CSJN: críticas por la designación del abogado de CFK en el consejo de reforma

Las dudas no pasan por la promocionada intención oficial de “garantizar la rapidez y transparencia de la Justicia”. La mirada está puesta en el alcance de la reforma de la CSJN que impulsa Alberto Fernández.

El armado de un consejo asesor compuesto por hombres y mujeres de reconocida trayectoria en el derecho, que tendría la facultad de analizar la modificación de la composición de la CSJN, puso en alerta a la oposición y puede ser un escollo para las intenciones del oficialismo de realizar una reforma judicial que consiga un amplio consenso político y social.

“No nos vamos a prestar a ningún tipo de acuerdo para facilitar la ampliación del número de la CSJN”, advirtió Elisa Carrió para dejarle en claro al gobierno nacional que rechazará cualquier intento de negociación que incluya la posibilidad de aplicar cambios relevantes en el Máximo Tribunal.

En el mismo tono se había expresado el titular de la UCR, Alfredo Cornejo, quien aseguró que esta iniciativa le genera preocupación porque es impulsada por “un Gobierno que tiene interés en influir en la Justicia en las causas de corrupción” y, especialmente, muestra “un afán notable en frenar causas como Hotesur o Cuadernos de la corrupción”.

En ese marco de dudas y sospechas, la inclusión de Carlos Beraldi en el consejo de expertos sigue siendo otro elemento que tiene a la oposición con la guardia alta porque desde allí entienden que es inadmisible su participación, dada su condición de abogado defensor de Cristina Kirchner en las causas de corrupción.

En Juntos por el Cambio también provocó revuelo, aunque por otros motivos, la inclusión de Inés Weinberg de Roca: al expresidente Macri no le cayó nada bien que la jurista a la que hace unos años propuso como candidata a la Procuración ahora acepte la propuesta de Alberto Fernández.

El exmandatario no esperaba el llamado del Gobierno a la especialista en Derecho Internacional y en todo caso contaba con un rechazo inmediato. Entienden, tanto él como otros referentes de la oposición, que su participación ayuda de alguna manera a darle más legitimidad a la composición del consejo de asesores. Justamente para reducir la posibilidad de una negativa, Alberto Fernández se encargó de convocarla personalmente por vía telefónica el fin de semana pasado.

Por su parte, Ricardo Alfonsín apoyó al gobierno nacional con respecto al proyecto de Reforma Judicial: “Hay que garantizar la independencia de poderes en el Poder Judicial, es un debate que está dando el oficialismo y es absolutamente necesario”, al tiempo que expresó: “Este debate lo tendría que haber dado el radicalismo hace cuatro años. El Consejo de la Magistratura no cambió durante el gobierno anterior”.

Integrantes y funciones del Consejo de Asesores para la reforma de la CSJN

El cuerpo de especialistas estará compuesto por nombres reconocidos en el mundo de las leyes: Carlos Arslanian, exjuez del juicio de las Juntas Militares; Hilda Kogan, Claudia Sbdar y María del Carmen Battaini, juezas de las cortes de Buenos Aires, Tucumán y Tierra del Fuego, respectivamente; Enrique Bacigalupo, experto en derecho penal; Gustavo Ferreyra, constitucionalista (cercano a Eugenio Zaffaroni); Andrés Gil Domínguez, abogado constitucionalista; Omar Palermo, magistrado de la Corte de Mendoza; y Marisa Herrera, experta en derecho de familia.

Este consejo asesorará al Presidente en temas clave vinculados al funcionamiento de la Justicia que también inquietan a la oposición: además de la reforma de la CSJN, incluye posibles cambios en el Consejo de la Magistratura, el Ministerio Público Fiscal, composición y alcance del recurso extraordinario y el Juicio por jurados.

Desde el Poder Ejecutivo Nacional informaron que el proyecto de reforma judicial ingresará en el Senado antes de que termine esta misma semana. El domingo pasado, Alberto Fernández realizó los últimos retoques y bajo total hermetismo hizo consultas técnicas con la ministra de Justicia, Marcela Losardo, y con Vilma Ibarra.

La secretaria Legal y Técnica recordó que la reforma judicial “fue una promesa de campaña” de Alberto Fernández y “ha sido un reclamo histórico en este país”.

“Queremos salir de esa justicia pendular que cuando está un Gobierno investiga a los opositores y cuando llega otro se ocupa de los nuevos opositores”, señaló Fernández en declaraciones al canal de televisión TN. “Es fundamental saber que tenemos una justicia independiente que no va a responder ni a los poderes fácticos ni al poder de turno, y no parece ser la que tenemos ahora”, concluyó.

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario