Coronavirus: la nueva etapa y los análisis del Presidente

Alberto Fernández tiene previsto viajar el viernes a La Pampa y Neuquén, la tercera salida al interior que realizará desde que instauró el aislamiento obligatorio, buscando normalizar su gestión presidencial, saliendo de la Residencia de Olivos y tomando contacto con las distintas realidades de la Argentina. Por eso está evaluando dos posibilidades para el anuncio de la extensión de la cuarentena por coronavirus, ya que la etapa que transita la Argentina vence el domingo 7 de junio.

En concreto, las dos opciones que analiza están entre el jueves a la tarde, antes de viajar, o a su regreso, el habitual anuncio de los sábados a la noche. Una tercera opción que había circulado ayer en Casa Rosada era que el nuevo anuncio lo realice desde Neuquén o La Pampa, pero finalmente quedó descartada.

La extensión de la cuarentena presenta nuevos desafíos para el Gobierno, no solo por el desgaste de una medida que cumplirá esta semana los 80 días, sino porque el consenso entre las administraciones nacional, porteño y provincial parece definitivamente quebrado, tal como quedó demostrado en el encuentro a solas que ayer tuvieron Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta en la sede del gobierno de la Ciudad.

Atento al nuevo cuadro de situación que ya venía anticipado en reuniones previas, el Presidente acordó ayer un encuentro con Larreta que se confirmó para hoy a la tarde en Casa Rosada a las 18 horas, donde espera lograr un paraguas de acuerdo lo suficientemente amplio como para contener las diferencias, mientras busca convencerlo de que las nuevas aperturas que el jefe de Gobierno ya decidió, las limite lo más posible.

De algún modo, Fernández actuará como un mediador entre Kicillof y Larreta, “equilibrando realidades que no son iguales pero que, a un tiempo, son interdependientes”, fue el comentario que se hizo muy cerca del Presidente. Ayer, un funcionario había transmitido que “no es racional que una parte del AMBA abra y otra parte del AMBA cierre, hay que caminar por el medio”.

Sin embargo, por lo menos hoy por la mañana se veía difícil que Rodríguez Larreta cambie sus posturas. En cambio, facilitaría un mayor control del transporte público con el personal de seguridad de la Ciudad, buscando sobre todo que las personas que viven en el conurbano que no tienen permiso como “esenciales” quede desalentada para ingresar a CABA.

El Presidente recorrerá hoy a partir de las 11 la megarrefinería de Axion en Campana, una inversión de Pampa Energía que demoró su apertura por la pandemia, reactivada luego de que el Gobierno dispusiera un precio sostén para el barril, despertando un sector de la economía argentina que estuvo a punto de desplomarse en medio de la crisis económica global.

Como ya se adelantó, el viernes el Presidente tiene previsto el viaje a La Pampa y Neuquén, y se quedaría hasta el sábado, en visitas similares a las que ya realizó hace dos semanas a Santiago del Estero y Tucumán, y la semana pasada a Formosa y Misiones.

A partir del 25 de mayo, Fernández comenzó a retomar su tarea en la Casa Rosada, despegándose de los más cómodos despachos de la Residencia de Olivos, para trasladar la actividad a la sede oficial del Gobierno y, en forma paralela, retomó los viajes por el interior del país, que había discontinuado desde que decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO).

CABA saldrá a buscar infectados por coronavirus casa por casa

Después del último parte diario emitido por el Ministerio de Salud de la Nación, en el que se confirmaron 904 nuevos casos de coronavirus en 24 horas, las autoridades sanitarias comienzan a evaluar nuevas estrategias para impedir que el virus se siga expandiendo.

De acuerdo con las cifras: de los 18.319 casos positivos de coronavirus que hay en el país, 8.851 corresponden a la Ciudad de Buenos Aires; es decir: el 48%.

Semanas atrás, la crisis en los barrios porteños más vulnerables situó a la Capital Federal como el principal foco de propagación del virus. Por tal motivo, la cartera sanitaria de la ciudad decidió avanzar con el programa DETeCTar (Dispositivo Estratégico de Testeo para Coronavirus en Terreno de Argentina) en la Villa 31 (Retiro) y en la Villa 1-11-14 (Bajo Flores) y realizar una búsqueda puerta por puerta para identificar vecinos con posibles síntomas de COVID-19.

Ahora que los casos en los barrios vulnerables parecen estar más controlados, se pasará a una nueva instancia en otros barrios de CABA.

Por pedido del Ministro de Salud Ginés González García al ministro de Salud porteño Fernán Quirós, comenzaría el operativo “DETeCTar 2” con búsquedas activas de casos sospechosos de coronavirus en otros barrios de la Capital Federal, como Palermo, Balvanera y Recoleta.

“Es un tema que se está evaluando. Esta tarde, autoridades de ambas carteras sanitarias van concretar una reunión para definir cuándo y cómo van a poner en marcha el Dispositivo Estratégico de Testeo para Coronavirus”, dijeron.

¿La estrategia? De la misma manera que se realizaron recorridas casa por casa en los barrios vulnerables de la Ciudad y del conurbano bonaerense, la idea es hacerlo en los barrios más transitados de la Capital Federal y donde, de acuerdo con el último boletín epidemiológico porteño (con fecha del 29 de mayo), se detectaron la mayor cantidad de los casos positivos de coronavirus.

Las autoridades descuentan que se encontrarán más casos de contagios. De acuerdo con el boletín, la lista la encabezan los barrios de Retiro y Flores concentran el 52 % de los casos confirmados de coronavirus de la Ciudad.

Además, se aprecia una diferencia importante, en algunos barrios, entre sus casos absolutos y cuando se los vincula con su población (tasa). Esto se exhibe notoriamente en Palermo, donde sus 162 casos ocupan el cuarto lugar, pero la tasa por 100.000 habitantes aparece en el puesto 26.

De los 48 barrios porteños, 19 superan ese porcentaje de incremento. De éstos, son los barrios de Flores, Barracas y Balvanera los que presentan la mayor cantidad de casos nuevos en términos absolutos. El incremento porcentual de retiro es menor a la media de la CABA, ya que el aumento de 1400 a 2173 casos representa un 36% más.

Mientras tanto, se espera que el Presidente Alberto Fernández anuncie la extensión de la cuarentena por dos semanas más. Sin embargo, hay expectativas porque el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires pretende avanzar con varias flexibilizaciones.

Funcionarios porteños admitieron en las últimas horas que presentaron un plan para que reabran comercios de indumentaria y zapaterías. También para que habiliten algunas actividades deportivas en espacios públicos en horario nocturno e incluso para que los chicos puedan estar más horas en la calle.

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario