Cuadernos: Analizan declarar inconstitucional la ley del arrepentido

Los procesamientos de Cristina Fernández de Kirchner, Julio de Vido y José López, además de otro medio centenar dictados contra empresarios, contratistas y banqueros en la causa Cuadernos, pueden quedar anulados por la decisión de dos jueces de la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal: Ana María Figueroa y Daniel Petrone.

Estos dos magistrados, con antecedentes cercanos al kirchnerismo, estudian emitir un fallo que declararía inconstitucional la ley del arrepentido, una pieza clave legal que permitió avanzar en la causa Cuadernos. Si Figueroa –vinculada a Justicia Legítima– y Petrone –conocido por su manejo de la causa de Antonini Wilson– firman el borrador que ya circula por Tribunales, una hecatombe institucional habrá explotado en el Poder Judicial.

En primer lugar, el pedido de inconstitucionalidad fue solicitado por la defensa de los imputados, entre ellos De Vido. Eso significa que no tienen legitimidad activa, ya que sólo sufren las consecuencias del arrepentimiento, pero no hay daño legal por aplicación de la norma. Es decir: No tenían derecho para presentarse ante la Sala I.

Y en segundo término, las salas III y IV han afirmado –en causas diferentes– que la ley del arrepentido es constitucional y que, por ende, se puede ofrecer el 2×1 de detención a los arrepentidos que decidieron confesar a cambio de mejorar su situación en el expediente.

En este contexto, si la Sala I con la mayoría de Figueroa y Petrone afirma la inconstitucionalidad de la ley del arrepentido (con el voto en contra de Diego Barroetaveña), no habría otro camino institucional que convocar a un plenario de Casación Penal Federal para resolver las posiciones encontradas.

Desde otra perspectiva jurídica, la defensa de los imputados por presunta corrupción se apalanca en una sala que ya benefició la situación procesal de Cristina Fernández de Kirchner, mientras que otra decidía exactamente lo contrario. En efecto: La Sala I levantaba la prisión preventiva de CFK, mientras que la Sala III confirmaba su procesamiento por una derivación procesal de la Causa Cuadernos.

Pero en esta instancia la situación es más compleja. Ya no se trata de alivianar la situación coyuntural de la vicepresidente. Si se confirmara la decisión de fondo de Figueroa y Petrone, toda la causa Cuadernos correría peligro de convertirse en una fallida anécdota en Comodoro Py.

Los camaristas federales Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi –desplazados por el actual Gobierno– dictaron un fallo que responsabiliza a CFK “por 175 supuestos de cohecho pasivo, en calidad de coautora, todos ellos en concurso real”.

La mayoría de los imputados en la causa confesaron como arrepentidos. Y esa confesión fue tomada como una prueba importantísima por la Sala III que confirmó los procesamientos que, a su vez, dictaron los camaristas Bruglia y Bertuzzi. Si Bruglia y Bertuzzi no hubieran dictado su fallo complicando la situación procesal de la vicepresidente, nunca habrían estado bajo fuego del kirchnerismo que al final resolvió sus traslados.

Ahora, la Sala I –con los posibles votos de Figueroa y Petrone– puede detonar el trabajo procesal del juez Claudio Bonadio –que falleció–, del fiscal Carlos Stornelli –que está bajo fuego del Gobierno–, de Bruglia y Bertuzzi –que ya fueron desplazados– y de las salas III y IV de Casación Penal que ratificaron que hay suficiente evidencia para sostener los procesamientos de Cristina Kirchner, sus funcionarios De Vido y López –conocido por sus millones y la ametralladora frente al convento– y los casi 50 empresarios que confesaron haber pagado una coima para recibir a cambio una obra pública.

La «felicidad» de Gregorio Dalbón por la decisión en la causa Cuadernos

El abogado de Cristina Fernández de Kirchner, Gregorio Dalbón, anticipó un nuevo giro que podría darse en la causa Cuadernos. «La Cámara Federal de Casación Penal analiza declarar inconstitucional la ley del arrepentido», señaló Dalbón. Si esto ocurriese, los procesamientos de la vicepresidenta, Julio de Vido y José López, y varios implicados podrían quedar anulados.

Esta noticia inesperada fue comentada por Gregorio Dalbón a través de Twitter. «La Cámara Federal de Casación Penal analiza declarar inconstitucional la ley del arrepentido. Si así resolviera la Sala I, comenzaría a caer el Law Fare (guerra jurídica) que imprimieron en contra de la vicepresidenta», expresó el abogado. Este pedido de inconstitucionalidad había sido pedido por la defensa de los imputados, entre ellos De Vido.

Este es otro de los giros judiciales en favor de la vicepresidenta que vienen ocurriendo durante el último año. El pasado 30 de octubre, la jueza federal María Eugenia Capuchetti había rechazado el pedido para reabrir su causa por enriquecimiento ilícito. Este caso había sido sobreseído en 2009 por Oyarbide. Sin embargo, tenía un pedido de reapertura durante el gobierno de Mauricio Macri. Aunque, finalmente, no prosperó.

En ese momento, Gregorio Dalbón había insistido con el término de «guerra jurídica» contra Cristina Kirchner. «Cualquier empleado de Macri hizo el pedido a la mesa judicial», indicó el abogado en declaraciones con C5N. También sostuvo que se trataba de un «Law Fare con una causa que estaba enterrada y quisieron resucitar» y animó a revisar «las declaraciones juradas de Cristina que son públicas».

En el marco de la causa Cuadernos, si la Cámara Federal de Casación Penal declarase como inconstitucional la ley de Arrepentidos, gran parte de las pruebas podrían quedar anuladas. Es que la mayoría de los imputados en la causa habían confesado como arrepentidos. Este podría ser el puntapié que termine por desarticular el trabajo del procesamiento que inició el juez Bonadio, ahora fallecido.

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario