visto, por el espectro político, como un tobogán que conduce directamente a beneficiar al gran deudor nacional, procesado por la Justicia, Cristóbal López, para facilitarle que los 17 millones de dólares que le robó al Estado Nacional, en concepto de no rendimientos, en tiempo y forma, de los Impuestos a los Combustibles Líquidos y al Juego, no los pague como exige la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), traspasando la retención en tiempo y forma, sino que haga módicos pagos anuales de retenciones acumuladas, en un por demás extenso plazo. Durante 10 años; “un crédito al amigo”, ¿Se entiende?.

La previa: En la mira de las negociaciones

Este tema no menor, que será próximamente debatido en la comisión de Presupuesto, tiene en la mira de la necesidad del gobierno provincial, para ser aprobada, a los cuatro diputados del PJ de Córdoba: Pablo Cassiniero, Carlos Gutiérrez, Claudia Marquez y Alejandra Vigo.

Los mencionados diputados en un juego político, junto al gobernador, buscan conseguir fondos de la billetera del Gobierno central, para mantenerse en el poder, y así servirlo a éste, olvidándose del federalismo y el Derecho a la autonomía Provincial, alineándose, ya que ahora son todos del mismo palo.

Se olvidan que los diecisiete millones que Cristóbal López robó al país, son Escuelas, Rutas, Caminos, Hospitales, que no se hacen ni se mantienen por falta de presupuesto.

A puro látigo y chequera

Los diputados por Córdoba del Frente Federal obedecen órdenes, obnubilados por una billetera que se mueve frente a sus narices, junto a la promesa de escalar en el poder y por otro lado, un látigo que los castiga y controla, en el ejercicio de legislar.

El sustento de la autoridad

Cassinerio, Gutiérrez, Marquez y Vigo, nos deben el respeto a todos los cordobeses y deberían pensar, que están prestando un servicio a la Nación. Que el Poder que ostentan se lo deben a sus votantes, no al Gobernador.

Los Diputados deben responder a los objetivos de su comunidad y esto obedece al ámbito de la responsabilidad compartida entre quienes ejercen el gobierno y la sociedad que los sostiene; lo que significa asumir el carácter legítimo de la autoridad que les compete, por estar sustentado en un propósito común, que conlleva la asunción de mandatos como orientaciones de la conducta plenamente reconocidas por todos los ciudadanos.

El sustento de la autoridad, según Aristóteles, es la comunidad.

Nilda D'Aloia
Lic. en Ciencias Políticas de la Universidad Católica de Córdoba

Deja un comentario