“Daniel Rafecas es el candidato del Presidente y esperamos que el Senado acompañe”

La ministra de Justicia, Marcela Losardo, ratificó que el juez federal Daniel Rafecas continúa siendo el elegido por la Casa Rosada para ocupar la vacante vigente en la Procuración General y pidió el respaldo del peronismo en el Senado. “Es el candidato del Presidente”, dijo en diálogo con la periodista María O’Donnell en radio Metro.

La sentencia parece una obviedad, pero no lo es. La semana pasada, Elisa Carrió apoyó públicamente la nominación realizada por Alberto Fernández y a partir de ese momento se desencadenaron movimientos en el Congreso que podrían terminar jugando en contra de las chances del magistrado elegido.

El kirchnerismo impulsó proyectos que en su momento habían sido presentados por la oposición para limitar temporalmente el mandato del Procurador. Además, pretende modificar las mayorías necesarias en el Congreso para aprobar la nominación -hoy se requieren 2/3 de los presentes en el Senado-. Esa jugada es interpretada como un freno del kirchnerismo a las aspiraciones de Daniel Rafecas, quien declaró públicamente que no asumiría en esas condiciones.

Losardo no está de acuerdo con esa interpretación. “Yo no hablé con él, pero conociéndolo entiendo que lo que quiso decir es que se requiere un gran consenso para su designación; esto es distinto a si su cargo dura para toda la vida o no”, analizó.

La funcionaria celebró la decisión de la Corte Suprema que impuso un límite temporal para los traslados de los jueces dispuestos por el Poder Ejecutivo. “Nos da la razón y reafirma nuestro criterio de que los jueces no pueden ser trasladados a dedo y esos traslados ser considerados como definitivos”, dijo.

Para nombrar un juez, hay que pasar por el proceso constitucional: Exámen, concurso, Consejo de la Magistratura, el acuerdo del Senado y finalmente el Ejecutivo”, recordó.

Ayer, la Corte Suprema de Justicia dispuso que Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi continúen en los cargos a los cuales fueron trasladados por el gobierno de Mauricio Macri hasta que se realicen nuevos concursos para definir jueces naturales.

El voto de la mayoría está conformado por Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y –en forma concurrente– Elena Highton de Nolasco. El presidente del cuerpo, Carlos Rosenkrantz, votó en disidencia a favor de una restitución irrestricta de los magistrados.

Para entender el alcance de la decisión, hay que retrotraerse a la gestión de Cambiemos, cuando el entonces presidente Macri dispuso el traslado de estos tres magistrados para cubrir vacantes en la Justicia federal. Tras la asunción de Alberto Fernández en el poder, la metodología fue impugnada por el Consejo de la Magistratura, que ordenó revisar las designaciones de 10 jueces por esta vía. El trámite pasó al Senado. Bruglia, Bertuzzi y Castelli no se presentaron a defender sus nombramientos y el jefe de Estado ordenó por decreto dejar sin efecto los traslados.

Los jueces afectados por la decisión presidencial iniciaron una estrategia legal que incluyó un pedido para que la Corte Suprema tomara el tema y dirimiera la cuestión. En una primera instancia, el máximo tribunal habilitó la discusión del per saltum –una vía excepcional– y dispuso que los magistrados continuaran en los cargos objetados hasta tanto se definiera la cuestión de fondo. Hoy se conoció la sentencia que dirime la cuestión de fondo para Bruglia y Bertuzzi. El jueves se conocerá qué sucederá con Castelli.

Juntos por el Cambio postergó su posición sobre Daniel Rafecas

La conducción nacional de Juntos por el Cambio postergó una definición sobre el candidato a Procurador General, «hasta el momento en que el oficialismo en el Senado de la Nación tome la decisión de avanzar e impulsar al pliego propuesto por el Presidente de la Nación”.

Así lo resolvió en un Zoom en el que debatieron durante una hora y media y en el que advirtieron: “Genera preocupación y alertamos sobre la gravedad que implica que el oficialismo pretenda modificar las mayorías necesarias para elegir y destituir al Procurador General de la Nación, por lo que implica su figura en nuestro ordenamiento institucional la promoción de la acción penal y, a su vez, en pleno proceso de implementación del sistema acusatorio”.

No parecieron casuales las declaraciones de la ministra de Justicia, Marcela Losardo: “Daniel Rafecas es el candidato del Presidente y esperamos que el Senado acompañe”, sostuvo, en una ratificación que era reclamada por la oposición para avanzar en una definición sobre el procurador.

Por otra parte, los referentes de la principal fuerza opositora afirmaron que “el fallo de la Corte Suprema no satisface”, aunque destacaron que “ratificó lo actuado por los jueces, por lo tanto deben quedarse en sus cargos y no renunciar para garantizar justicia a los judiciables”.

Las deliberaciones virtuales se realizaron en un clima tranquilo: “Todos participamos de la reunión con la intención de bajar los decibeles y no confrontar”, admitió uno de los dirigentes de JxC.

Aun así, la intervención de Mauricio Macri generó incomodidad en algunos representantes del ala moderada porque aludió a “la semana en que se había tensionado Juntos por el Cambio” y fue interpretado como una crítica indirecta, sobre todo, a Elisa Carrió, que tensó la cuerda de la interna opositora al criticar al expresidente y respaldar la candidatura de Daniel Rafecas a procurador.

Sin embargo, Macri habló inmediatamente de “poner paños fríos” en la interna de la coalición y destacó que “la unidad no está en juego”. Fueron apenas dos comentarios de una participación breve, ya que comenzó la reunión en su casa y luego la siguió desde el auto.

Una vez que Macri se desconectó, los referentes de la Coalición Cívica Maximiliano Ferraro y Maricel Etchecoin sostuvieron que “plantear una estrategia distinta no equivale a una ruptura del espacio” y que “a veces incluso mantener el silencio es para mantener la unidad”.

La posición pública que tomamos la semana pasada era conocida por todos los miembros de la mesa de Juntos por el Cambio y lo veníamos hablando desde hace cinco o seis meses. Decidimos hacerlo público por la embestida institucional de Cristina y Parrilli en el Senado”, aclararon.

También pidieron a sus pares que “no se malinterprete y sobredimensione la reunión del viernes” en la chacra de Carrió en Exaltación de la Cruz con Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal.

Otro momento de cierta tensión se produjo cuando Patricia Bullrich, presidenta del PRO, recordó que Carrió había declarado que “Macri ya fue”. Ferraro le contestó que “no hay literalidad en lo que dijo” y que también había señalado que el expresidente había sido como Marcelo T. de Alvear y que había terminado su mandato constitucional, pero que “no lo invalida como uno de los líderes del espacio”.

Entre los miembros del ala dura de JxC se interpretó como un triunfo la postura de la coalición, ya que, a su juicio, no se cambió el discurso sobre el procurador y se postergó una definición sobre el pliego de Daniel Rafecas, que es apoyado por los moderados de la coalición como Rodríguez Larreta y Carrió.

El momento más distendido del Zoom se produjo cuando se escuchó que la actriz Carla Peterson, la esposa de Martín Lousteau, le hacía una pregunta personal al senador de la UCR y tuvieron que advertirle que se escuchaba todo.

Además de Macri, Bullrich, Ferraro, Etchecoin y Lousteau, participaron del encuentro Rodríguez Larreta, Vidal, Cristian Ritondo (PRO), Humberto Schiavoni (PRO), Miguel Angel Pichetto, Alfredo Cornejo (UCR), Mario Negri (UCR), Luis Naidenoff (UCR) y Juan Manuel López (Coalición Cívica).

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario